Compartir
Publicidad

Opera Mini en el iPhone e iPod touch: A favor

Opera Mini en el iPhone e iPod touch: A favor
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que Apple decidiera aprobar Opera Mini en la App Store, no uso otra cosa para navegar en mi móvil. He sustituido ya el icono de Safari por el de Opera Mini en el dock de mi iPhone y estoy encantado con las novedades que nos trae el navegador noruego.

Antes que nada, dejadme que aplauda sin reparos la decisión de Apple de aprobar dicho navegador en la plataforma iPhone, sus razones tendrá, pero sin duda creo que en la diversidad está el secreto, y que siempre es bueno que cada uno elija la opción que quiera para conectarse a la red. La opción de Opera Software ya viene con la larga experiencia adquirida por tantas otras versiones en todo tipo de terminales móviles así que de momento es una de las pocas opciones de navegadores que realmente aportan algo nuevo y son una alternativa a considerar al ya mítico Safari.

Veamos pues en la entrada extendida de qué puntos encuentro a favor del navegador de la gran O, cierto que es que todavía le falta por implementar algunas opciones, pero he decidido focalizar la entrada a aquellas características que encuentro más destacables en Opera Mini.

Velocidad

Creo que el vídeo promocional lo deja bastante claro: navegar con Opera es realmente MUY RAPIDO. Tenemos delante un navegador mucho más rápido que Safari, parece que según la velocidad de conexión Opera carga hasta 5 veces más rápido debido al uso de la compresión en los servidores de Opera de la información renderizada en el navegador. Resulta ideal cuando queremos consultar algo rápidamente, chequear nuestro correo en Gmail (aunque la interfaz deja que desear) o acceder a una búsqueda rápida en la web.

Opera es de los más rápidos en el panorama actual de navegadores web de escritorio, pues bien en la plataforma iPhone, ha pasado a convertirse en el más rápido, de la noche a la mañana.

Opciones y Pestañas ilimitadas

Opera cuenta con gran cantidad de opciones y ajustes que lo hacen bastante personalizable, podemos acceder a un modo de pantalla completa, decidir la calidad de las imágenes, si éstas queremos que se carguen o no, tener un tamaño de letra mayor, configurar el Opera Link para sincronizar nuestros favoritos con cualquier versión de Opera de escritorio que usemos… ¿Sigo o ya hay bastante como para decir que es un navegador con una cantidad de ajustes considerable?

Ah pero es que tenemos otra ventaja más que añadir, podemos tener el número de pestañas que nos de la real gana, vamos abriendo pestañas y más pestañas sin despeinarnos para luego poder acceder a todo lo que tenemos abierto mediante el dock de pestañas abiertas, que nos muestra una visión de lo que tenemos abierto y podemos deslizarnos por todo el contenido que queramos. Atrás han quedado las 8 páginas abiertas en las que fijó sus límites Safari.

Interfaz

Opera Mini para iPhone
A excepción del icono (que es feo con ganas), la interfaz de Opera está bastante bien diseñada, los botones son accesibles, intuitivos y manejables. La forma de ordenar las tabs en ese fabuloso dock la encuentro particularmente buena ¿y qué voy a decir de los inventores del Speed Dial? La distribución de favoritos en la página de inicio es un acierto, funciona de maravilla y nos permite acceder todavía más rápido a nuestras páginas web favoritas.

Clicando además sobre el icono de opciones accedemos de forma muy cómoda a nuestros marcadores o al historial de navegación, así como podemos volver a la página de inicio, acceder a los ajustes o a la ayuda o a una funcionalidad que muchos venían pidiendo en Safari y que ahora por fin es una realidad: las búsquedas en la página. Efectivamente, podemos realizar la búsqueda de cualquier palabra que la fabulosa interfaz nos la subrayará y nos llevará por todas las ocurrencias existentes en la página web de ese término que buscamos. Especialmente útil para buscar rápidamente lo que queremos si venimos rebotados de una búsqueda en Google.

Visualización completa y zoom ultrarrápido

Aquí muchos verán una desventaja pero, yo le veo mucho sentido a visualizar completamente la página y luego hacer zoom sobre la zona que me interesa. ¿Quiero leer en letra minúscula todo lo que pone en la web como en Safari o sólamente quiero ver esa notícia que acompaña a esa foto impactante o esa sección de la web que miro constantemente? Con Opera la apuesta está clara, dos toques o pellizco para activar el zoom al máximo y eso es lo mejor: nada de medias tintas, ni el zoom a medias, ni espera que pellizco más uui no ahora menos, un poco más, espera…, no amigos, binario: o a tope o al mínimo.

Sin duda, si después de cargar más de tres veces por error una página y debido a la sensibilidad del zoom de Safari has querido hacer rebotar tu iPhone contra el suelo, Opera puede ser la solución.

Conclusiones

Y es por todas estas novedades que creo que Opera Mini es un gran navegador para nuestra plataforma y que si sigue en evolución dará mucho que hablar en el futuro.

Eso sí, le falta mucho recorrido todavía y sí es cierto que Safari es mucho más entero, mucho más acabado que Opera, donde se nota que estamos delante de la primera versión de la aplicación para nuestra plataforma. Hay que perfeccionarlo, limar errores y seguir haciendo evolucionar el navegador pero sin lugar a dudas este es el camino a seguir.

Más información | Opera Mini Approved

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio