El auge de los ‘streamers’ o cómo Apple puede convertir los Mac en su plataforma perfecta este 2021
Aplicaciones macOS

El auge de los ‘streamers’ o cómo Apple puede convertir los Mac en su plataforma perfecta este 2021

Desde hace ya un tiempo, hemos ido viendo cómo Apple ha empezado a redimirse con los usuarios profesionales de sus Mac. Hemos pasado de modelos de Mac Pro cilíndricos a ordenadores modulares, hemos asistido a la vuelta de los teclados con mecanismo de tijera y ahora los rumores incluso hablan de la vuelta de puertos HDMI y lectores de tarjetas de memoria en los MacBook Pro.

Desde el punto de vista del software también hemos visto actualizaciones de los programas para esos profesionales: Logic, Final Cut Pro y demás utilidades han ido mejorando y además se han trasladado con honores a la plataforma Apple Silicon. Pero fijémonos en cómo los profesionales que usan los mac siguen siendo los mismos: fotógrafos, programadores, editores de vídeo y editores de audio. ¿Es la hora de buscar atraer a más gente?

El 'streamer' como nueva afición o profesión creativa y fuente de nuevos usuarios

En el gremio de editores de vídeo podemos poner a los youtubers, desde luego: un grupo no precisamente pequeño de ellos edita sus vídeos en Final Cut Pro desde un Mac y YouTube se ha convertido en una fuente de ingresos para muchos jóvenes.

Pero si algo se ha vuelto relevante (y más durante los confinamientos de la pandemia), han sido las retransmisiones en directo. Principalmente, en Twitch. Tenemos a toda una generación de adolescentes y jóvenes adultos que quieren convertirse en streamers, y Apple tiene un problema: sus ordenadores no son una opción para esas personas. Pocos, muy pocos son los streamers que deciden utilizar un Mac para sus retransmisiones.

La razón principal es que los que se retransmiten en directo suelen hacerlo jugando a juegos, y todos sabemos que para jugar lo mejor es tener un PC con Windows. Pero cada vez hay más retransmisiones en las que simplemente se charla sobre algún tema (nuestro compañero Julio César tiene su propio canal en Apple Coding), ya sea solo o con más personas en una videoconferencia.

Retransmitir una charla en Twitch desde un Mac es perfectamente posible, y más desde un Mac con chip M1

Lograr hacer una de esas retransmisiones más simples, en las que solamente hablas con tu audiencia, es más asequible y perfectamente posible en un Mac. Basta con instalarte una aplicación como OBS Studio, crearte una cuenta en Twitch, aprender a hacerte tus propias escenas, calibrar bien el sonido y empezar a hacer tus propios directos. Yo mismo he hecho mis pruebas y el resultado me gustó.

Además, los Mac con chip M1 son capaces de soportar la carga de CPU que implica retransmitir a 1080p y 60fps, sin problemas. He usado mi Mac mini M1 y OBS (¡bajo Rosetta!) para retransmitir en Twitch con esas calidades y la CPU no dubía del 65% de su capacidad total. Y si ese chip M1 tiene que ser "lo peor" de la nueva generación de chips que se nos viene encima, significa que cualquier Mac podrá ser capaz de ofrecer retransmisiones básicas (de nuevo: para juegos ya habría que concretar).

Por lo tanto, para toda esta nueva generación de interesados en retransmitirse en directo en Twitch o en otras plataformas, Apple podría tener su propia aplicación que simplificara el proceso. Y hace falta simplificarlo: Usar OBS en macOS bajo el chip M1 implica virtualizar la salida de sonido con algún complemento como Black Hole y la creación de escenas con ese programa es cuanto menos tosca.

Obs
Apple puede mejorar muchísimo esto.

Hacerlo adelantaría a los Mac por delante de Windows, porque Microsoft no tiene ninguna herramienta propia. La gran mayoría de streamers utiliza OBS, que es una solución gratuita y abierta pero de nuevo: algo tosca y con cierta curva de aprendizaje. Hay alternativas competentes como Ecamm Live, pero que implican un pago anual de como mínimo 192 dólares.

Si Apple atacase con su propia aplicación para hacer retransmisiones en vivo, irrumpiría en un sector rebosante de creatividad al que cada día se apunta más gente. De paso, convertiría los Mac en ordenadores muy atractivos para hacer retransmisiones simples. Y relativamente baratos, porque con un Mac mini M1 de menos de 1.000 euros puedes empezar.

Podríamos trasladar eso incluso a los iPhone y iPad, en el caso que queramos retransmitir algo desde ahí. Los modelos más modernos de ambos dispositivos tienen potencia de sobra para retransmitir si los mantenemos conectados a la corriente para que la batería no se descargue.

En resumen, Apple puede aprovechar el auge del streaming de contenidos en Twitch y similares ofreciendo su propio software para convertir sus dispositivos en atractivos para ello. Para convencer a los gamers aún queda un trecho, pero por algo se empieza.


Temas
Comentarios cerrados
Inicio