Compartir
Publicidad

Un vistazo a los controles parentales de Mac OS X Leopard

Un vistazo a los controles parentales de Mac OS X Leopard
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay una característica completamente olvidada y a la vez tremendamente útil en Mac OS X Leopard son los “Controles parentales”. Esta utilidad nos puede llevar a pensar que puede ser sólo útil para controlar a nuestros hijos, pero nada más lejos de la realidad, ya que realmente le podemos dar muchos más usos a esta opción.

En mi caso he terminado usando esta característica para enseñar a mis padres a usar un entorno Mac OS X, ya que lejos de las limitaciones que podemos poner, hay multitud de opciones para simplificar el sistema y hacerlo mucho más sencillo para usuarios novatos. Veamos todas las opciones y como configurar cada una de ellas.

Tipos de cuentas, tipos de usuarios

Lo primero que hay que hacer o entender es que en Mac OS X hay distintos tipos de cuentas, en Leopard alguna más que en otros sistemas OS X. Para poder configurar los controles parentales necesitamos disponer lógicamente de más de una cuenta de usuario para poder aplicar las “limitaciones”.

Al crear la nueva cuenta de usuario encontraremos como primera selección “Nueva cuenta: “. En esta opción tendremos que indicar que va a ser una cuenta gestionada por controles parentales en lugar de Estándar. No te preocupes si la cuenta que quieres gestionar ya está creada y no seleccionaste la opción.

Si ese es tu caso, sólo tienes que acceder a “Controles parentales” y seleccionar la cuenta que no los tiene, el sistema nos preguntará si queremos activarlos, decimos que si y automáticamente podremos gestionar los controles sobre esa cuenta.

Como comentaba antes, todos tenemos en mente que los controles parentales son simplemente para que nuestros hijos no puedan ver pornografía y poco más. Tal vez esa fue la idea principal pero gracias a la multitud de opciones disponibles, la realidad es que podemos ir mucho más allá que esa sencilla utilidad.

Voy a comentar por separado cada pestaña y opciones dentro de esta utilidad para poder configurar de manera mucho más cómoda.

Sistema


sistema2.png

La primera de todas las opciones ofrecidas puede que sea la más útil desde mi punto de vista. Se llama “Finder simplificado“ y al marcarla nos ofrece un Finder que únicamente nos permite navegar por la carpeta aplicaciones y escritorio. ¿Qué utilidad tiene esto? Tan sencillo como ofrecer un sistema simplificado para niños y mayores.

Parece una tontería pero he podido comprobar con mis propios ojos como las personas mayores encuentran esta opción de lo más cómoda. Además un detalle curioso, al marcarla permite abrir las aplicaciones con un único click en lugar de dos.

Además de esta interesantísima opción podemos acceder a:

  • Sólo permitir abrir las aplicaciones seleccionadas: ¿Para que quiere un niño acceder a un Photoshop? Desde aquí podremos limitar que programas queremos que use el usuario y cuales no.
  • Administración de impresoras, grabar CD y DVD y poder cambiar contraseña son otras opciones disponibles en este apartado. Su activación dependerá del tipo de usuario al que va dirigida la cuenta.

Contenido


contenido2.png

Más que curiosa podríamos decir que es la opción “Desactivar palabrotas del diccionario“. Un mal menor en el mundo en el que vivimos. Una función diría que sólo útil si tenemos algún pequeñajo por casa y queremos alargar lo imposible.

La segunda parte digamos que es mucho más interesante: los bloqueos de Safari. Podemos usar tres niveles de seguridad:

  • Acceso ilimitado a la web.
  • Denegar el acceso a algunas webs determinadas.
  • Permitir el acceso únicamente a las páginas que nosotros indiquemos previamente.

Mail e iChat


mail-e-ichat2.png

Esta puede que sea la función menos útil de todas las disponibles en los controles parentales. Seamos realistas si activamos y filtramos los mails y contactos de nuestros hijos puede que prefieran no volver a usar el Mac en la vida.

Si igualmente queremos hacer uso de está opción su funcionamiento es muy sencillo. Lo primero que tenemos que hacer es seleccionar si queremos aplicar las limitaciones a Mail, iChat o los dos. Una vez seleccionado tendremos que añadir los contactos con los cuales lo usuarios de esa cuenta se pueden intercambiar mails y usar el chat.

En caso de que se envie un mail a una dirección no delimitada en la cuenta el sistema automáticamente nos notificara con un mail a nuestra propia cuenta de correo.

Tiempo


tiempo2.png

Si tenemos adolescentes por casa puede que esta sea la función estrella de todas las disponibles. ¿Para qué limitar el contenido si puedes limitar el horario? Cada uno tiene que aprender que puede y que no puede hacer pero hay que tener vida después del ordenador, por eso esta función me encanta.

Podemos delimitar el tiempo máximo que se puede estar delante del ordenador, independientemente para días entre semanas y fines de semana. Lo bueno de esta característica es que cada usuario puede administrar su tiempo de la forma que más le interese, de forma que podemos usar 15 minutos por la mañana y el resto en otro momento.

Además de limitar el tiempo máximo de uso también se puede delimitar un horario de uso, ya sabéis a las 22:00 todo el mundo a la cama. Así podremos limitar de forma sencilla hasta que hora se puede usar el ordenador las vísperas de festivos y los días entre semana.

Registros


registro2.png

Esta sección es para los obsesos del control, Registros como su nombre indica es un apartado en cargado de registrar todos los usos del usuario sobre el ordenador. Páginas web vistas, horario de uso de las aplicaciones, accesos a iChat.

En general podemos controlar, aún más, lo que se ha hecho con nuestro ordenador y cuando se ha hecho. No le resto utilidad a la opción, aunque roza la paranoia.

Conclusiones

Como os decía antes hay muchas posibilidades, diría que casi infinitas en función de que queremos limitar, para hacer de esta característica de Mac OS X algo realmente interesante.

En mi caso concreto he habilitado el Finder simplificado y de paso borrado las aplicaciones que no tienen ningún sentido para una persona mayor. He notado yo mismo como han encontrado el mac mucho más fácil de usar y se encuentran mucho más cómodos con él.

Lógicamente es una característica que también se puede usar con nuestro hijos, sobre todo si son algo pequeños y ya quieren iniciarse en este maravilloso mundo de la informática.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos