Compartir
Publicidad
“Oye Siri abre Assistant”: los asistentes virtuales empiezan a llevarse bien en el iPhone gracias a Atajos
Aplicaciones iOS

“Oye Siri abre Assistant”: los asistentes virtuales empiezan a llevarse bien en el iPhone gracias a Atajos

Publicidad
Publicidad

Una de las diferencias esenciales entre el asistente de Apple y el resto de asistentes es la exclusividad del primero. Siri reside únicamente en productos de Apple y estos productos también se lo ponen difícil a otros asistentes para integrarse. Sin embargo, gracias a la personalización de Atajos de Siri, Google ha encontrado la forma de colar Google Assistant en nuestro iPhone o iPad.

Los atajos de Siri nos permiten ejecutar de forma directa acciones concretas de una app gracias a una orden de voz a Siri. Estas órdenes se pueden preconfigurar y personalizar con comandos de voz propios. Generalmente se utilizan para ejecutar acciones que solemos hacer de forma regular y repetida. Y si usas Google Assistnat, ¿qué hay más repetitivo que invocar a Google Assistant?

Ok Google, pasemos de Siri

La última actualización de la app Google Assistant para iOS nos permite añadir atajos de Siri con los que controlar el asistente de Google. Hasta ahora para invocarlo debíamos abrir la app manualmente, pulsar sobre el micrófono y dar las órdenes. Ahora sin embargo se puede usar el asistente sin siquiera tocar el iPhone o el iPad si así lo queremos.

Lo primero que debes hacer es configurar el atajo de Siri la primera vez. Para ello instalamos la app de Google Assistant actualizada en nuestro iPhone o iPad. Posteriormente nos dirigimos a Ajustes > Siri y Buscar > Assistant > Atajos. Es aquí donde encontraremos el atajo sugerido para activar el asistente de voz. Sólo tendremos que personalizar la orden de voz, algo como "Abre Assistant" o "Ok Google" por ejemplo.

Artboard

Una vez hecho esto sólo tenemos que comenzar a "jugar" con los atajos y Google Assistant. Por ejemplo si el comando de voz es "Abre Assitant" podemos dar órdenes como "Oye Siri, abre Assistant" y una vez abierta la app, darle una orden de voz a Assistant. Todo ello sin tocar el dispositivo con las manos. En mi caso lo tengo configurado como "Ok Google" así que si por ejemplo activo Siri con el botón lateral del iPhone, es cómo si estuviese hablando directo con Google Assistant.

A

Google Assistant va más allá de esto. Tras darle un par de órdenes al asistente de Google, la app comenzará a sugerir directamente esas órdenes como atajos de Siri. Esto es especialmente útil si tenemos acciones que sólo funcionan en Google Assistant y no en Siri, por ejemplo dispositivos domóticos no compatibles con HomeKit. Una sola orden personalizada en atajos de Siri bastará para ejecutarlos como si fuese en Google Assistant.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio