Compartir
Publicidad
Apple, necesitamos que el iPhone 7 nos deslumbre
Análisis

Apple, necesitamos que el iPhone 7 nos deslumbre

Publicidad
Publicidad

El pasado mes de febrero nos planteamos la duda: ¿se está agotando el margen de innovación en el iPhone? En realidad, esta duda es planteaba a prácticamente todos los fabricantes: el smartphone es un producto maduro que está alcanzando unos máximos de penetración que no dejan margen para el crecimiento. Tal vez por este motivo Tim Cook mire muy esperanzado a India, un gran mercado con mucho margen de crecimiento.

Pero no se puede vivir únicamente de mercados emergentes y los síntomas de saturación parecen cada vez más evidentes. Otro dato que invita al análisis es el referido a la creciente tardanza en renovar el iPhone: cada vez nos cuesta más comprar un nuevo iPhone y aguantamos más con el viejo y seguro que ya estás dando con alguna de las posibles causas.

La necesaria 'revolución'

Apple tiene una papeleta complicada con el iPhone: hasta la fecha, le había funcionado muy bien un enfoque conservador en la evolución del equipo, de forma que las mejoras incrementales de los sucesivos iPhone no supusieran un salto importante a nivel de uso con respecto a versiones anteriores. Conviene recordar que el smartphone de Apple, más que ningún otro, cuenta con una aceptación universal entre todo tipo de usuario y perfil (lo usan tanto nuestros hijos como nuestros abuelos).

En este sentido, si la nueva versión incorpora alguna función rompedora o cuenta con un rediseño completo del equipo, los usuarios más 'ligeros' pueden salir espantados y renunciar a renovar el equipo. Pero esta apuesta conservadora paga también su peaje. Al ser un equipo apto para un espectro de usuarios muy amplio ¿qué sucede con las expectativas de los más exigentes?

Iphone Se Review Pics 28

Novedades muy bien estudiadas

La ralentización en la tasa de renovación de iPhones es sin duda la primera luz roja que muestra una cierta indiferencia de los compradores del equipo ante la llegada de nuevos modelos. Y la causa fundamental es evidente: no hay novedades suficientes que compensen volver a pasar por caja. Se trata de un caso claro de equilibrio coste-beneficio: no merece la pena el desembolso de semejante importe si el nuevo equipo comparte básicamente el mismo diseño y apenas incorpora una mejora de rendimiento y alguna función extra.

Apple volverá a hacer equilibrismo con el iPhone 7, presentando un dispositivo muy similar en diseño a los anteriores, pero incorporando novedades de calado que podrían animar al salto de versión

Si nos vamos a gastar 900 euros, al menos que se note al sacar el móvil del bolsillo y que no sea exactamente igual que la versión anterior. Esta puede ser la visión lógica de que necesitan un cambio considrable en el diseño para argumentar el desembolso anual de semejante importe. Así las cosas, y por lo que vamos sabiendo, Apple volverá a hacer equilibrismo con el iPhone 7, presentando un dispositivo muy similar en diseño a los anteriores, pero incorporando novedades de calado que podrían animar al salto de versión.

Apple volvería a jugar la baza de la prudencia y el conservadurismo en un mercado que conoce al dedillo, y eso pese a que la competencia aprieta fuerte el paso con diseños más rompedores. En realidad, los de Tim Cook no necesitan cambiar en exceso el guión para garantizar unas excelentes ventas del equipo y en cualquier caso, sería peor la pérdida de los que dejaran el iPhone ante un cambio radical que la debida a un abandono por aburrimiento.

En Applesfera | ¿Nos gusta demasiado nuestro iPhone? cada vez nos cuesta más renovarlo | El iPhone 7 como pilar del futuro: ¿está Apple lista para un cambio de estrategia?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio