Compartir
Publicidad
Publicidad

En Applesfera probamos las novedades presentadas por Apple

En Applesfera probamos las novedades presentadas por Apple
Guardar
87 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se quien deseaba más hacer esto, vosotros por poder leer un poco más sobre los nuevos productos o yo por poder tocarlos. Hoy en Applesfera os traemos una pequeña toma de contacto de las dos principales novedades presentadas por Apple: el MacBook y el iMac.

Y aclaro lo de pequeña porque apenas hemos podido usar los equipos unos minutos y además en una tienda, por lo que no es un análisis al uso. Después del salto tienes mis impresiones sobre los nuevos equipos.

iMac

imac-27.jpg

Para ser sincero, diré que aunque no me pareció feo el nuevo iMac, tampoco me agradaba especialmente. Por suerte, una vez visto en persona creo que la percepción ha cambiado radicalmente. El nuevo iMac es precioso.

Pero empecemos por partes. La pantalla es sin duda la mayor diferencia entre el viejo y el nuevo iMac, puede parecer una tontería pero el cambio a formato 16:9 ha cambiado radicalmente el ordenador, ahora luce completamente distinto a como lo hacía antes.

Esa ligerísima variación hace del ordenador un equipo mucho más estilizado, si lo comparamos con un iMac de 20” lo cierto es que se ve más grande el iMac de 20 a pesar de no serlo. Es curioso este efecto logrado gracias a la nueva proporción. También tengo que comentar que aunque este formato puede ser útil para muchos usos domésticos desde mi punto de vista esos pixels de altura se echan en falta para tareas de ofimática.

imac-21_5.jpg

Y hablando de la pantalla, menudo cambio en la calidad de la misma. Respecto al iMac de 20” no existe comparación alguna, el nuevo equipo posee una pantalla superior en absolutamente todos los aspectos: más brillante, más calidad, más contraste. En definitiva una mejor pantalla.

Entre el iMac de 24” y el de 27” no es tan palpable esta mejora aunque igualmente la iluminación LED hace gala de una mejor pantalla en general. Gran calidad imagen, tonos muy saturados (gran contraste) y un mayor brillo. Eso sin olvidar de que las podemos usar para otros usos como monitor a secas.

El resto del equipo es bastante similar, ahora el cristal que cubre la pantalla se puede observar desde los laterales del equipo, un efecto bastante bonito que da la impresión de que el cristal volase. La parte trasera acabada en aluminio también es bastante bonita, aunque se sigue extrañando la palabra “iMac” incluida en los primeros modelos de policarbonato.

Internamente ya sabéis las novedades y poco se puede decir sobre las mismas en un sencillo uso, como cualquier equipo recién instalado con Snow Leopard, volaba.

imac-27-24.jpg

MacBook


macbook-blanco.jpg

Puede que haya cometido el error de ver antes el iMac que el MacBook. Mientras que el iMac es un equipo realizado con muchísimo cuidado y espero (más que la anterior versión), no puedo decir lo mismo del MacBook.

En lineas generales se nota que el intento de hacer un mejor equipo que el anterior MacBook, y el acabado unibody hace que sea bastante rígido y bonito a simple vista. Pero personalmente lo he encontrado peor acabado que la anterior versión.

La bisagra tenía un acabado bastante paupérrimo y la tapa trasera estaba increíblemente mal rematada, dejando claramente bordes mal sellados. Desconozco completamente si el problema del fondo era de esta unidad o es así en todas, pero en general me ha defraudado bastante ver ese fondo sin encajar a la perfección.

macbook-white2.jpg

La diferencia de 200 euros entre el MacBook y el MacBook Pro es evidentemente su acabado. La carcasa de aluminio, teclado iluminado y más prestaciones son palpables en esa diferencia de precio.

Otro detalle que no me ha gustado en exceso es el interior brillante, es algo completamente personal, pero no me termina de convencer en exceso esa zona. Un detalle que comentaban en blogs americanos es que a la hora de usar el ordenador se te quedan las muñecas literalmente pegadas al plástico.

Aunque no lo negaré, una vez cerrado es sencillamente precioso, incluso más que los MacBooks Pro. Tiene un diseño externo francamente bonito y atractivo, nadie lo puede negar. Además esa batería de 7 horas es toda una envidia para el resto de portátiles por menos de 900 euros.

Gracias a Ktuin por los equipos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos