Publicidad

Seabeard lo tiene todo para ser el Animal Crossing de iOS, pero le sobran las microtransacciones

Seabeard lo tiene todo para ser el Animal Crossing de iOS, pero le sobran las microtransacciones
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En otra dimensión, una en la que Wii no hubiese animado a las masas a jugar y Farmville no hubiese hecho el agosto engañando a los jugadores ocasionales invitándoles a pagar por algo que toda la vida había sido gratis, Seabeard sería un juegazo como la copa de un pino y una muestra más de que el juego en móviles puede tener un futuro tan noble como prometedor por delante.

La mala noticia es que no estamos en esa dimensión, sino en una en la que las ansias por tener todo gratis a cualquier precio nos ha llevado a una espiral en la que sí, (casi) todos los juegos son gratis, pero el precio a pagar es no poder jugar en condiciones. Seabeard podría esquivar esa flecha en la rodilla de no ser porque, como todo hoy en día, esconde limitadores de tiempo y monedas premium entre sus buenas intenciones.

Es una lástima porque pese a ser de lo mejorcito que podemos encontrar en el mercado free-to-play, sería un juego fantástico si no hubiese tomado ese camino. Una aventura en la que a base de trabajar, explorar y ayudar a tus amigos, tanto a los reales como a los que encuentras por el escenario, debes restaurar el orden de la región reconstruyendo una ciudad totalmente destruida.

Sería interesante incluso ver cómo juega al escondite con esas barreras de tiempo y dinero hasta tenerte completamente enganchado, pero ni siquiera intentan encandilarte desde el principio abriéndote las puertas a un pasillo que, muchas puertas después, desembocarían en un muro. ¿Para qué? mejor ponerte el muro construido con billetes justo al inicio del pasillo y si no te gusta te vas por otro sitio, que no interesas como jugador cliente.

Repito que es una pena porque estamos ante algo que se acerca a Animal Crossing por un lado y abraza los clásicos RPG por el otro, un juego que sería ideal para grandes y pequeños en busca de pescar, recolectar pasto y ordeñar vacas para ganarse unas perras con las que construir la casa de sus sueños. Una pena que no todo sea tan idílico como podría resultar con un 4,99 euros en vez de un "obtener".

Descarga | Seabeard para iOS 5.0 o posterior (gratis, universal) en la App Store

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir