Compartir
Publicidad
Cómo formatear un disco duro o pendrive en un Mac y qué formato elegir, paso a paso
Tutoriales

Cómo formatear un disco duro o pendrive en un Mac y qué formato elegir, paso a paso

Publicidad
Publicidad

A veces, algo tan sencillo como formatear un disco duro externo o un pendrive puede ser algo no tan simple en un Mac dependiendo de lo que necesites hacer con esa unidad de almacenamiento externa. Por eso, y para despejar todas las dudas, hemos hecho un vídeo con el que resumimos el proceso.

Sé consciente: vas a borrar todos los datos del disco

Como digo en el vídeo, antes que nada debes recordar que formatear una unidad de almacenamiento externa implica borrar todos los datos que haya en ella. Si quieres mantenerlos a salvo, cópialos en otro sitio antes de seguir los pasos del tutorial.

Si ya estás seguro que puedes formatear esa unidad de datos, entonces puedes dirigirte a la carpeta 'Utilidades' dentro del directorio 'Aplicaciones' de macOS donde encontrarás la aplicación 'Utilidad de Discos'. Ábrela, y verás que su ventana incluye una barra lateral donde debería aparecerte la unidad de almacenamiento externa que has conectado al Mac y que quieres formatear.

Usa los formatos ExFAT, HFS+ o APFS dependiendo de lo que necesites, y mejor evita usar FAT32

Selecciona ese disco y luego haz click en el botón 'Borrar'. Llega la hora de seleccionar el formato de archivos que quieras usar, y depende de lo que necesites hacer con esa unidad de almacenamiento externa:

Mac Utilidad De Discos
  • Usa ExFAT si quieres tener un disco compatible tanto con Windows como con macOS enfocado al puro almacenamiento de archivos, teniendo plena libertad de uso entre ambos ecosistemas.
  • Usa MacOS Plus (es el sistema de archivos HFS+) o APFS si quieres un disco que sólo sea compatible con los Mac y/o en el que quieras instalar una instancia macOS y poder arrancar desde ella.

No utilices los sistemas de archivos FAT o FAT32. Tanto macOS como Windows son capaces de leerlos, pero son muy antiguos y no permiten el almacenamiento de archivos mayores de 4 GB. Quizás te sirvan para conectar una memoria USB en un televisor, ya que suelen leer bien este tipo de formato mientras que dan problemas con otros formatos más modernos.

El formateo durará unos cuantos segundos (normalmente menos de un minuto), y una vez haya terminado la unidad con el nuevo formato se montará en macOS. Si te has equivocado de formato no te preocupes: puedes repetir el proceso sin problema y formatear la unidad tantas veces como necesites. Simplemente recuerda que cada vez que lo hagas eliminas todos los datos que hay en el disco.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio