Compartir
Publicidad

MacBook (2015), primer contacto en vídeo

MacBook (2015), primer contacto en vídeo
89 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el nuevo MacBook, Apple sorprendió a un mercado que no se esperaba una reinvención del concepto tan radical. El Mac portátil por excelencia, el que todos conocíamos ahora apuntaba a otros objetivos: convertirse en un ordenador diseñado para el nuevo mundo sin cables. Y se tomaron bastante en serio conseguirlo.

Más allá de todo en lo que se haya convertido y en lo que la compañía quiere que sea, la percepción de un cambio así se aprecia cuando lo utilizamos en el día a día. En el corto. Llevo usando este nuevo MacBook unas seis horas, y ya hay muchas sensaciones de la que hablar. La primera de ellas es la gran sorpresa del nuevo diseño.

No hay vídeo, ni foto que haga justicia al tremendo cambio que Apple ha impreso en el portátil. No mucho más grande que un iPad Air, de un peso y grosor parecido, pero con la apariencia robusta que le otorga el aluminio, que ahora recubre el portátil por todas partes. El trackpad Force Touch que ya me encantó cuando analizamos el MacBook Pro, y este nuevo teclado desde el que escribo estas líneas en un tren: firme, amplio, sobrio y sobre todo, muy estable aunque hay que acostumbrarse después del primer contacto.

Nuevo MacBook, primeras impresiones en vídeo

El nuevo MacBook se reinventa con un diseño orientado al mundo inalámbrico y a la eficiencia energética

La pantalla Retina que nos encontraremos en este MacBook ha sido diseñada exclusivamente para él: es la pantalla más fina que Apple ha creado para cualquier Mac, y un 30% más eficiente energéticamente. Y se ve estupenda. Eso, los 5V de consumo del procesador Intel Core M, la batería escalonada que prácticamente rellena el interior de la carcasa y la gestión de energía de OS X, es algo que quiero probar muy a fondo. Apple nos comenta que durará entre 9 y 10 horas con una sola carga, cosa que es muy de agradecer para quien trabaje con él alejado de enchufes.

Del nuevo USB-C, el único puerto de carga y expansión "físico" hablaremos de sus posibilidades de expansión. La compañía quiere que compartamos los datos de forma inalámbrica, y apuesta por que los fabricantes comiencen a sacar dispositivos con esta conexión, recordando en cierta medida la apuesta de Apple por el USB con el primer iMac. Como curiosidad, el adaptador de corriente sorprende por lo pequeño que es: prácticamente igual al de un iPad en tamaño.

Nuevo Macbook Primer Contacto 2

Los altavoces están situados justo arriba del teclado, y tanto la potencia como la claridad del sonido parecen bastante correctos dado el grosor de todo el conjunto, escuchándose con fuerza y sin distorsión apreciable (al menos en estas primeras pruebas). En general, todo el producto físicamente destila calidad y diseño propio por los cuatro costados, y es una de las grandes noticias de este modelo: Apple quiere reinventar la portabilidad en los ordenadores de la misma forma que lo hizo con el MacBook Air. Que todo sea dicho, ahora me parece enorme.

Hay mucho que probar aquí: estamos hablando de un ordenador mítico reconvertido para los nuevos tiempos, y el rendimiento está siendo puesto muy en duda. ¿Cómo se comporta este MacBook en el día a día? ¿Echaremos de menos algo o simplemente trabajaremos de otra forma? Y tengo la sensación de estar comenzando un viaje, que os contaré muy pronto en el análisis final.

En Applesfera | Análisis del nuevo MacBook Pro de 13"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio