Compartir
Publicidad

Mac OS X Leopard 9A559: Poniéndonos al día con la última beta

Mac OS X Leopard 9A559: Poniéndonos al día con la última beta
60 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya está, parecía que no iba a llegar nunca pero ya es Octubre, el mes prometido para el esperado lanzamiento de la nueva versión 10.5 de Mac OS X: Leopard. En todos estos meses os hemos mantenido informados de los avances de cada nueva beta y ahora, a las puertas de la versión definitiva, hemos probado a fondo la build 9A559 para ofreceros nuestras impresiones.

Por cierto, ¿Hacemos una porra sobre la fecha final de lanzamiento? Yo apuesto por el viernes 26 de octubre (tanto Panther como Tiger se lanzaron el último viernes de octubre y abril respectivamente).

Lo que ya está listo

  • Era cierto lo que se comentaba. La versión 9A559 es un enorme salto hacia la versión final y apenas si se aprecian errores en el sistema en si.
  • Spotlight funciona a una velocidad pasmosa. Adiós a los lanzadores de aplicaciones.
  • Pese a los alarmistas comentarios lanzados por diversos blogs en los que se afirmaba que las aplicaciones de Adobe como Photoshop no iban a estar preparadas para Leopard en el lanzamiento del sistema, he podido comprobar por mi mismo que no solo no existe el menor problema sino que, además, todas las aplicaciones de la CS3 han recibido una inyección de adrenalina y se muestran notablemente más ligeras (Photoshop por ejemplo arranca completamente en unos 4 segundos escasos).
  • El nuevo Front Row es un calco exacto del Apple TV y responde sin los habituales cuelgues infinitos de la versión de Tiger. Eso si, la transición entre el sistema y Front Row es un simple fundido a negro... echaré de menos el efecto de Tiger en el que el escritorio se aleja hacia el fondo.

  • El aspecto visual de la interfaz está mucho más pulido que en versiones anteriores y el Dock en perspectiva con reflejos, los menús semitransparentes que desenfocan el fondo con una transición al aparecer y desaparecer (nada que ver con el mareante efecto de Windows Vista), los bordes redondeados, Cover Flow y demás delicias son geniales. Ah, y casi me olvido del sistema de ayuda... es genial, buscas algo en la ayuda con Spotlight y al seleccionarlo te despliega el menú en el que se encuentre esa opción señalándola con una enorme flecha danzante.
  • El nuevo Finder está a años luz de la versión de Tiger, y no hablo solo de Cover Flow o Vista Rápida/Quick Look (que es una auténtica maravilla). Todos los problemas que mencionaba en mi artículo sobre las 5 cosas que odio de Mac OS X Tiger han sido resueltos a excepción de que seguimos sin poder "cortar y pegar" un archivo (debates aparte de si tiene sentido llamar así a mover un archivo) mediante atajos de teclado: el escritorio se actualiza a la misma velocidad que cualquier carpeta de Finder (instantáneamente), incluyendo la información relativa al espacio disponible, y ya no existe ningún problema a la hora de mover archivos a un disco duro externo de forma simultanea pero en procesos diferentes. Otro detalle muy agradable es que cuando hacemos click sobre el nombre de un archivo para cambiárselo, se selecciona todo salvo su extensión, ahorrándonos el clásico mensaje de "¿Desea cambiar la extensión blablabla...".
  • Mail también es una maravilla y las nuevas características como el lector RSS, las tareas y las notas son realmente útiles. Además, es capaz de reconocer determinadas partes de los mensajes automáticamente para, por ejemplo, añadir una fecha a iCal o un teléfono o dirección a la Agenda. Por cierto, Vista Rápida también funciona con los archivos adjuntos.

  • iCal al fin muestra la fecha real en su icono sin necesidad de que lo ejecutemos y la interfaz del programa ha sufrido un interesante lavado de cara y ahora es mucho más atractivo.
  • El Reproductor de DVD no tiene absolutamente nada que ver con la versión de Tiger. Es como la noche y el día. El mejor reproductor de DVD que he visto nunca.
  • En la configuración de Exposé en Preferencias del Sistema podemos definir una esquina activa para poner la pantalla en reposo. Muy pero que muy útil para los que nos preocupamos de economizar energía.

  • Los ordenadores con sistemas Windows siguen apareciendo en red con el genial icono del viejo monitor con una BSOD. Por cierto, hablando de redes y Windows, la conexión con estas es ahora una delicia; nada que ver con la pesadez que supone en Tiger. Además, la función para compartir pantalla funciona de un modo bastante fluido permitiéndonos controlar de forma remota otros equipos como si estuviésemos sentados delante suya. Esta función es accesible desde Finder e iChat, y en este último podemos ir conversando con el usuario del otro equipo al mismo tiempo. El paraíso para los departamentos de IT.
  • En el apartado de las redes inalámbricas, ahora podemos identificar de un solo vistazo aquellas que están protegidas con contraseña mediante un pequeño candado, y además, cuando existen varias a nuestro alcance y no tenemos una predefinida, Leopard nos recibe automáticamente con una ventana de selección en la que escoger la que queremos utilizar.
  • Tres nuevos visualizadores en iTunes.

Lo que está sin terminar

  • Photo Booth sigue sin funcionar ni remotamente bien en ninguno de los equipos en los que lo he testeado (iMac Core 2 Duo de 24" y MacBook Core Duo). Además, se echan en falta algunos de los efectos que hemos visto en las demostraciones de Apple y las betas anteriores como los de holograma o cristal.
  • Spotlight tarda una indecente cantidad de tiempo en indexar por primera vez nuestros discos duros.
  • Las Pilas siguen sin comportarse como en la primera beta o como indica la propia web de Apple: "Crea pilas de todo aquello a lo que desees acceder rápidamente desde un solo lugar: unos cuantos documentos, un grupo de aplicaciones o toda una carpeta." Actualmente solo podemos crear una pila arrastrando carpetas al Dock, nada de selecciones de archivos.
  • El Apple Remote no funciona de momento en Front Row.
  • Hay algún problema con los indicadores que aparecen superpuestos en la pantalla cuando aumentamos o disminuimos el brillo o el volumen. Sencillamente aparece una caja en blanco aunque al menos no interfiere en los cambios que estamos haciendo.
  • A Dashboard le sigue constando el mismo trabajo arrancar por primera vez que en Tiger y algunos widgets que antes funcionaban sin problemas ahora no terminan de funcionar (Drae Util, App Update...).
  • Vista Rápida sigue ajustando su tamaño a la primera imagen que visualizamos sin adaptarse a las siguientes que vamos seleccionando.
  • Para los amantes de la fotografía digital: por algún motivo, los archivo RAW han dejado de estar soportados por el sistema. Ni aparecen sus miniaturas o la información del archivo, ni podemos visualizarlas utilizando Vista Rápida o Vista Previa. De cualquier modo, seguro que la versión final corregirá esto.
  • La simplicidad de Time Machine puede que sea su mayor virtud y su peor defecto. De momento sigue sin haber ninguna forma para excluir un determinado tipo de archivo o establecer límites de tamaño. A título personal creo que, a nivel doméstico es más interesante tener copias de seguridad de nuestros documentos, fotos y correos que de los vídeos. Actualmente mi equipo tiene un disco duro de 250 GB y otro externo de 500 GB, cada uno con menos de 50 GB libres y según Leopard, mi segundo disco duro externo de 120 GB se queda corto para sus copias de seguridad (aun excluyendo el de 500 y un buen número de carpetas del principal).
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos