Compartir
Publicidad

Entrevista con Jim Reekes, el creador del sonido de arranque del Mac

18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que no sea el personaje más conocido del mundo Mac pero su trabajo es una de sus señas de identidad más afianzadas en nuestro subconsciente, el característico sonido de arranque de los Mac. En esta entrevista (en inglés), Jim Reekes habla acerca de su trabajo en Apple, no solo como creador del sonido de arranque aún vigente en los equipos actuales, sino también del gestor de sonido del panel de control de System 7 entre otros.

Reekes trabajó como programador en Apple durante 12 años y jugó un papel destacado en el desarrollo de Quicktime y del mencionado System 7. Además, es el responsable de muchos de los sonidos del sistema, no solo el de arranque, siendo otra de sus creaciones más conocidas: el sonido sosumi, sobre el que giró una de las cuestiones legales más divertidas de la historia de Apple.

En 1991, momento de su creación, la relación entre Apple Corps (la compañía de los Beatles) y Apple Computer seguia siendo un tanto delicada a causa de sus eternas diferencias por el uso de la palabra Apple como marca comercial y una sentencia obligaba a esta última a no realizar “trabajos creativos cuyo contenido principal fuese la música”. A causa de esto, cuando se crearon los nuevos sonidos para System 7, el trabajo de Reekes era objeto de un concienzudo escrutinio del departamento legal de la compañía, algo que le frustraba enormemente.

Así, cuando estos le dijeron que uno de los sonidos de alerta tenia un nombre “muy musical”, Reekes les contestó bromeando que debería llamarse “Let It Beep”, un juego de palabras que hacía referencia a “Let It Be”, una de las canciones de los Beatles. Por supuesto, la gente del departamento legal no es famosa por su sentido del humor y le contestaron que ese nombre no sería aprobado. Reekes tan solo les respondió “So sue me” (Pues demándame). Tras darle algunas vueltas volvió a presentar el sonido pero esta vez utilizando el nombre de “sosumi” (pronunciado igual que “So sue me”) asegurándole al departamento legal que era una palabra japonesa y que no tenía ninguna referencia musical.

Estaba empezando a cansarme de todo este asunto cuando los abogados me dijeron que tenía que cambiar una API de “noteCmd” a “frequencyCmd” (y por lo tanto hacer que los programas dejaran de funcionar). Sabía que tenía que encontrar la forma de vengarme así que, al escuchar que tenía que cambiar el nombre de mi nuevo sonido pensé inmediatamente en el nombre perfecto, “Let it Beep”. Por supuesto, yo estaba bromeando pero era brillante, ¿verdad? Aunque todo el mundo se rió, alguien se lo tomó en serio y me dijo que nunca podría salirme con la mia. Le respondí “pues demándame” y entonces me di cuenta de lo que quería hacer. Le dije a Sheila que el nuevo nombre se escribiría “s-o-s-u-m-i”. Le pedí que enviara el mensaje al departamento legal, pero que no lo dejara en el contestador de voz (ya que tendría que pronunciarlo) sino que enviara un correo electrónico inventando alguna historia como que se trataba de una palabra japonesa que no tenía nada que ver con el mundo musical

Aún hoy, la palabra sosumi se sigue utilizando como una broma interna en Apple e incluso es el nombre de la clase utilizada en la hoja de estilo CSS para el bloque de los avisos legales en la parte inferior de la web de Apple (si le echáis un ojo al código HTML de la página y buscáis la palabra no tardaréis en encontrarla).

Acerca de creación del sonido de arranque, Reekes comentaba en otra entrevista…

“El sonido de arranque fue creado en el estudio de mi casa con un Korg Wavestation. Es un acorde en Do mayor (...). Simplemente me sonaba bien. (...) Los maqueros están muy familiarizados con el sonido a causa de reiniciar sus máquinas a menudo. De hecho, ese era uno de los problemas que tenía en mente cuando diseñé el sonido. Encender el Mac es una cosa, pero verse obligado a reiniciar después de un cuelgue es una experiencia totalmente diferente. Quería evitar un sonido que pudiese asociarse con el cuelgue. (...) Después de cambiar el sonido de arranque (que requirió mucha persuasión y trabajo alrededor del sistema) los ingenieros de la ROM siguieron cambiándolo con cada nueva máquina. Algunos eran débiles, como el rasgueo de Stanley Jordan que se usó en los primeros PowerMacs. Me opuse a él, porque el sonido no tenía “potencia”. El ingeniero no era un ingeniero de sonido, y no estaba suficientemente familiarizado con el audio. El sonido carecia de profundidad. Cuando Steve Jobs volvió en 1997, oí que quería un único sonido para todos los Macs. Quería el “bueno”, que era el que yo creé.”

El momento cumbre de Jim Reekes (y todos los que ya eran maqueros por aquella época) se produjo cuando Apple les llevó al estreno de Jurassic Park. ¡Salté de mi asiento cuando vi que Steven Spielberg había utilizado mi sonido al reiniciar los ordenadores del parque! Imagino que Reekes tendría algún deja vu en el estreno de Wall-E.

Vídeo | TUAW

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos