Compartir
Publicidad

Steelseries, una buena elección como alfombrilla de ratón

Steelseries, una buena elección como alfombrilla de ratón
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nunca he sido un gran fan de las alfombrillas de ratón y de hecho, cuando cambié mi ratón de toda la vida a un de tecnología óptica, deseché por completo este accesorio.

Pero el problema llegó con la compra del Magic Mouse, curiosamente hasta la fecha he tenido tres Mighty Mouse y todos han funcionado perfectamente sobre mi mesa, es blanca aunque ligeramente satinada (no es completamente mate), pero el Magic Mouse se negaba a funcionar correctamente.

Los trazos no eran del todo correctos y aunque durante el funcionamiento del día a día era usable, en programas que necesitan un mínimo de precisión los trazos eran francamente imprecisos.

Ya que cambiar de mesa era un complicado, opte por la opción básica: comprar una alfombrilla para el Magic Mouse.

El problema es que soy un bicho raro, así que quería algo que fuese sencillo (nada de dibujos, ni colores, ni diseños, ni acabados raros), que fuese práctica y que además tuviese un buen tacto.

Un buen amigo me hablo de una marca que no conocía en exceso y que según él eran de lo mejor del mercado, hablo de steelseries, compañía bastante importante en el ámbito gamer que no había tenido la ocasión de probar.

Tienen infinidad de alfombrillas para el ratón, en este caso la que estoy analizando es el modelo Qck de tamaño pequeño, se encuentra disponible en tres tamaños diferentes.

Resumiendo un poco puedo comentar las tres principales ventajas de esta alfombrilla:

  • Gracias a su acabado inferior de caucho es casi imposible que se mueva de su sitio.
  • La superficie tiene un buen compromiso entre resistencia y suavidad.
  • La relación calidad/precio del accesorio es bastante buena.

SteelSeries Qck, análisis

trasera-steel.jpg

Veamos cada una de esas ventajas en profundidad para conocer un poco mejor este accesorio para nuestro Mac.

Normalmente cuando uno compra un accesorio de renombre, se suele notar su extra de precio en los detalles del equipo. En el caso de esta alfombrilla es patente en algunas cosas como su goma inferior.

Además de ser de caucho, material que le hace bastante inamovible, el acabado es de unas diminutas tiras entrelazadas de forma que la alfombrilla no se mueve nunca en ningún sentido ni dirección por muchísima fuerza que apliquemos de forma paralela a la mesa.

Puede parecer una tontería, pero un accesorio de este tipo debe de estar completamente fijado a la mesa, casi pegado a ella, por lo que este apartado es bastante interesante y a tener en cuenta.

El otro apartado a tener en cuenta en un accesorio de este tipo es el acabado presente en la parte superior. Tan importante como que no se mueva es que tenga un material capaz de dejarnos mover el ratón de forma cómoda pero sin que se convierta en una placa de hielo.

Es lo que comentaba antes, el compromiso entre una superficie muy áspera o muy lista es perfecto. No es ni lo uno, ni lo otro, tiene un acabado similar al de un neopreno, lo suficientemente áspera como frenar ligeramente el ratón, pero no exceso.

Por último comentar que su precio no es excesivamente alto y en el orden de 9 a 12 euros podemos encontrar el modelo pequeño de esta alfombrilla. Si además la compráis por internet la podéis conseguir por un precio algo inferior. No es un chollo, pero es un precio francamente interesante para un producto que tan buen sabor de boca me ha dejado.

Más información | steelseries

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio