Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis del nuevo teclado inalámbrico de Apple

Análisis del nuevo teclado inalámbrico de Apple
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si Pedro ya os tentó con su análisis del nuevo teclado de Apple ahora me toca el turno a mi con su versión inalámbrica, el Apple Wireless Keyboard (aluminio), un auténtico capricho que entra por los ojos y sería una compra obligada de no ser por su precio. ¿Queréis salvar vuestra economía? Aún estáis a tiempo de parar de leer.

Diseño

Presentado junto a su hermano con cable y los nuevos iMac metalizados el pasado mes de agosto, el teclado inalámbrico Wireless Keyboard es uno de los pocos productos de Apple que, ya en las fotos oficiales, brilla con tanta luz como cuando lo sacamos de la caja y lo tenemos ante nosotros.

Aunque la parte superior es virtualmente idéntica a la de la versión con cable salvo por la ausencia del teclado numérico, el perfil del inalámbrico está notablemente mejor acabado y es tan increíblemente bonito que casi se agradece la sustitución de los conectores USB 2.0 por un botón de encendido/apagado y la cubierta por la que se introducen las tres pilas AA que lo alimentan.

Compararlo con la versión anterior es casi cruel (en las imágenes podéis ver el incluido de serie con los antiguos equipos, idéntica salvo por el cable al antiguo Wireless Keyboard). Es un tercio más estrecho, no menos de cinco veces más fino y notablemente más ligero. Si habéis escrito en un Macbook podréis haceros una idea del tacto de sus teclas pero el pequeño ángulo del teclado lo hacen aún más cómodo de utilizar.

Fabricado con una sola pieza de aluminio en la que se encajan las teclas y la cubierta trasera, el teclado transmite una agradable sensación de robustez que contrasta con su tamaño y ligereza. Además, para los que lo dudéis, puedo garantizaros que combina a la perfección con los "antiguos" equipos gracias a que, a fin de cuentas, estos también mezclaban el blanco general con la base de aluminio. Nada que envidiar a la pareja que puede hacer con los nuevos iMac.

Instalación

La instalación del teclado es sumamente sencilla y tan solo tiene un alto en el proceso durante el que se descarga la actualización de software necesaria para hacerlo funcionar y que incluye el soporte de las teclas de función especiales (por este orden: brillo, Espose, Dashboard, controles de reproducción y pausa, volumen y expulsión de discos).

Tras la instalación de la actualización, terminamos de configurar el teclado enlazándolo mediante Bluetooth introduciendo una clave numérica de 8 dígitos y listo, ya podemos empezar a utilizarlo sin mayores problemas.

Conclusiones

Que puedo deciros... me he vuelto a enamorar. Después de unos pocos días utilizándolo ya ni me acuerdo de los 79 € que cuesta (¡ouch! ya me acordaré cuando me llegue el extracto de la tarjeta) y a partir de ahora podréis imaginarme escribiendo para Applesfera tirado en la silla con las piernas encima de la mesa y el teclado en mi regazo. Os dejo con más imágenes...

Más información | Apple Keyboard

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos