Publicidad

Una introducción a Telegram: ventajas, registro y uso básico
Tutoriales

Una introducción a Telegram: ventajas, registro y uso básico

Publicidad

Publicidad

Desde que WhatsApp prohibió el reenvío de un mensaje a más de una persona e impide usar el tradicional método de copiar y pegar a algunos usuarios, muchas personas han empezado a buscar alternativas. Y la principal alternativa es Telegram.

Una breve presentación de Telegram: sus ventajas

Ventajas

Seguramente todos hemos oído hablar de Telegram en algún momento, pero veamos el servicio más a fondo. En general se describe a Telegram como la competencia de WhatsApp, pero es mucho más que esto y, en muchos puntos, la experiencia de uso de Telegram es infinitamente superior. Veamos sus puntos fuertes:

  • Apps nativas para todos los sistemas operativos: Telegram ofrece apps nativas para iPhone, iPad, Mac y Apple Watch, además de teléfonos Android y ordenadores Windows. Sea cual sea el dispositivo que tengamos podremos usar Telegram.
  • De código abierto: Todas las apps de Telegram son de código abierto, esto significa que cualquier investigador de seguridad puede ver el funcionamiento exacto de la app. Con ello ganamos que se pueden detectar fallos en la seguridad o comportamientos extraños y repararlos. Cualquiera con los conocimientos suficientes puede comprobar la app de arriba a abajo.
  • Basado en la nube: Telegram usa una nube de servidores para funcionar. Esto significa que podemos tener el iPhone apagado o fuera de cobertura y recibir los mensajes en nuestro iPad o Mac con total normalidad. Además, ni siquiera es necesario realizar copias de seguridad, la información sigue en la nube encriptada solo para nosotros cuando cambiamos de teléfono o borramos la aplicación.
  • Privacidad y seguridad: Telegram no vende publicidad ni los datos de los usuarios. Su modelo de negocio se sustenta gracias a donaciones de entidades que cooperan con alternativas de comunicación que respetan nuestra privacidad.
  • Cifrado y metadatos: Sobre el cifrado hace falta decir que cuando oímos que WhatsApp tiene un cifrado más seguro que Telegram en parte de la verdad. WhatsApp cifra los mensajes de modo que solo nosotros tenemos la clave, sin embargo analiza todo lo demás: cuántos mensajes enviamos, con quién, cada cuanto, uso de la aplicación, nuestra ubicación, información de nuestros contactos, si enviamos vídeos, fotos o enlaces, todos los números de teléfonos y correos de nuestros contactos, etc. Telegram, por otra parte, tiene (a buen recaudo) la llave de cifrado de los chats cuando no usemos Chat Privado, una opción de la app, pero no analiza ningún patrón de uso o información personal.
  • Bots: En Telegram podemos usar Bots, pequeñas utilidades con las que nos relacionamos mediante el mismo chat para realizar multitud de acciones. Desde recibir o enviar mensajes de Gmail, hasta consultar twitter, buscar gifs o convertir imágenes.

Cómo darse de alta y usar Telegram

Telegram

Muy fácil, lo primero que haremos es descargar la aplicación del App Store. A continuación, al abrir la app, introducimos nuestro número de teléfono y el código de seis dígitos que recibiremos por SMS. Y así de fácil, ya podemos empezar a escribir a nuestros contactos o buscar y suscribirnos a algún canal, como por ejemplo el de Applesfera.

A partir de aquí el diseño de la app es de lo más sencillo. Encontramos cuatro pestañas: Contactos, Llamadas, Chats y Ajustes.

  • Contactos: donde podemos encontrar todos nuestros contactos que usan Telegram. Podemos ordenarlos por última vez conectados o alfabéticamente. Para escribir a un contacto simplemente lo tocamos, si queremos iniciar un chat secreto, con cifrado de extremo a extremo, mantenemos presionado su nombre y elegimos Iniciar chat secreto.
  • Llamadas: donde encontramos la lista de las llamadas realizadas y recibidas. Podemos tocar el botón en forma de teléfono y un signo "+" para seleccionar de la lista un contacto al que llamar.
  • Chats: donde tenemos la lista de todos los chats en marcha. Deslizando de derecha a izquierda encima de cualquier chat podemos archivarlo, eliminarlo o silenciarlo. Deslizando de izquierda a derecha podemos marcar como no leído o anclar el chat en la parte superior de la pantalla para un acceso más fácil.
  • Ajustes: donde ver el acceso desde todos nuestros dispositivos, gestionar las notificaciones, los ajustes de privacidad y seguridad, los datos y almacenamiento, la apariencia, el idioma, los stickers y obtener soporte técnico.

A nivel de chat, es decir dentro de la conversación, el uso de la app es muy similar a la mayoría de apps de mensajería. Podemos adjuntar cualquier archivo o imagen usando el clip abajo a la izquierda y grabar notas de audio con el micrófono de la derecha. Además, manteniendo presionado cualquier mensaje podemos responder, copiar, reenviar, reportar o eliminar (para nosotros y nuestros destinatarios), además de compartirlo en otras apps. Por último, para responder un mensaje basta con que deslicemos ligeramente sobre este hacia la izquierda.

Hoy en día parece que las apps de mensajería ya han llegado a un punto de madurez donde la innovación es más ligera y las diferencias se establecen en la fiabilidad y facilidad de uso. Una cosa está clara, existen más opciones a parte de WhatsApp que, dicho sea de paso, tiene muchísimo margen de mejora.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios