Publicidad

¿Un trackpad en mi iPad?
Análisis

¿Un trackpad en mi iPad?

Publicidad

Publicidad

Ayer saltaba la noticia: The Information anunciaba que, según fuentes cercanas a la compañía, Apple estaba preparando un Smart Folio con Trackpad. El añadido de un Trackpad a un iPad puede, según lo veamos, ser una gran mejora o un paso atrás. Veámoslo.

Un par de conceptos previos

Anuncio

¿Qué es un ordenador? ¿En qué se distingue de un iPad? ¿El iPad es un ordenador? Si nos remontamos a la definición más sencilla un ordenador es un dispositivo que nos ayuda a realizar cálculos, tareas y nos vuelve más productivos. O bien nos permite realizar tareas que de lo contrario no podríamos o nos permite hacer las que ya hacemos de forma más eficiente. En esta definición caben los ordenadores convencionales, los iPad e incluso, según como, los iPhone.

El hardware presenta las oportunidades que el software define: así es como se especializan los dispositivos.

Además sabemos que un "dispositivo" está formado por hardware y software. Ambos se combinan para determinar cómo usamos un dispositivo, su argonomía, sus puntos fuertes y sus puntos débiles, etc. Como software, es muy importante el diseño de la interfaz, los botones, los gestos. Como hardware, es importante los dispositivos de entrada, cómo introducimos información al dispositivo, cómo interactuamos con él.

El iPad Pro, el ordenador del futuro

Mac iPhone

¿Cuántas veces hemos visto titulares de este tipo? Muchas. Comparamos el iPad, y otros tablets, con los ordenadores porque son nuestro punto de referencia. El iPad solamente lleva 10 años entre nosotros, nada que ver con los ordenadores.

Cuando decimos que el iPad Pro se parece a un ordenador y eso es bueno, ¿qué estamos diciendo? ¿Que tiene un procesador muy potente, que puedo usar photoshop en ambos equipos, que tiene teclado mecánico?

¿Tiene sentido que el iPad se parezca al Mac? Pensemos un segundo en por qué Apple presentó el iPad. Creó una categoría de producto, las tablets. Ni son un iPhone, ni son un Mac. Sin duda que el iPad herede funciones del Mac es útil, pero ¿cuando parar? Si acabamos con un iPad con macOS, ratón y trackpad es muy posible que nos hayamos olvidado del concepto iPad.

Siendo el iPad un dispositivo con categoría propia ha traído varios cambios al mundo de la "informatica". Sobre todo por la forma de interactuar con el dispositivo. Pasamos de un ordenador que usamos mediante ratón o trackpad a uno donde utilizamos el dedo. Este cambio ha hecho que el flujo de trabajo, el diseño del sistema operativo y las aplicaciones se hayan tenido que adaptar.

¿Queremos que el iPad se parezca al Mac?

Si la respuesta es un sí categórico, entonces, podemos comprar un Mac directamente ¿verdad? Un MacBook Air, en la línea de precio, se mueven en las mismas cifras que un iPad Pro con el Smart Keyboard Folio y un Apple Pencil.

¿Y el Surface? El Surface es un ordenador. ¿Apple podría sacar algo similar? Seguro, un Mac con un diseño iPad, fino, ligero, con macOS, ratón, teclado. Pero no sería un iPad, sería un Mac.

La importancia del software

Ipados

¿Cuándo podré sustituir mi MacBook Pro por un iPad? En mi caso personal, como Arquitecto, cuando apps como AutoCad puedan usarse en el iPad de forma completa. Refraseo la pregunta: ¿Para mí cuándo el iPad será un ordenador?

La importancia del software es trascendental en la ecuación. Hemos visto la llegada de Photoshop al iPad, una app que, aunque aún tenga que pulir algunos aspectos, poco tiene que envidiar a su hermana de escritorio.

Fijémonos un segundo en el Microsoft Surface, un gran producto, todo hay que decirlo. Se trata de un dispositivo con un sistema operativo de escritorio. Un sistema operativo pensado para usarse con un ratón o un trackpad. Compararlo con el iPad es muy delicado, su punto de referencia para una comparación está en un Mac.

Teclado

¿Después del trackpad cuál sería el siguiente paso?

Apple nos sorprendió cuando supimos que los iPad soportarían conectar y utilizar un ratón con ellos. Cuando usamos un ratón con el iPad lo usamos como un método alternativo a tocar la pantalla. Los gestos siguen siendo los mismos, cerrar una app significa arrastrar hacia arriba desde la parte inferior. Puede ser un gesto intuitivo para hacerlo con la mano, pero no con un ratón. La explicación es sencilla, la utilización de un ratón para interactuar con un iPad es para personas con dificultades de movilidad, por ello encontramos la opción para activarlo dentro de los ajustes de Accesibilidad.

Si Apple añade un trackpad al iPad, ¿que sería lo siguiente? Adaptar la interfaz para poderse usar correctamente con un trackpad. Añadir botones, menús, etc. Convertirlo en un sistema operativo de escritorio. Vender los iPad con macOS instalado.

Realmente parece muy improbable que Apple de ninguno de estos pasos. ¿Hablamos de un teclado que en algún momento nos permita desplazarnos por la interfaz de forma similar a cómo ya hace el teclado software del iPad cuando usamos dos dedos? En este caso le veo mucho más sentido.

Fusión o diferenciación

A nivel de desarrollo, Apple nos ha dado algunas pistas. Durante la pasada WWDC Craig Federighi contestó a una pregunta: ¿Fusionaréis macOS y iOS? El "No." en pantalla medía cuatro metros de alto.

En otra situación se preguntó a Phil Schiller si veríamos las pantallas táctiles llegar a los Mac. La respuesta fue clara: "Lo hemos probado, no es cómodo".

Además tenemos el proyecto Catalyst, con el que los desarrolladores pueden adaptar, con relativa facilidad, las aplicaciones para que funcionen en todos los sistemas operativos. Sin contar con que hemos visto la llegada de las compras universales: compras una app y la tienes en todos los sistemas.

Si tenemos que hacer caso a Craig Federighi, iPadOS y macOS serán, al menos por un largo tiempo, distintos. Haciendo caso a Phil Schiller un Mac táctil no está en los planes, ¿lo estará un iPad (táctil) con teclado y ratón? Más bien parecería que no. Por último con el proyecto Catalyst creo que Apple quiere que olvidemos qué sistema operativo estamos usando y que simplemente usemos la app.

El sentido del trackpad en un iPad

iPad

¿Tiene sentido entonces una funda con trackpad? Para mí no. Cierto, sería útil para utilizar algunas aplicaciones. Tal como hemos visto hacer a Photoshop e incluso a la versión Lite de AutoCad para iPad, las apps pueden adaptarse. Las apps de escritorio se están, poco a poco, adaptando a los flujos de trabajo táctiles. Es una transformación interesante si no perdemos funciones por el camino.

¿Quiero trabajar en escritorio? tengo una versión de la app, ¿quiero trabajar en un iPad? tengo una versión de la app. Al final, si todas las apps de escritorio hubieran adaptado con acierto sus interfaces al uso táctil, el debate del ratón/trackpad en un iPad sería inexistente.

Cuando todas las aplicaciones se adapten al uso táctil no importará qué dispositivo estemos usando, un Mac, un iPad, un iPhone. Estaremos usando una aplicación.

Añadir un trackpad al iPad liquida los esfuerzos que Apple ha dedicado a crear un ecosistema de aplicaciones universales que podamos usar en todos los dispositivos. Los desarrolladores no necesitarían adaptarse al iPad. Seguiríamos teniendo apps de escritorio y apps para iPad/iPhone. Y entonces el iPad nunca sería un ordenador por mucho que se le añada una funda con trackpad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios