El Google I/O ha presentado lo que le hace falta para rivalizar con Apple. Y no es (solo) un Pixel 7

El Google I/O ha presentado lo que le hace falta para rivalizar con Apple. Y no es (solo) un Pixel 7
15 comentarios

Ayer se celebró la primera keynote del Google I/O, el evento anual de desarrolladores de Google (similar a la WWDC de Apple). Allí Sundar Pichai encabezó una serie de novedades en sus servicios y mostró por primera vez nuevo hardware de la compañía, incluyendo un Pixel Watch, nuevos Pixel Buds Pro y una Pixel Tablet.

Con todas estas novedades, sumadas a aquellas pensadas para los accesorios, Google empieza a demostrar que entiende lo que hay que hacer para rivalizar en condiciones con Apple. Poner móviles Android contra el iPhone no es suficiente: hay que proponer todo un ecosistema de productos y accesorios.

Más dispositivos y más integración, dos armas fuertes

La experiencia que hemos tenido todos con accesorios como los AirPods demuestran que es la experiencia lo que se queda más en la memoria de los usuarios. Nada como abrir el estuche de los auriculares y que mágicamente éstos se conecten al dispositivo que estamos usando. Y no sólo eso: también quedan enlazados en el resto de los dispositivos configurados con nuestra ID de Apple.

Justo eso es lo que Samsung y Google han replicado en sus propios auriculares, y ayer Google cerró el círculo con una tableta y un reloj inteligente. En Mountain View ya pueden decir que tienen un equivalente a la gama de dispositivos y accesorios de Apple, con una integración cuanto menos semejante. Incluso se mencionaron cosas ya usuales en iOS como un portapapeles universal, un nuevo Google Wallet con funciones idénticas a la Apple Wallet o la adaptación de las interfaces de las aplicaciones a las grandes pantallas de las tabletas.

Y hace unas semanas vimos una señal de otro competidor emergente y ambicioso, Nothing, que detallaba lo mismo e incluso mencionaba directamente la estrategia de Apple al dar a conocer que lanzarán un teléfono. Empezaron con unos auriculares que dieron buen resultado y en verano veremos esa ampliación hacia el smartphone. En el vídeo prometieron una integración transparente entre esos dos dispositivos, tal y como disfrutamos con nuestros AirPods en un iPhone.

Ya sabíamos que había una batalla entre ecosistemas para fidelizar y retener a los usuarios. Pasar de iPhone a Android o viceversa es también cambiar el uso de muchas aplicaciones y servicios, con lo que a más de uno le puede dar demasiada pereza el cambio. Pero ahora esos ecosistemas se refuerzan: Google tendrá más accesorios, Nothing puede sorprendernos con su propia integración dentro de Android... será muy interesante ver cómo se desarrolla esta competencia que poco a poco sube de nivel.

Temas
Inicio