Estos son los productos de Apple de los que más nos arrepentimos haber comprado los editores de Applesfera
Curiosidades

Estos son los productos de Apple de los que más nos arrepentimos haber comprado los editores de Applesfera

Los productos de Apple son magníficos, de eso estamos todos convencidos. Lo que sí es cierto es que no todos los productos son para todo el mundo. Un Mac Pro, por ejemplo, tiene un público muy definido igual que un Apple Watch SE o un iPad de entrada. Por ello a veces podemos arrepentirnos de alguna compra.

Productos que sí, productos que no

Como todos, en Applesfera los editores compramos y disfrutamos de los productos de Apple. Vemos cuáles son para nosotros, cuáles nos encajan en nuestro día a día y cuáles es mejor que dejemos pasar. Y, como no, también nos podemos arrepentir de alguna compra. Estas son las historias de cuando ha ocurrido.

Miguel López nos cuenta sus aventuras con un Magic Trackpad, un dispositivo que le pareció prometedor, pero que acabó sustituyendo por un ratón convencional.

“Me vi atraído por la llegada de los Magic Trackpad de sobremesa. Considero que los Magic Mouse no son nada ergonómicos a pesar de sus útiles gestos y su magnífica respuesta en pantalla, y pensé que Apple hacía bien en buscar un modo de reemplazar el ratón por una superficie táctil gigante. ¿Era ese el nuevo camino de la compañía? ¿Basarlo todo en gestos y varias capas de presión en los clics?"
"Tenía buena pinta, pero no funcionó. Acabé volviendo a los ratones, ya que el Magic Trackpad mantenía mi mano permanentemente en tensión y acababa más dolorido. Fue un experimento fallido y ese Magic Trackpad acabó en manos de un amigo que también se vio atraído por él y también acabó por desecharlo”.
Homepod Mini White Space Grey Family Screen Usen

Javier Lacort, al que todos conocéis de su podcast Loop Infinito, donde de hecho ya ha reflexionado sobre esta compra, nos habla del HomePod original.

"El HomePod original. Vivo en un piso, así que gastarme 350 euros en el HomePod, como hice en octubre de 2018, era algo que solo podía justificar usándolo bastante, y a partir de cierto volumen. Pronto vi que el volumen adecuado para disfrutarlo comprometía bastante mi máxima de no incordiar a mis vecinos; y que ese dinero podía pagarme unos excelentes auriculares, sin duda algo más apropiado para mi patrón de consumo musical habitual, no molestar a nadie en casa, etc".
"Pensé que usarlo conectado a la tele para reproducir por ahí las películas podía ser una opción, pero como más sentido tenía era comprando un segundo altavoz y disparando la factura hasta los 700 euros, algo imposible de justificar para mí en aquel momento. Lo acabé devolviendo y aprendiendo una valiosa lección: modera el hype a la hora de decidir una compra. Sobre todo a partir de ciertos precios".
Captura De Pantalla 2022 10 11 A Las 12 47 51

Fran Bouzas, nos cuenta su experiencia con la correa de eslabones de piel para el Apple Watch. Una correa interesante que no le acabó de convencer.

“La compra Apple de la que más me arrepiento es la de mi correa de eslabones de piel para mi Apple Watch. Pagué 100 € por ella, y aunque la utilizo todos los días, no me acaba de convencer. Para empezar mi Apple Watch Series 7 es azul, y la correa es negra".
"Por otro lado, se está desgastando muy rápido, y tras ponerme en contacto con el servicio técnico de Apple, su respuesta es que es consecuencia del uso normal. Si pudiese volver atrás no me la habría comprado. Es mucho dinero para una correa, y sinceramente no he visto que la inversión me haya generado un retorno positivo”.

Por mi parte tengo que hablar del Apple Watch original. No de que lamente haberlo comprado, en absoluto, sino de haberlo hecho tan tarde. Compré este primer Apple Watch unos dos meses y medio antes de que saliera la siguiente generación, que también tuve.

Mi idea, desde el lanzamiento inicial, era esperar a una segunda generación. Una mala idea. Viendo lo revolucionario de ese producto durante meses al final me acerqué a una Apple Store y, ante la posibilidad de que el ciclo de renovación fuera de dos años, salí con un Apple Watch en mi muñeca. Lección aprendida: el mejor momento para comprar algo es cuando lo necesitas.

Temas
Inicio