Compartir
Publicidad
Publicidad

Tres ex-alumnos dan algunos detalles de la "Universidad de Apple" en el New York Times

Tres ex-alumnos dan algunos detalles de la "Universidad de Apple" en el New York Times
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El New York Times ha podido hablar con tres ex-alumnos de la llamada Universidad de Apple, entidad que Apple creó para perpetuar el modo de pensar de Steve Jobs que catapultó a Apple a su posición actual, junto con la cultura y el modo de pensar de la empresa. Según esos tres alumnos, los detalles de dicha universidad están tan cuidados que "hasta el papel higiénico está bien".

El secretismo tampoco falta en las instalaciones de formación para los empleados de Apple. De hecho, esos tres alumnos han accedido a hablar con la prensa con la condición de conservar su anonimato. Es la misma empresa la que se encarga de generar el temario para los alumnos/empleados, y cada cargo en la compañía tiene su propia serie de cursos y clases moldeadas a medida.

Los alumnos aprenden lecciones basadas en grandes decisiones de negocio que Apple ha tomado en su historia

En estas clases (que tienen forma de anfiteatro y están cuidadas al máximo) se enseña a tomar decisiones difíciles e importantes, poniendo como ejemplo algunas que cambiaron el rumbo de la compañía. Los ex-alumnos ponen como ejemplo la decisión de hacer iTunes compatible con Windows, que disparó las ventas del iPod por todo el mundo.

Otro ejemplo de lo que aprenden los empleados de Apple en fase de formación es a simplificar las cosas, con lecciones del mismísimo Picasso y sus procesos de simplificar un dibujo conservando su base intacta. Por ejemplo, aquí abajo podéis ver cómo la pintura de un toro se reduce a unas líneas básicas pero sin perder el significado: en los cuatro dibujos podemos identificar claramente a un toro.

picasso

Esta misma lección se puede aplicar a los productos de la compañía de la manzana, con otras clases comparando mandos a distancia del Google TV con el del Apple TV para que quede clara la diferencia entre un complicado mando de decenas de botones y otro con sólo tres. El objetivo global es el de siempre: que en Apple se hagan productos que puedan cambiar la vida de los que los utilicen.

Según la fuente (y por lo que ya se ha dicho otras veces acerca de esta "universidad"), no hay otra compañía que sea tan meticulosa y secreta con la formación de sus empleados. Eso genera las lógicas críticas acerca de unas prácticas prácticamente obsesivas, pero no es nada nuevo para los que llevamos tiempo observando con lupa a Apple.

En Applesfera | Imagen de la semana: Steve Jobs sigue presente en el campus de Apple en Cupertino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos