La familia HomePod es la gran oportunidad de que vuelvan los años locos de los iPod

La familia HomePod es la gran oportunidad de que vuelvan los años locos de los iPod
4 Comentarios

La primera década de este siglo fue para Apple la década del iPod. Es cierto que el iPhone también llegó en ese intervalo, pero lo hizo en su recta final, y sobre todo, de no ser por el éxito del iPod, nunca hubiésemos tenido ningún iPhone.

El reproductor de música aspiracional por excelencia llegó a suponer el 40% de la facturación anual de Apple en su momento cumbre, luego el iPhone le canibalizó y la música en streaming se encargó de rematarlo, pero su legado quedó para siempre. No obstante, una parte de su espíritu sí ha muerto definitivamente: nunca ha vuelto a Apple a experimentar y arriesgar tanto con una gama de producto como con la suya. Hagamos un repaso.

28 modelos de iPod, 2 modelos de HomePod

Aunque la gama iPod terminó de morir este mismo año tras una larguísima agonía, casi todo su catálogo fue lanzado en sus diez primeros años de vida, entre 2001 y 2011. En ese decenio, Apple lanzó:

  • Seis generaciones de iPod Classic (una de ellas con tres variantes)
  • Dos generaciones de iPod mini
  • Siete generaciones de iPod nano
  • Cuatro generaciones de iPod Shuffle
  • Siete generaciones de iPod Touch

Y además, una multitud de periféricos propios. Desde el iPod Hi-Fi hasta el Nike + iPod Sport Kit, pasando por el iPod Universal Dock o el iPod Camera Connector.

Todo esto suma 28 modelos de iPod distintos (habría que sumar ediciones especiales como la de U2). Y más que la cantidad de modelos distintos hay que destacar la variedad de factores de forma y enfoques que tuvo esta gana. Algunos ejemplos:

  • El iPod Shuffle perdió todos sus botones y Apple lo orientó como un reproductor controlado por la voz o el mando de los auriculares.
  • El iPod nano perdió también todos sus botones y se quedó como un cuadrado que precedió, sin quererlo, al Apple Watch, pues algunos fans empezaron a usarlo en su muñeca junto a una correa.
  • El iPod Classic fue variando su diseño y botonera hasta dar en el clavo con la clickwheel. Y eso que algunos de los modelos previos no estuvieron nada mal.
Ipod
Muchos de los iPod presentados en su primer decenio de vida. Además de haber muchos y de llegar en varios factores de forma, supusieron una explosión de color.

Hasta hubo una explosión de color bestial. Hoy no hay ningún producto del catálogo de Apple con una vida como aquella. Posiblemente por su madurez como empresa, posiblemente por el distinto liderazgo de Tim Cook frente al de Steve Jobs, posiblemente por un poco de ambas cosas.

Las líneas son mucho más continuistas y, aunque en productos como el iPhone o el iMac hay varias opciones de colores, hay menos variedad de modelos. El Apple Watch no ha tenido una variante con otro diseño industrial hasta su octava generación. Los iPhone son más grandes, o más pequeños, o más avanzados, pero sin estridencias. Los iPad, más de lo mismo. Quizás presentar una suerte de 'iPad Studio' de 27 pulgadas con un enfoque muy distinto habría cambiado esta historia, pero no ha ocurrido.

Las gamas son mucho más cortas, también como consecuencia de que la electrónica ha virado hacia pantallas táctiles sin más. Ni botones ni espacios sobre los que variar mucho el diseño.

No obstante, hay una gama de producto que sería idónea para recuperar el espíritu del iPod: la familia HomePod. Su primer producto se presentó hace cinco años. En este tiempo hemos asistido a su muerte, y a la llegada de un único sucesor, mucho más barato, y aparentemente con mayor éxito comercial. Nada más.

Homepod Y Homepod Mini
Toda la familia HomePod tras su primer lustro de vida. Uno de ellos fue descontinuado hace un año.

En el otro lado de la balanza está Amazon, que no ha dejado de experimentar con sus diseños físicos y conceptos de producto desde que lanzó el primer Echo. De un simple altavoz tubular de tamaño mediano y orientado al hogar han pasado a una cantidad abrumadora de productos de la misma familia Echo, nacidos para dar protagonismo a Alexa e integrarla en nuestro hogar. Y en nuestra vida, de forma ubicua, pero sobre todo en nuestro hogar.

Otro repaso a algunos productos Echo a la venta actualmente:

  • Altavoz Echo. Diseño esférico, algo más grande que un HomePod mini.
  • Altavoz Echo Studio, al estilo del HomePod.
  • Altavoz Echo Sub, un subwoofer.
  • Pantalla Echo Show 15, un panel de 15 pulgadas para colgarse en la pared.
  • Pantalla Echo Show 8, una tablet de 8 pulgadas con cámara y altavoz para colocar sobre una mesa.
  • Pantalla Echo Show 5, como el de 8, pero más pequeño.
  • Pantalla Echo Show 5 Kids, orientada a los niños.
  • Altavoz Echo Dot, una esfera pequeña.
  • Altavoz Echo Dot con reloj, que añade un reloj digital.
  • Altavoz Echo Dot Kids, igual pero orientado a infantes.
  • Altavoz Echo Dot Glow, con luz brillante.
  • Echo Flex, un enchufe para dar órdenes a Alexa aunque no tengamos un altavoz cerca.

Amazon ha llegado a sacar Alexa en unas gafas o en un anillo. Quizás no sea algo que podamos pedir a Apple que replique, pero la línea HomePod parece una familia ideal para poder llevar el ecosistema a una gran cantidad de formatos, no solo a un pequeño altavoz esférico.

Echo Fam
Algunos de los dispositivos actuales de la familia Echo.

En el último año hemos visto varias filtraciones (gracias, Mark Gurman) que apuntan a que Apple podría estar desarrollando un dispositivo que combine en cierta forma un HomePod, un iPad y un Apple TV. O un poco de algunos de esos dispositivos.

Eso es exactamente lo que le podemos pedir a Apple: más productos orientados a poder usarlos en casa, sin necesidad de que sean personales, sino de uso familiar, y pensados para que nos den entretenimiento o comunicación de una forma óptima para estancias del hogar.

Por ejemplo, algo resistente y estable que poder usar por comandos de voz de cara a tenerlo en la cocina, un espacio ideal para que mientras alguien cocina pueda ver vídeos, escuchar música o podcasts, consultar recetas, oír las noticias... Todo esto puede hacerse en un iPhone o un iPad, pero ni es lo mismo ni son dispositivos físicamente pensados para vivir sobre una mesa. Esto lo sabe bien quien ha probado un dispositivo de pantalla y altavoz para el hogar de Amazon, Google o similares. O un Apple TV con cámara para mantener videollamadas desde la pantalla del televisor.

Hay muchos espacios donde bien podríamos agradecer tener un dispositivo dedicado. No necesario, pero sí conveniente. Tenemos ya un dispositivo excelente en nuestros bolsillos, y en nuestras muñecas, y también otro portable en formato tablet. Pero quizás estaría bien que Apple volviese a atreverse a arriesgar y experimentar como en la época del iPod, y ver múltiples formas de aproximarse a dispositivos centrados en el hogar.

Yo, al menos, agradecería algo optimizado para usar mientras cocino.

Temas
Inicio
Inicio