Compartir
Publicidad

Primer vistazo al MacBook y el MacBook Pro (2ª Parte)

Primer vistazo al MacBook y el MacBook Pro (2ª Parte)
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con las primeras impresiones tras la toma de contacto de los nuevos MacBook y MacBook Pro analizando aspectos como la toma de auriculares, el teclado, las consecuencias de la desaparición del puerto FireWire en el MacBook, las tripas de ambos equipos y como acceder a ellas entre otras cosas.

Compatibles con los Cascos del iPhone

Sí, es cierto. Los nuevos MacBooks funcionan con los cascos del iPhone, lo que significa que podemos pulsar su control para pausar iTunes, pulsarlo de nuevo para volver a reproducir la música, pulsarlo dos veces para pasar a la canción siguiente o tres para volver a la anterior. Además, el micrófono integrado de los mismos también funciona y aparece en el apartado Entrada del panel de preferencias de Sonido. Mola.

El Teclado

Ambos modelos utilizan el mismo teclado del MacBook Air así que si te gusta este o lo odias, ya sabes a lo que atenerte. Para mi, la sensación es idéntica a la del resto de portátiles recientes de Apple aunque luzca ligeramente diferente.

Migración y Modo Disco Destino

Como ya hemos mencionado, el MacBook, al igual que el Air, carece de ningún puerto FireWire. Esto significa que no podemos utilizar el antiguo sistema de Modo Disco Destino para transferir nuestros datos de un equipo antiguo al nuevo conectándolos mediante este cable y pulsando la tecla T durante el arranque. No existe algo parecido utilizando un USB así que si utilizáis el Asistente de Migración de Apple tendréis que utilizar la red (la solución más rápida es utilizar un cable Ethernet cruzado para conectar los dos equipos).

Mirando debajo del capó

Cuando se puso a la venta el MacBook original, una de mis características preferidas era lo sencillo que se podía acceder al disco duro y la memoria RAM retirando la batería. En oposición a esto, el MacBook Pro siempre ha sido extremadamente dificil de actualizar, hasta ahora. Los nuevos portátiles son los más actualizables hasta la fecha. Ambos son idénticos en este aspecto, con una palanca en la parte inferior permite abrir la cubierta de aluminio.

Retiramos la cubierta y la batería y el disco duro quedan a la vista.

Para sacar la batería tan solo hay que tirar de una pestaña de plástico. Para hacer lo propio con el disco duro necesitaremos un destornillador pequeño Phillips para quitar el único tornillo que lo sujeta a la carcasa, tirar de la pestaña de plástico y desconectar el cable.

Dar con la RAM es un poco más trabajoso: necesitarás utilizar el destornillador para quitar el resto de la cubierta inferior fijada con ocho tornillos que quedan visibles al retirar la primera cubierta. Hecho esto, veremos los dos zócalos SO-DIMM de RAM justo en medido junto a la bahía de la batería. Los MacBooks admiten hasta 4GB.

Sobre la batería, esta no incluye indicador de carga (algo inútil teniendo en cuenta que está oculta bajo una cubierta), pero ambos modelos tienen un pequeño botón en la parte izquierda que muestra esta información mediante ocho pequeñas luces que aparecen de la nada en la carcasa metálica.

Fuera de la caja

Apple ha dedicado mucho esfuerzo a reducir a la mínima expresión la caja y demás envoltorios en los que vienen los equipos. Siguiendo la linea impuesta por el Air, la caja apenas si contiene el portátil y el cargador (ni tan siquiera algún adaptador de vídeo). Una vez fuera de la caja y conectado, aparece una ventana de Actualización de Software. Parece que desde que se instaló el sistema en la factoría de China y se envió a los Estados Unidos, los ingenieros de Apple han debido de solucionar algunos fallos en esta versión 1.2 para "los portátiles MacBook y MacBook Pro con una carcasa de aluminio unibody de precisión".

Primeras impresiones

Después de unas pocas horas con los nuevos equipos solo puedo decir que me encantan. El trackpad requiere de algún tiempo para acostumbrarnos pero creo que le gustará a la mayoría de usuarios. Los amantes de las pantallas mate estarán furiosos, aunque tal vez encuentren una solución parcial en los protectores antireflejos distribuidos por diversos fabricantes. Las pantallas parecen brillantes y bonitas, lo que siempre es bueno. El rendimiento gráfico de los sistemas es bueno, especialmente el MacBook, que utilizaba los chips integrados de Intel, pero habrá que esperar a someterlos a una batería de pruebas más concienzuda para sacar conclusiones.

Vía | Macworld En Applesfera | Primer vistazo al MacBook y el MacBook Pro (1ª Parte)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio