La gran fábrica del mundo ya no quiere hacer iPhones: los jóvenes asiáticos exigen mejores sueldos y proyectos de vida más prósperos

Una población cada vez más formada rechaza los bajos sueldos que pagan en las fábricas de Foxconn en China

Foxconn Smartphone Revenue Dropped 15 In Q2 1
37 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

China ha sido durante años el lugar en el que se fabricaba absolutamente todo lo que tenía que ver con la electrónica. Eran rápidos, buenos, eficaces, baratos y obedientes. Es algo inherente a su cultura, aunque con los años y las generaciones, las cosas cambian, parece que está siendo el caso, y a Apple no termina de convencerle.

Esto no es algo exclusivo de allí, se está viendo en todo el mundo. En España cada vez hay menos agricultor y más oficinista, en EE.UU el campo está más abandonado que nunca, y en el resto de Occidente es igual. Es fruto de una profesionalización de la sociedad, que se forma y demanda trabajos que respondan a lo que busca. Esto hace que esa deslocalización de la producción hacia China que antes era la norma, cada vez cueste más, y Apple ya mira a otros países.

La dependencia de China tiene los días contados

Tenemos que entender la historia de China para comprender por qué pasa todo esto. Es un país que durante años sufrió hambrunas, enfermedades, guerras, etc. Su economía subsistía a base de la agricultura y poco tenía que ver con Occidente en aquel entonces ni con sí misma ahora.

En 1982 su PIB era de 205.000 millones de dólares. Hoy es de 8,3 trillones. Es un crecimiento de un 4.048%. En ese mismo espacio temporal, la tasa de analfabetismo pasó de un 35% a un 3,85%. No es casualidad, simplemente supieron optimizar sus recursos. No eran un pueblo con estudios, ni particularmente exigentes con la educación, pero eran muchos, se manejaban bien con objetos pequeños, su coste de vida era bajo, y su regulación laboral inexistente. Así fue como se convirtieron en la fábrica del mundo.

La mayoría de padres tienen como objetivo principal que sus hijos vivan una vida mejor que la suya, y en China no fue la excepción. Los que en un principio vivían en las fábricas, fueron ahorrando y pasándoselo a la generación siguiente, hasta que llegaron a la primera que tuvo suficiente en su bolsillo como para estudiar. Desde un punto de vista antropológico tiene su interés analizarlo.

Ahora China se está encontrando con las consecuencias de su propio desarrollo poblacional, y es que esa generación de hijos estudiados gracias al esfuerzo de padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos no quieren ocupar su lugar. Es lógico que cuando uno tiene un grado en matemáticas y física, los salarios bajos no llamen tanto la atención. ¿Y qué hacemos ahora? Pues irnos con la música a otra parte, dicen en Apple.

Apple se muda a la India y alrededores

Apple India

Fabricar en China empieza a no ser rentable. Cada vez hay menos trabajadores dispuestos a ofrecer sus servicios en esas condiciones. Las fábricas se están teniendo que modernizar con ventanales, cafeterías, zonas de relax, comida gratis, horas de descanso y hasta salas para dormir un rato. Así evitan la fuga de personal, pero también aumentan bastante sus costes, y a Apple no le gusta. “La pela es la pela”, que se dice.

Los de Cupertino han decidido que lo mejor es irse a otro sitio. Concretamente a países como la India, Vietnam, Pakistán, etc. Son lugares que se encuentran —salvando las distancias— más o menos en el equivalente a como estaba China hace unos años, y allí todo es más barato. “Vietnam es la nueva China” dicen en el Business Standard, y no van del todo desencaminados.

En cualquier caso, uno no puede irse de China de la noche a la mañana. Este otro grupo de países todavía no tiene todos los procesos asimilados, y es una transición que hay que hacer poco a poco. Por ejemplo, el 50% de todos los iPhone salidos de la India no cumplen los estándares de Apple, algo normal y que irán mejorando con el tiempo.

Todo apunta a que los días de la producción barata llegan a su fin. Al menos, en China. Su lugar lo ocuparán otros, menos desarrollados pero con las mismas ganas de crecer. El problema como tal no surge ahora, sino cuando ya no queden más países así, ¿entonces qué haremos?

En Applesfera | La razón por la que Apple no fabrica los iPhone en Estados Unidos

En Applesfera | Cuatro proveedores de Apple en China, entre el grupo de implicados por abusos a minorías en fábricas

Inicio