Compartir
Publicidad

Lo que se puede presentar en la WWDC, según Miguel Michán

Lo que se puede presentar en la WWDC, según Miguel Michán
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bien, al fin me llegó el turno en esta serie de artículos que estamos realizando sobre el contenido de la próxima keynote de Steve Jobs. En otro tiempo atrás habría escrito un texto plagado de sueños, pero al final, los deseos rara vez son cumplidos y aunque seré de los primeros en hacer cola para comprar el iPhone tan pronto sea comercializado en España (si, aunque eso signifique renunciar a Vodafone y pasar a Movistar), soy cauto a la hora de presuponer cualquier novedad significativa.

¿Qué veremos entonces el próximo lunes? Bueno, lo que todos sabéis. Un iPhone de segunda generación virtualmente idéntico en apariencia al actual (tal vez algo más delgado, pero nada de otro mundo) con algunas pocas novedades basadas en el feedback de los usuarios: conectividad 3G sobre HSDPA, cámara de mayor resolución con grabación de vídeo (dudo que incluyan una frontal pero nunca se sabe, un iPhone con iChat seria un gran golpe de efecto) y, por supuesto, la versión final del firmware 2.0. Sería interesante pero no probable que Apple optase por dividir el iPhone en dos modelos, idénticos o muy similares en prestaciones, pero con un detalle diferenciador orientado directamente a dejar sin cuartel a RIM y sus BlackBerry, esto es, incorporar un teclado deslizante al estilo HTC Touch Pro.

Es evidente que la keynote girará en torno al iPhone y Mac OS X Leopard como plataformas de desarrollo, como también lo es que, gracias al firmware 2.0 y la versión final del SDK, veremos una extensa demostración de la App Store ("disponible desde hoy mismo", recitará Jobs) y las tropecientas aplicaciones desarrolladas por empresas punteras en sectores tan diversos como la productividad o el entretenimiento (atentos a esos juegos de SEGA).

Además, ahora que Microsoft está poniendo a funcionar de nuevo sus fotocopiadoras anunciando a bombo y platillo que Windows 7 contará con interfaz multi-táctil heredera de Surface, y en vista a los últimos rumores no sería descabellado pensar en que conozcamos el nombre y hoja de ruta de la próxima versión de Mac OS X 10.6, una actualización de la que, si Jobs a aprendido la lección, no conoceremos ni una sola de sus nuevas funciones (incluyendo la adaptación de la interfaz multi-táctil del iPhone) hasta que esté lista para salir a la calle.

¿El One more thing? De tanto decirlo alguna vez tendremos que acertar. La maldita actualización de los Cinema Display con paneles más delgados, iSight integrada y un precio algo más competitivo (que no mucho) para los tiempos que corren. El resto (Mac mini, MacBook...) se quedan como están hasta nuevo aviso, y el iPod touch tan solo recibirá la actualización de firmware oportuna para incorporar la App Store.

Con todo y con esto, y aunque los desarrolladores tengan motivos para saltar de alegría ante el nuevo y prometedor mercado que se abre ante ellos, si hay una certeza absoluta de lo que sucederá tras la keynote es lo siguiente: la mitad de los maqueros saldremos desilusionados, la otra mitad sacará punta a la tarjeta de crédito y las acciones de Apple se desplomarán para luego volver a subir en unos pocos días.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos