Publicidad

No todo es código: Anécdotas o cosas curiosas de otros WWDC
Curiosidades

No todo es código: Anécdotas o cosas curiosas de otros WWDC

Publicidad

Publicidad

Si miramos su historia, la WWDC está pensada más bien para que los desarrolladores vean en lo que está trabajando Apple para que las aplicaciones de terceros puedan adaptarse a tiempo para futuras actualizaciones de las plataformas y sistemas operativos de la marca. Pero inevitablemente, con el tiempo todo el mundo se ha interesado en el evento.

Y Apple lo sabe desde hace años, porque ha usado las keynotes de la WWDC para presentar nuevos productos y enfocar las novedades que muestra de sus sistemas operativos al usuario final además de a los desarrolladores. De repente la WWDC tiene un interés general, y mucha gente se pregunta cómo es atender a ese evento, o qué anécdotas pueden surgir entre sus paredes.

Conseguir entradas: de una simple transacción a algo casi épico

Recinto Wwdc

Antes del boom del iPhone, conseguir una entrada para el evento era algo relativamente fácil (siempre que tuvieras unos buenos ahorros en la cuenta bancaria, por supuesto). Sí, podías quedarte sin sitio si no te dabas prisa, pero estamos hablando de un periodo que duraba unos pocos días.

Eso ahora mismo ya es imposible. Hemos pasado de agotar entradas en una semana para la WWDC 2010 a agotarlas en 10 horas en la WWDC 2011, en 2 horas en la WWDC 2012 y en cuestión de minutos en la WWDC 2013. Ese año tuvimos un testigo directo gracias a Fernando Rodríguez, quien nos contó paso a paso cómo fue la odisea de conseguir un pase para el evento.

A día de hoy, las entradas se agotan tan rápido que Apple tiene un sistema de lotería con el que los aspirantes simplemente solicitan querer ir a la WWDC. Apple elige aleatoriamente a los elegidos, que posteriormente pueden adquirir los pases. Y con la WWDC 2015, se ha repetido.

Las colas de maqueros no son sólo cosa de las Apple Store

Cola Wwdc

Fernando Rodríguez también nos dejó claro que todos los asistentes a la WWDC que quieren acceder a la keynote tienen que hacer cola, una cola que puede empezar días antes. Y en esas colas hay desarrolladores de todo el mundo, sobretodo europeos que añaden un viaje de avión de varias horas a su aventura para ver el evento de cerca.

De hecho eso hizo que en Apple consideraran celebrar eventos WWDC paralelos repartidos por todo el mundo y extender sus charlas. Lo primero no ha ocurrido, y si lo segundo se ha cumplido lo debe haber hecho a un nivel muy íntimo y reservado para desarrolladores puros y duros.

Cuando el público la lía

De vez en cuando aparecen anécdotas que lo corroboran: los desarrolladores de Apple que asisten a la keynote y que ven cómo se muestra el trabajo que han hecho ellos son los que tienen más miedo. ¿Y si la demo que está haciendo algún alto ejecutivo falla? ¿Y si lo que tiene que ser un producto revolucionario queda manchado por alguno de esos fallos? En Cupertino, cuando ocurre eso, pueden rodar cabezas.

La presentación del primer iPhone, por ejemplo. El trabajo se terminó tan a última hora y los desarrolladores tenían tanto miedo durante la presentación que incluso alguno apareció borracho en la WWDC. Y como podéis ver en el vídeo superior, a Steve Jobs no le hizo mucha gracia ni siquiera que haya demasiadas personas usando puntos de acceso Wi-Fi en la keynote. Tim Cook debe de haberlo solucionado, porque algo así no ha vuelto a ocurrir.

De todos modos, Steve Jobs nos dio su ración de momentos incómodos durante sus presentaciones. Aquí otro vídeo para demostrarlo...

... y ya no digamos lo que ocurre cuando alguien del público tiene el coraje de interrumpir al presentador:

Y terminamos con otro vídeo que demuestra que, a medida que ha pasado el tiempo, el público ha ido interrumpiendo las presentaciones de un modo más amigable:

No hay fin de WWDC sin fiesta

En el Vídeo que tenéis encima podéis ver el ambiente que hubo al final de la WWDC 2014, con un concierto de Bastille. Apple siempre invita a algún gran grupo para que toque ante los desarrolladores que aún tengan energías. Por YouTube hay algún vídeo de cuando tocaron los Barenaked Ladies en el 2010 o Spearhead en el 2011:

Con todo, la WWDC es algo que se vive de forma muy diferente si estás allí en persona. Sí, nosotros lo cubrimos al detalle, pero si quieres ver todas las batallas e historias que hay en sus interiores, nada como ir. Sólo hacen falta unos pocos miles de euros, ganas de no dormir en una semana y paciencia para hacer colas en los aeropuertos y recintos del evento.

Imágenes | Brian Branther (2)
En Applesfera | Apple quiere que la WWDC 2015 sea el epicentro del cambio, pero no el de los palos para selfies

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios