Compartir
Publicidad

Primer vistazo al MacBook y el MacBook Pro (1ª Parte)

Primer vistazo al MacBook y el MacBook Pro (1ª Parte)
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Jason Snell es uno de los afortunados que ya han podido poner sus zarpas sobre los nuevos MacBook y MacBook Pro y en su análisis para Macworld encontramos algunos detalles realmente interesantes que habíamos pasado por alto hasta ahora. A continuación encontraréis una traducción bastante libre con el resumen de lo más importante. Si estáis valorando haceros con uno de estos portátiles, no os lo podéis perder...

El Aspecto y la Pantalla

Las grandes diferencias que existían entre las líneas de los MacBook y los MacBook Pro han desaparecido con esta actualización. El MacBook parece la versión de 13 pulgadas del MacBook Pro de 15 con el mismo teclado negro introducido en el MacBook Air. En realidad, a simple vista la única diferencia es la zona más amplia a ambos lados del teclado con los altavoces del Pro. En la mano, ambos se sienten firmes y resistentes pese a su ligero peso.

A primera vista las pantallas de ambos modelos parecen muy similares (y también a la del Air). La retroiluminación LED es remarcablemente brillante haciendo de estos portátiles muy convenientes incluso a plena luz del día. Tanto es así que la presencia (obligatoria) de una pantalla Glossy no se convierte en algo tan crítico.

El Sonido

El nuevo proceso de fabricación utilizado por Apple hace que los orificios de los altavoces del MacBook Pro sean mucho más finos, aunque se mantienen prácticamente intactos los del MacBook situados de modo que el sonido nos llegue rebotados en la pantalla. En general podemos afirmar que los altavoces suenan más o menos igual (para bien y para mal) que los de las pasadas generaciones.

Los Puertos

Aunque al antiguo modelo Pro tenía la mayoría de sus puertos en la parte izquierda, algunos estaban colocados en la derecha. Ahora, el MacBook Pro se une a la linea del MacBook para dejarlos todos juntos en un único lado. Ambos utilizan el mismo conector de corriente MagSafe de la generación anterior (diferente al del Air ligeramente rediseñado para adaptarse a su peculiar forma), un puerto Ethernet, dos USB 2.0, entrada y salida de audio y el nuevo puerto Mini DisplayPort. Como ya hemos visto en Applesfera, el DisplayPort es un emergente nuevo estándar de vídeo que compite con el HDMI, sin embargo, Apple ha sido la primera en utilizar una versión "mini" del mismo, no estando claro en este momento si se trata de una variación propietaria desarrollada por la propia Apple o algo que veremos en otros ordenadores y pantallas por llegar. De momento hay adaptadores a DVI y VGA así que seguís pudiendo utilizar vuestras antiguas pantallas sin problemas.

Además de los puertos compartidos por ambos modelos, el MacBook Pro cuenta con un único puerto FireWire 800 (compatible con FireWire 400 mediante un adaptador) y una ranura ExpressCard oculta tras una cubierta de aluminio. Ambos modelos cuentan con la unidad SuperDrive en el lado derecho (el antiguo MacBook Pro la tenía delante) y sí, el MacBook se une al Air en no ofrecer ningún tipo de conectividad FireWire (muy mal).

El Trackpad

Una de las características más cacareadas de los nuevos portátiles es su trackpad de cristal sin botones (el propio trackpad es pulsable). Aunque al principio es un poco desconcertante, es muy sencillo de utilizar moviendo el cursor con el dedo índice mientras hacemos click con el dedo gordo. El trackpad es suficientemente avanzado como para no confundirse con la presencia de los dos dedos a la vez sobre él.

El trackpad está pintado del mismo color que el cuerpo de aluminio y aunque es más suave que los de la vieja escuela, la sensación de mover los dedos por él es algo desconcertante: hay fricción pero apenas sientes textura y definitivamente no parece que estés tocando un panel de cristal.

Además de los antiguos gestos soportados por los anteriores trackpad multitáctiles, se han incorporado algunos nuevos con hasta cuatro dedos (muévelos hacia arriba y se mostrará el escritorio, hazlo hacia abajo y se mostrará Expose). El nuevo panel de preferencias permite activar el botón derecho para diferenciar entre una esquina u otra cuando hagamos click así que el trackpad sin botones es en realidad un trackpad con dos botones ocultos bajo él (lástima que no admita "mapear" botones adicionales).

El Peso

Con 2,04 Kg, el nuevo MacBook es algo más ligero que la versión anterior lo que, unido a las características que hasta hace poco eran exclusivas del Pro, hará que muchos que estaban considerando la compra del Air se lo piensen dos veces aunque este siga siendo más ligero (1,36 Kg). En cuanto al MacBook Pro, definitivamente no ha seguido la misma dieta que su hermano pequeño y es algo más pesado que el modelo anterior, aunque no lo suficiente como para ser algo realmente apreciable.

Los Gráficos

El nuevo MacBook Pro incluye la misma gráfica que podemos encontrar en el MacBook y El MacBook Air, la NVIDIA GeForce 9400M de bajo consumo energético, pero además, también cuenta con una GeForce 9600M GT mucho más rápida y potente. Como ha comentado WhisKiTo, para cambiar de una tarjeta a otra tenemos que entrar en el panel Economizador de las Preferencias del Sistema (atentos al nuevo icono con bombilla de bajo consumo) y elegir entre "Mejor autonomía" (9400M) o "Mayor rendimiento" (9600M GT). Lamentablemente, el cambio requiere cerrar la sesión de Mac OS X lo que hace del proceso algo menos suave de lo que nos gustaría.

Vía | Macworld

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio