Compartir
Publicidad
Publicidad

Entrevistamos a Enrique Dans

Entrevistamos a Enrique Dans
Guardar
60 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si tuviera que escribir en detalle quién es Enrique Dans, probablemente la descripción ocuparía más que el texto de esta entrevista. Enrique Dans es Profesor de Sistemas de Información en IE Business School desde el año 1990. Es Doctor (Ph.D.) en Management, especialidad en Information Systems por la Universidad de California (UCLA), MBA por el IE Business School, Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidade de Santiago de Compostela, y ha cursado estudios postdoctorales en Harvard Business School. Sus intereses de investigación se centran en los efectos de las nuevas tecnologías en personas y empresas. Es colaborador habitual en numerosos periódicos y revistas como El País, El Mundo, Público, ABC, Expansión, Cinco Días, Libertad Digital o PC Actual en temas relacionados con Internet y las nuevas tecnologías, y escribe muy activamente desde hace más de seis años en su blog, uno de los más populares del mundo en lengua española.

También es autor del libro “Todo va a cambiar”, sobre cómo las empresas deben evolucionar y adaptarse en el mundo de las nuevas tecnologías, y deciros que es el único libro que en su formato electrónico se vende sin DRM en Libranda por decisión de Enrique. Eso en cuanto a la presentación más formal. Deciros también que las fotos no le hacen justicia, ya que en las mismas sale bastante serio, y en persona es realmente simpático. Además es usuario de Mac, como él mismo nos cuenta a continuación en la entrevista.

  • ¿Desde cuándo eres usuario de Mac y por qué decidiste utilizar la marca de la manzana? ¿Switcher o usuario de Apple de toda la vida?

Soy usuario de Mac desde el primer Mac Mini: a mediados del año 2005 aproveché un viaje a Miami, donde tenía un curso, para volverme con uno en la maleta. Antes de eso, había sido siempre usuario de PC, con una cuestión adicional: dado que mis primeros años en IE Business School daba clase de modelos financieros y de herramientas para análisis cuantitativo utilizando programas sobre PC, no era precisamente “un usuario medio”, sino el típico que se conocía hasta la última opción del último menú y que era capaz de reconocer hasta “la cara de error” de un usuario determinado como para resolverle sus dudas casi sin necesidad de mirar a la pantalla… Sin embargo, fue entrar aquel Mac Mini en casa, y se acabó: no volví a comprar ningún ordenador que no fuese de Apple, ni siquiera a instalar Office, me pasé con todas sus consecuencias. Al principio, había cosas que me costaban más, pero era fundamentalmente un problema de “desaprender”: al cabo de poco tiempo me di cuenta de que, en realidad, el mundo Mac era, por necesidad, muchísmo más abierto que el mundo PC. Siendo profesor, recibo archivos de mis alumnos en todos los formatos imaginables: con PC, había muchas ocasiones en las que tenía que escribir al alumno pidiéndole que reenviase su trabajo en otro formato. Desde que estoy en Mac, no me ha vuelto a ocurrir: lo abro todo sin problemas, y eso es una gran ventaja. Por otro lado, muchas de mis tareas habituales son agnósticas con respecto a la máquina, porque se desarrollan sobre herramientas en red.

  • ¿Qué aplicaciones consideras indispensables en tu Mac/ iPhone / iPad?

Lógicamente un navegador, en mi caso Firefox: no suelo utilizar Chrome y no me gusta Safari, solo lo utilizo en el iPad. Además, soy usuario de iWorks al completo, tanto Keynote como Pages y Numbers. Para video, QuickTime o VLC, y realmente, poco más: Calibre y Kindle para gestionar mis libros electrónicos, y utilidades varias como Dropbox, DropCopy o Quicksilver, los lógicos iTunes o iPhoto (no proceso prácticamente nada mis fotos, con lo que iPhoto me es más que suficiente), Spotify, y una VPN, WiTopia. Ah, y por supuesto, Time Machine.

En el iPad soy igualmente poco sofisticado: la mayor parte del tiempo estoy delante del Mail, en Safari con unas cuantas pestañas fijas abiertas, Reeder para leer feeds, Twitterrific para Twitter, Kindle para leer, y poco más. Recientemente he empezado a usar Keynote en el iPad para preparar presentaciones rápidas: me he sincronizado toda mi librería de imágenes, y como mis presentaciones son muy simples, me puedo preparar una charla en un ratito y hacerla desde el mismo iPad, eso te da una comodidad y una flexibilidad importante.

No uso iPhone. A pesar de haberlo intentado, nunca he llegado a cogerle el gusto. Soy fan convicto y confeso de BlackBerry, el único dispositivo con el que me veras siempre y a todas horas esté prácticamente donde esté.

  • Cuéntanos alguna manía que tengas a la hora de utilizar tu Mac

Manías muchas, que ya tenemos una edad. En todas mis máquinas verás abierta siempre una ventana de navegador con ocho pestañas que abro todas a la vez desde una carpeta que siempre guardo como “Session”. Además, siempre está abierto el Vista Previa, lo uso un montón para muchas cosas relacionadas con el blog o con presentaciones, aunque sé que hay alternativas mucho más potentes. ¿Más manías? Cerrar todo programa que no esté utilizando, odio encontrarme más de tres o cuatro aplicaciones abiertas, aunque tenga memoria de sobra (en todas mis máquinas suelo comprar casi siempre la configuración con toda la RAM que cabe – otra manía)

  • ¿Qué herramientas utilizas a la hora de dar tus clases o conferencias?

Únicamente Keynote y Firefox. Proyecto la pantalla expandida, de manera que puedo hacer cosas en mi pantalla, trabajar con ventanas fuera de la vista del público y trasladarlas cuando las necesito, y utilizo la pantalla del presentador en Keynote porque hago bastante uso del reloj, de la diapositiva siguiente para mantener la coherencia de la charla, y de las notas. Eso hace que para estar cómodo, siempre pida utilizar mi propio ordenador, situado de manera que pueda ver su pantalla, y con mi propio ratón inalámbrico, es la mejor manera de encontrarte cómodo en un escenario.

Fotografía de Enrique Dans

  • ¿Virtualización, instalación de Windows, o con Mac OS X tienes de sobra?

¿Poner Windows en un Mac? Me parece hasta de mal gusto :-) No lo necesito para nada, y me evoca una época en la que la tecnología me provocaba muchos más problemas y sinsabores que ahora. En ninguno de mis ordenadores encontrarás ni siquiera Office, mucho menos un Windows. Hasta en el PC del despacho he puesto Ubuntu, aunque últimamente lo uso cada vez menos, el MacBook Pro se ha convertido en mi ordenador principal.

  • ¿Tienes alguna anécdota que te haya pasado con tu Mac/iPhone/iPad?

Aparte de dejarme encendido el GTalk o Skype en alguna clase o conferencia y tener que desconectarlo apresuradamente porque alguien se pone a hablarme, no especialmente. O saltar de repente el salvapantallas, que tengo sobre una carpeta con fotos de flores y de bichos… imagínate de repente una foto macro de un ciervo volante a toda pantalla en un salón de conferencias, hay hasta quien se asusta y cree que “el bicho se lo va a comer”... :-)

  • ¿Cómo valoras la aparición del iPad en el mundo de la tecnología? ¿Y de la empresa?

Con todas sus limitaciones, me parece que cubre un nicho interesantísimo: creo que nunca he tenido un gadget al que le sacase tanto partido para tantas cosas. Es ideal para estar en casa, pero también es enormemente cómodo para muchas cosas fuera de ella, porque no da ninguna pereza sacarlo del maletín y ponerse en cualquier sitio, en cualquier rato perdido a leer correos, contestar comentarios, leer prensa, feeds, etc. En los aviones, lo último que hago antes de que cierren la puerta es sincronizar los feeds, y voy tranquilamente poniéndome al día.

  • ¿Hacia dónde crees que se dirigirá ahora Apple? ¿Te atreves a hacer una predicción?

No, la verdad es que no. Con Apple, las predicciones son más de bola de cristal que otra cosa, y aunque algunos confundan el análisis y la opinión tecnológica con lo que hace la bruja Lola, yo no me dedico a eso, no relleno quinielas ni juego a los dados. Con Apple, las predicciones están sujetas a muchos factores que escapan cualquier análisis racional: cuando dan un paso, tiende a parecernos muy lógico y con un encaje completamente calculado, pero predecirlo antes es algo al alcance de muy pocos.

  • ¿Qué tiene que aprender Libranda de Apple? ¿Y la SGAE?

Lo que hay que aprender de Apple es cómo crear valor con un entorno basado casi en su integridad en tecnologías abiertas, pero manteniendo una capa de diferenciación que te mantenga alejado de la competencia. Apple no incumple las normas: trabaja con tecnologías abiertas, y devuelve cantidades importantes de código a la comunidad de desarrolladores, pero mantiene algunas partes completamente exclusivas y bajo su control. Es una buena demostración de cómo las cosas no tienen que ser completamente blancas ni completamente negras, los grises funcionan mejor. Apple ha sabido entender perfectamente lo que las comunidades pueden aportar a su negocio, y lo ha puesto en práctica generando valor para dichas comunidades y para la propia Apple. Creo que ese concepto es muy potente, y es algo que muchos podrían utilizar para replantear su modelo de negocio con bastante eficiencia.

Sólo me queda dar las gracias a Enrique, y decirle que ha sido un verdadero placer poder entrevistarle. Podéis seguir sus ideas en su blog, en sus artículos, en sus clases y conferencias, y leer su libro. Merece la pena, os lo aseguro.

Más información | El blog de Enrique Dans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos