Publicidad

Un acercamiento a lo que podrás hacer con la compatibilidad del ratón en un iPad
iPad

Un acercamiento a lo que podrás hacer con la compatibilidad del ratón en un iPad

Publicidad

Publicidad

Con el lanzamiento de iPadOS, la compañía de la manzana finalmente añadió soporte para usar un ratón o trackpad en los iPad. Al incluir este soporte, Apple estaba pensando en facilitar la vida a los usuarios, por lo que lo incluye como una función de accesibilidad que ayudará a algunas personas a tener una mejor interacción con sus dispositivos, es en realidad como una expansión de las capacidades existentes de AssistiveTouch en iOS.

Activar AssistiveTouch en iPhone y iPad

En primer lugar, para empezar a utilizar este soporte los usuarios deben activar AssistiveTouch en su dispositivo. Para ello es necesario dirigirse a la 'Configuración' del iPhone o iPad, elegir 'Accesibilidad', presionar debajo de Física y motora, elegir AssistiveTouch y finalmente, encender el interruptor junto a AssistiveTouch para que esté en la posición verde de encendido.

Conectar un ratón en tu iPad o iPhone

Raton Ipados

Para poder conectar un ratón a tu iPad, debes seguir estos pasos:

  1. Ir a los 'Ajustes' del dispositivo
  2. Dirigirte a 'Accesibilidad' y 'AssistiveTouch'
  3. De nuevo en 'Tocar' elegir 'Cursor'
  4. En 'Cursor' se puede personalizar el color del mismo o si lo queremos en tamaño más grande.
  5. ¡Y listo! Basta con conectar un ratón cualquiera por cable USB-C, Lightning o Bluetooth al iPad.

Una vez conectado, el ratón debería estar listo para funcionar. Verá aparecer un cursor circular en la pantalla de su dispositivo. Para usar el cursor, simplemente mueva el mouse para arrastrar el cursor sobre algo que desea hacer clic, luego haga clic con el mouse.

Las acciones que podemos realizar con un ratón en el iPad

Dentro de las actividades que podemos realizar en el iPad con la compatibilidad del ratón, tenemos que es posible seleccionar y trabajar con textos, tal y como ocurre con un ordenador, lo que facilita las tareas para usuarios que tengan profesiones en las que suelan realizar escritos o textos.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que tendremos que acostumbrarnos a algunos gestos diferentes, pues aunque se acerca mucho a la experiencia que ofrece un ratón en un ordenador, hay ciertas cosas que cambian. El concepto de hacer clic derecho en iPadOS, por ejemplo, no existe. El botón derecho del mouse está configurado para que aparezca un menú de accesos directos, que pueden ser personalizables.

Por lo anterior, es mucho más conveniente hacer clic derecho y hacer clic en el ícono del Centro de control, que mover el cursor a la esquina superior derecha de la pantalla y arrastrar hacia abajo, por ejemplo. Pero estas son tareas que se van aprendiendo en el camino, con el uso continuo del ratón en la tableta.

También es posible que, al personalizar el clic derecho, los usuarios puedan añadir botones extra para hacer más fácil su actividad. Con esta compatiblidad, para muchos será bastante agradable usar el iPad como su mano derecha en el trabajo, o incluso, como su herramientaa principal en el día a día. Es así como, por ejemplo, si usas tu iPad Pro para escribir mucho o editar texto, definitivamente vale la pena considerar el nuevo soporte para mouse que llega con iPadOS.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir