Compartir
Publicidad
Publicidad
Sphero Mini, análisis: una divertidísima esfera teledirigida que puedes programar sin tener ni idea
Accesorios

Sphero Mini, análisis: una divertidísima esfera teledirigida que puedes programar sin tener ni idea

Publicidad
Publicidad

Sphero y sus bolas rodadoras dirigidas a través de iPhone tienen unos cuantos años a sus espaldas. Después de haber visto el modelo original, seguido de los de Star Wars (hace un año analizamos a BB-8) y otros modelos, era inevitable que llegara una versión reducida del modelo original. Así es como nació Sphero Mini, donde todo es más pequeño pero igual de divertido (¡o más!).

Características de Sphero Mini

  • Dimensiones: esfera de 4,2cm de diámetro.
  • Peso: 46 gramos.
  • Carcasas intercambiables.
  • Batería recargable integrada, unos 45 minutos de juego.
  • Sensores: giroscopio y acelerómetro.
  • Conectividad: bluetooth.
  • Iluminación LED.
  • Puerto: micro-USB.
  • Accesorios incluidos: cable de carga, 3 conos y 6 bolos.
  • Disponible en 5 colores.
  • Precio: 59,99 euros en Amazon.

Sphero Mini, vuelven los recuerdos

Si nunca has tenido un Sphero en la mano, el Mini te va a sorprender por su tamaño. Es verdaderamente diminuto. Similar al de una pelota de ping-pong, el Mini es también muy ligero. Nada más sacarlo de su diminuto empaquetado tendrás que abrirlo por la mitad para cargarlo por primera vez.

Y aquí es donde vienen los primeros recuerdos. Su carcasa se abre apretándola por la mitad de la misma manera en que se abrían los antiguos huevos Kinder, produciendo ese satisfactorio sonido. Pero dentro no encontraremos una sorpresa sino un sofisticado "robot" repleto de sensores y tecnología capaz de hacerlo corretear por cualquier superficie lisa a toda velocidad.

Portada
Sphero Mini esconde en su interior multitud de sensores y dos pequeños motores que giran sus diminutas ruedas

Mientras se carga, puedes echarle un vistazo al robot que tienes entre manos. En la parte superior tiene una sección transparente con dos ruedas diminutas y un LED que parpadeará mientras se carga. En la parte inferior se encuentran el peso de metal, que coloca el robot siempre hacia abajo dentro de la carcasa, y las ruedas motorizadas responsables de mover el Sphero Mini.

Obstaculos

Es el momento también de descargar las apps de Sphero. La imprescindible para hacerlo funcionar es esta, aunque como veremos hay otra más muy divertida. Cuando pasen unos cuantos minutos, puedes desconectar el Sphero Mini y meterlo de nuevo en su carcasa para comenzar el juego.

Aún más divertido con mascotas

Mascota

Cuando sincronizas el Sphero Mini por primera vez y calibras la esfera, lo normal es probar qué se puede hacer con ella y cómo reacciona. Lo mejor es que lo hagas en el suelo, porque sale disparado en cuanto muevas el joystick virtual. Para tus primeros paseos, es recomendable que lo hagas en una habitación lo más despejada posible hasta que te hagas con los controles. Sobre éstos, desde la app tienes varios tipos:

  • Joystick virtual, que es el típico que mueves y el Sphero va en esa dirección.
  • Tirachinas, que hará que tu robot salga "disparado" en dirección opuesta.
  • Inclinación, mediante el que moverás el iPhone desde una posición plana para que se desplace por la superficie.
  • Cara, para mover el Sphero mediante diferentes gestos faciales aunque no está demasiado bien logrado. Tal vez una actualización específica para iPhone X cambie la cosa.
Cuenta con varios modos de conducción bastante divertidos, uno de ellos pensado para jugar a los bolos

Sobra decir que los modos más divertidos son los dos primeros, aunque el de las expresiones faciales es una buena idea si funcionara mejor. El Sphero Mini trae unos cuantos bolos y conos con los que jugar a tirarlos o esquivarlos. El modo tirachinas es perfecto para utilizar junto con los bolos y puedes echar unas partidas bastante entretenidas.

Pero la verdadera estrella de Sphero Mini es poder jugar cuando hay mascotas cerca. Aunque dependerá de ellas por completo. He probado con varios perros y he obtenido tres reacciones: indiferencia, pavor y diversión extrema. El video superior es el tercer caso y la verdad es que es muy divertido ver cómo intenta atrapar el robot (y lo consigue, por la cantidad de obstáculos que hay).

Sphero Mini y su programación

Sphero Mini Analisis

Hace tiempo que Sphero lanzó su iniciativa de programación mediante sus diferentes robots de la mano de Swift Playgrounds. Además del proyecto de Apple, Sphero tiene su propia versión mediante la app Sphero Edu.

Sphero Edu

Una app donde programar diferentes comportamientos para sus robots y donde el Sphero Mini también tiene su hueco. Es un sistema sencillo de programar, con acciones predeterminadas que se pueden configurar y donde se deja de lado los aspectos más complicados para que el usuario se centre en la funcionalidad.

Tal vez lo más interesante es la cantidad de datos que se pueden extraer de los sensores de Sphero. Desde la distancia recorrida hasta la orientación o el trayecto realizado. Todo con total precisión, algo muy llamativo dado el diminuto tamaño de este robot. Si lo tuyo es trastear al máximo con todo tipo de dispositivos, sin duda vas a disfrutar con el Sphero Mini.

Conclusiones: diversión y radiocontrol a un precio increíble

Bolos

Si pensabas que los robots de Sphero eran caros, el Mini viene a cambiar tu percepción. Por 60 euros tienes casi todo lo importante de sus otros hermanos, en un paquete reducido que te puedes llevar a cualquier sitio. Cabe en el bolsillo del pantalón o en la mochila y su cable cargador es diminuto.

Los niños que lo prueban alucinan con él, dándoles horas de entretenimiento (aunque lo recomendable es utilizarlo con un iPhone de 4 pulgadas o un iPod touch con carcasa). Su batería dura para una sesión bastante larga y la carga total se realiza en menos de una hora. Es perfecto para utilizarlo en interiores, en superficies más o menos lisas e incluso alfombras.

La única pega que puedes encontrarle al Mini es que al chocarse pierde el control. Se pone a girar sobre sí mismo o se descalibra, obligándote a calibrarlo de nuevo e interrumpiendo la sesión. Pero conforme lo utilices ganarás destreza para evitar los choques y detenerte o girar antes de que se produzcan. El Sphero Mini es perfecto para los que quieran iniciarse en este tipo de robots programables.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Sphero. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas aquí.

Más información | Sphero Mini, 59,99 euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos