Publicidad

Creative Sound Blaster Roar, prueba a fondo

Creative Sound Blaster Roar, prueba a fondo
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es imposible invocar la marca Sound Blaster sin recordar la mítica familia de tarjetas de sonido que durante años fue el estándar de facto para el audio en PC. Creative se hizo un nombre gracias a ellas y aún sin el glamour de marcas como Beat o Jawbone, sería un error ignorar un producto como el Sound Blaster Roar SR20, uno de los altavoces inalámbricos Bluetooth más peculiares que han pasado por mis manos.

Es como si Creative hubiese decidido arrojar en un solo producto todas las características que les vinieron a la mente durante una tormenta de ideas en la que no faltaron sustancias de dudosa legalidad: ¿NFC? ¡Claro! ¿Micrófono para manos libres? ¡Suena bien! ¿Recarga del móvil? ¡Fantástico! ¿Reproductor MP3? ¡Si! ¿Grabadora de voz? ¡Por qué no! ¿Tarjeta de sonido externa para nuestro ordenador? Emmm... ¡Mola! ¿un modo para cuando quieras quedarte dormido?... Vaaale, te escucho. ¿Una sirena?... ¿En serio? ¿una sirena...?

Sound Blaster Roar es el hombre orquesta de los altavoces portátiles

No es ninguna broma. Sound Blaster Roar es el hombre orquesta de los altavoces portátiles. Desarrolla su función principal de un modo sobresaliente, con un sonido nítido que destaca en el tratamiento de graves y agudos gracias a sus dos amplificadores independientes y los cinco conductores, pero lejos de conformarse con eso, decide sorprendernos con todo lo demás.

Visto por delante parece bastante conservador, con un diseño sencillo que tan solo se permite un capricho con los marcos cromados de sus laterales y la utilización de un recubrimiento de silicona muy agradable al tacto en la parte trasera que alcanza también la superior e inferior a modo de corchete.

Es en esta franja superior de silicona donde se agrupan los controles principales, con los botones de encendido, ROAR (aumenta la sonoridad y amplitud para maximizar la potencia de salida de audio), volumen y multifunción (bien para iniciar la conexión Bluetooth o responder/finalizar llamadas) así como los indicadores LED de batería y grabación, y la zona de contacto para el emparejamiento mediante NFC.

Sound Blaster Roar

Todo cambia cuando le damos la vuelta. El SR20 aloja ahí cuatro conectores, un lector de tarjetas microSD, otros seis botones y cuatro interruptores, uno de ellos con tres posiciones. Casi intimida, pero merece la pena pararnos a repasarlos uno a uno:

El SR20 incluso nos permite cargar nuestro móvil u otro dispositivo USB con su batería de 6000 mAh

  • Empezamos con la entrada de corriente para cargar la batería de ion-litio del Sound Blaster Roar y volver a disfrutar hasta 8 horas de autonomía.
  • Junto a él, una entrada auxiliar permite reproducir música conectando un dispositivo mediante un cable de audio o, si compramos un segundo SR20, conectar ambos mediante el cable Megaestéreo incluido para crear un espacio acústico más amplio dedicando una unidad por completo al canal izquierdo y la otra al derecho. Curioso cuanto menos.
  • El puerto USB que encontramos a continuación tiene como finalidad permitirnos cargar nuestro móvil o cualquier otro dispositivo USB tirando de la batería de 6000 mAh del Roar.
  • El puerto microUSB se utiliza para conectar el altavoz a un PC o Mac ya sea para reproducir audio con él y/o cargar el Sound Blaster Roar. Este sistema también presenta una ventaja frente al Bluetooth, y es que permite realizar un proceso de audio más avanzado en el equipo a través del software Sound Blaster Control Panel.
  • La ranura para tarjetas microSD cumple un triple propósito: reproducir archivos MP3, WAV y WMA sin necesidad de ningún otro dispositivo adicional, almacenar las grabaciones de voz y sí, servir como lector de tarjetas conectado al ordenador.
  • A la derecha tenemos un primer grupo para activar o silenciar el micrófono, iniciar o detener la grabación de voz, reproducir estas grabaciones y, atentos, activar el modo Bedtime para reproducir música o grabaciones de voz (como un cuento para nuestros hijos) cuyo volumen se va atenuando hasta apagarse a los 15 minutos (pulsando el botón hasta escuchar un pitido) o 30 minutos (pulsarlo hasta escuchar un segundo pitido). Ya os decía que el Roar no era un altavoz normal.
  • El segundo grupo reúne los controles de reproducción de música, con un interruptor para elegir entre reproducción aleatoria o continua, botones para avanzar o retroceder de canción y movernos por las carpetas de la tarjeta microSD, y el botón de reproducir/pausa.
  • El siguiente interruptor sirve para elegir el nivel de seguridad de la conexión Bluetooth (¡!) entre desconectado (cualquiera puede hacerse con el control del altavoz, ideal -o no- para una fiesta), LS1 (para limitar el acceso tan solo a los dispositivos se hayan emparejado con anterioridad) o LS2 (que permite conectar hasta 2 dispositivos al mismo tiempo). Esto es hilar fino y lo demás son tonterías.
  • Por último, el gran botón circular y el interruptor junto a él están dedicados al modo Sirena y el sistema TeraBass. El interruptor activa o desactiva el modo Sirena y manteniendo pulsado el botón, hacemos que el Roar comience a rugir (es una forma de hablar) tan fuerte como puede para llamar la atención sobre nosotros. Ah, sí, con una pulsación sencilla activamos o desactivamos el sistema TeraBass para reforzar los graves de forma automática cuando los niveles de audio sean bajos.
Sound Blaster Roar

¿Aún seguís aquí? A estas alturas yo ya habría desistido. Y es que sí, algunas de estas funciones son realmente curiosidad y hasta puede que útiles, pero a veces hay que saber cuando pisar el freno, y aquí los ingenieros de Creative se han llevado por delante todos los conos de seguridad. Menos mal que siempre podemos ignorar lo que no nos interese.

Conclusiones

Aunque no reemplaza una barra de sonido o unos altavoces de gama alta, la generosa colección de funciones del SR20 lo hacen sobresalir con facilidad sobre sus rivales en el rango de precios de los 150 euros. Sus dimensiones y peso (algo más de 1 Kg) le restan puntos en cuanto a portabilidad, pero lo compensa con creces con una calidad de construcción, autonomía y potencia sobresalientes.

Si estáis buscando un altavoz inalámbrico Bluetooth, no encontraréis ahí fuera demasiados que superen al Sound Blaster Roar, y definitivamente, ninguno que se le acerque en versatilidad.


8.5

Calidad de sonido:8.5
Diseño7.5
Construcción:9
Autonomía:9
Conectividad:8.5
Portabilidad7

A favor

  • Buen sonido, muy contundente, y con graves más que decentes.
  • Extraordinaria Autonomía.
  • Control de volumen independiente.
  • Funciones extras para aburrir.

En contra

  • Respuesta de bajos mejorable.
  • Alcance de Bluetooth algo justo.
  • Algunas funciones rozan lo ridículo.

Sitio oficial | Sound Blaster Roar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir