Sigue a Applesfera

iCloud

Hace poco leí en algún sitio que el problema que tiene Apple en la batalla de iOS contra Android es que Google está mejorando en diseño más rápido de lo que Apple lo está haciendo en servicios online. Es difícil argumentar lo contrario echándole un vistazo a iCloud (por no mencionar a Siri y los Mapas). Y eso que las cosas que hace bien las hace muy bien, destacando que como en su mayor parte funciona de forma transparente al usuario también es ridículamente sencillo de utilizar.

Pero también hay muchas cosas que hace mal, que necesitan cambiar y que en realidad no tienen sentido que estén así si tenemos en cuenta que iCloud nació bajo la promesa personal de Steve Jobs de hacer bien todo lo que habían hecho mal con Mobile Me (y que a su vez reemplazaba a .Mac). Apple, necesitas mejorar esto…

1. Velocidad y fiabilidad

iCloud

iCloud necesita ser más rápido y fiable, punto. La experiencia de cada uno puede ser diferente pero la mía en particular no es como para tirar cohetes. A veces modifico un contacto en un dispositivo y el cambio parece no reflejarse nunca en otro; hago una fotografía con mi iPhone e incluso estando conectado a mi red Wi-Fi nunca sé a ciencia cierta cuándo aparecerá entre las fotos en streaming de iPhoto’11; trato de ver en el iPad una pestaña que tengo abierta en el iMac y lo único que encuentro son las que tenía abiertas horas atrás, y mejor no hablemos de los favoritos, dejémoslo ya. La única aplicación de Apple que parece funcionar como debería es el Calendario, algo es algo.

La versión web de iCloud no se libra y tampoco le vendría mal una inyección de velocidad. Cuando Google lanzó Gmail, la clave de su éxito no estuvo en lo bonito que era (en realidad era bastante feo) sino en que era el más rápido. Cuando accedemos a iCloud y tratamos de echarle un vistazo a nuestro correo lo primero que vemos es un spinner sobre el icono, luego se abre la interfaz con otro spinner en el centro y finalmente otro más en la columna de los correos.

2. Almacenamiento

iCloud almacenamiento

Solo por registrarte en iCloud ya dispones de 5 GB de almacenamiento gratis. Este espacio te va a cundir mucho más de lo que piensas gracias a la forma en que iCloud almacena tu contenido. Tus compras de música, apps, libros y tus Fotos en Streaming no cuentan. Te sorprenderás de lo que dan de sí 5 GB para almacenar tus correos, documentos, datos de cuentas, ajustes y otros datos de aplicaciones. Y si necesitas más espacio, puedes ampliar la capacidad de almacenamiento directamente desde tu dispositivo.

5 GB deberían de ser suficientes, ¿verdad? Y lo son… hasta que dejan de serlo. Solo en copias de seguridad actualmente ya consumo 4,1 GB de esos 5 GB gratuitos; 2,1 GB del iPad y 2 GB del iPhone. Si tuviese, digamos, un iPod touch o un iPad mini seguramente empezaría a recibir mensajes de error como el de arriba, indicando que no es posible realizar la copia por falta de espacio.

La solución es sencilla claro. 16 euros al año por otros 10 GB adicionales no parece mucho y si lo necesitamos, podemos llegar a contratar hasta 55 GB por 80 euros al año, pero hablemos claro, es un timo por partida doble. En primer lugar, los precios de iCloud han quedado bastante descolgados del mercado después de que Dropbox mejorase sus planes y doblase el espacio de almacenamiento. En segundo, ¿no creéis que los 5 GB gratuitos deberían ampliarse con cada nuevo dispositivo que adquirimos? Tengo un iMac, un MacBook Air, un iPhone y un iPad asociados a mi cuenta de iCloud, y pese a la inversión, no solo no recibo más sino que recibo menos al compartir todos el mismo espacio.

3. iCloud.com

iCloud

Aunque mi experiencia con los documentos en la nube de Mountain Lion e iOS 6 es bastante satisfactoria, la parte web de la ecuación es un desastre. El apartado de iCloud.com dedicado a iWork necesita ponerse al día, como mínimo, asimilando las funcionalidades perdidas de iWork.com, es decir, la visualización de documentos y colaboración en línea, pero también, la edición de estos como podemos hacer en servicios de la competencia como Google Docs.

Otra mejora que tendría que haber tenido desde el día 1 es el soporte de versiones. Actualmente si subimos un documento a iCloud y lo descargamos desde la web (por otra parte, una de las pocas cosas que podemos hacer ahora mismo desde ella) nos encontraremos con que las versiones anteriores con los cambios que hemos ido haciendo (una de las novedades de Lion y Mountain Lion) han pasado a mejor vida. ¡Genial!

Finalmente, hay dos “apps” que están pidiendo a gritos su propio icono en la pantalla principal de iCloud.com. Me refiero por supuesto a las fotos en streaming compartidas introducidas en iOS 6 con las que poder ver desde cualquier ordenador nuestro flujo de fotos (y vídeo ya que estamos), gestionar los grupos compartidos y comentar las fotos. Y Mapas, una necesaria versión web de la que ya hablé anteriormente.

4. Sincronización

iCloud

Configurar un nuevo dispositivo, ya sea un iPhone o un Mac, introduciendo nuestra cuenta de iCloud para que descargue los contactos, calendarios, notas y recordatorios es una delicia pero, ¿qué pasa con el resto? Mail se configura automáticamente con nuestra cuenta de iCloud, pero no con el resto de cuentas que utilizamos siendo necesario volver a añadirlas manualmente. ¿Y las contraseñas? ¿y los ajustes del sistema? ¿y el fondo de pantalla?

Luego está el sueño húmedo de la vieja escuela (en la que me incluyo), que Apple compre, licencie o imite Dropbox y nos ofrezca una alternativa a los documentos en la nube integrada en Finder para compartir y sincronizar nuestros archivos entre diferentes equipos y dispositivos. Existen trucos para hacerlo, pero no es lo mismo.

5. Flexibilidad con los desarrolladores

Para terminar, el último apartado a mejorar (aunque quizás debería ser el primero en su lista de prioridades) es el API de iCloud abierto a desarrolladores y las condiciones bajo las que este se rige. En la App Store hay cientos de aplicaciones que utilizan iCloud para sincronizar nuestras partidas guardadas, configuración y documentos, pero muchos desarrolladores se han hecho eco de que no todo es un camino de rosas.

Apple solo permite utilizar iCloud con las aplicaciones que se venden en la App Store y/o la Mac App Store, y para que una aplicación pueda distribuirse en estas tiendas tiene que utilizar sandboxing de forma obligatoria, algo que no siempre es fácil o incluso posible. Aplicaciones como Yojimbo aún no han logrado solucionar todos los problemas que han encontrado y pese a sus esfuerzos de momento siguen sin soporte de iCloud, algo especialmente sangrante teniendo en cuenta que sí soportaban Mobile Me.

Peor aún, los datos sincronizados por iCloud tan solo pueden utilizarse en aplicaciones de iOS y OS X, lo que significa que si creas una aplicación como Evernote desde cero utilizando iCloud y quieres lanzar una versión para otra plataforma como Windows o Android, o incluso una versión web, tendrás que volver a empezar y dejar de utilizar el sistema de sincronización de Apple. Estando nuestros datos en juego es evidente que Apple tiene que tener cuidado con lo que permite y lo que no, pero desde luego siguen teniendo que pulir algunas aristas.

Desarrolladores iCloud

En definitiva, Apple tiene hacer que iCloud sea más rápido, fiable, versátil y colaborativo. Aquí Google es el maestro y Apple el aprendiz, un aprendiz que ya ha repetido curso varias veces y que NECESITA no solo aprobar, sino aplicarse de una vez por todas para sacar nota. Los usuarios no nos conformaremos con menos.

En Applesfera | Cinco cosas que Apple necesita mejorar de iOS, Mapas, Siri y Mac OS X

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

42 comentarios