Publicidad

Las Guerras Clon del Mac que estuvieron a punto de destruir a Apple
macOS

Las Guerras Clon del Mac que estuvieron a punto de destruir a Apple

Publicidad

Publicidad

Poca gente sabe que a mediados de los años 90 Apple firmó un acuerdo que ponía fin a la exclusividad de su sistema operativo. El entonces CEO de la compañía, Michael Spindler, inició un programa que permitiría la creación de clones de Mac con el sistema operativo de la manzana. Este movimiento fue percibido en la época como una buena estrategia.

A fin de cuentas, MS-DOS había seguido el mismo camino unos años antes al permitir la creación de decenas de compañías con PC clónicos. Un artículo de 2008 en MacWorld relata la situación en la que se encontraba la empresa:

Al principio, licenciar el sistema operativo y los diseños de placa base de Apple a terceros parecía una buena idea, al menos para el entonces CEO de Apple Michael Spindler. Su compañía perdía cuota de mercado y sus desarrolladores saltaban del barco.

La situación, lejos de mejorar, empeoró. La licencia otorgada a terceros abrió una herida que pronto se convirtió en una hemorragia de ventas. 

Presentamos a los clones del Macintosh

Clones Mac

El programa clon se aprobó en diciembre de 1994 y tan solo hubo que esperar tres meses para ver el primer ordenador con sistema operativo licenciado por Apple en marzo de 1995. La imagen superior muestra equipos de las cuatro primeras compañías en abrazar este nuevo sistema, en este orden cronológico (se pueden consultar otros modelos en la web de EveryMac):

  • Radius.
  • Power Computing.
  • Pioneer.
  • Motorola.

Les siguieron muchos más. La principal característica diferenciadora de estos equipos frente a los Macintosh de entonces era su bajo precio. El CEO de Power Computing describía así la situación:

Vamos a estrujar hasta el último centavo [de nuestras máquinas] - Steve Kahng.

Y eso fue lo que hicieron. La competencia de estos nuevos fabricantes con MacOS comenzó a devorar los ingresos de la compañía de Cupertino, lo cual agravó aún más su situación competitiva. No hay que olvidar que en esa misma época, MacOS comenzaba a dar muestras de ser un sistema operativo anticuado y la aparición de Windows 95 ese mismo año , aún considerado inferior, supuso un duro golpe a la plataforma.

El Macintosh, simplemente, estaba muriendo desangrado.

El fin de las Guerras Clon

5682068821 Fd86690093 B

Michael Spindler dejó el puesto de CEO en 1996 y fue sustituido por Gil Amelio, el cual duró en el puesto el tiempo que tardó en adquirir NeXT y que Steve Jobs le echara de Apple. Jobs puso en marcha el plan para acabar con los clones del Mac de manera inmediata, aprovechando que los acuerdos de licencia se ceñían a System 7.

En cuanto OS 8 salió a la venta, Apple dejó de dar soporte a sistemas anteriores. Algunos fabricantes intentaron renegociar los acuerdos de licencia, pero la compañía los puso a un precio que convertía el negocio en inviable. Uno a uno, los diferentes clonadores de Macintosh fueron cayendo.

Jobs puso fin al programa de clones del Mac de manera casi inmediata

Gran parte de la responsabilidad del resurgir de Apple se adjudica, de manera casi injusta, al iMac original de 1998. Es cierto que supuso un salto adelante en cuanto al hardware, pero pronto quedó claro que de nada serviría un buen diseño sin un sistema operativo moderno. No fue hasta 2001 cuando la adquisición de NeXT dio su último gran producto: Mac OS X.

Steve Jobs tenía claro que la misión de Apple en un mundo asediado por cajas beige que se vendían como una commodity cualquiera era la diferenciación. Diferenciación tanto en hardware como en software, especialmente este último ya que era el "alma" de sus productos.

11977678844 6da6b34950 K
¿Qué es más valioso para el usuario, el hardware o el software?

Apple aprendió una dolorosa lección con las Guerras Clon del Mac: si vendes un producto con software genérico, tu producto vale tanto como el precio de tu competidor. Una que Jobs grabó a fuego en su compañía con la intención de no repetir ese error en el futuro. La compañía de la manzana mordida estuvo a punto de morir en esta contienda a manos de unos clones creados por ella misma. Lo cual no deja de tener cierta ironía.

Aquí como usuarios podríamos preguntarnos lo siguiente: ¿qué es más importante en un producto, el hardware o el software? ¿Preferimos un ordenador genérico con sistema operativo de Apple o un ordenador diseñado por Apple con cualquier sistema operativo? La compañía ya sabe la respuesta, razón por la que haya perseguido durante tantos años a fabricantes de Hackintosh.

En Applesfera | Knock, desbloquea tu Mac usando el iPhone o tu Apple Watch: la App de la Semana.

Imagen | Alex "Skud" Bayley, John Lodder, CG Hughes y Marcin Wichary.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir