Compartir
Publicidad

Microsoft demuestra de lo que es capaz plantando cara al iPad

133 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunas veces, la grandes compañías sólo necesitan caer en picado para darse cuenta de sus propios errores y renacer de sus propias cenizas. Apple lo hizo hace unos cuantos años y Microsoft parece estar en plena recuperación. Tras unos años desastrosos, la compañía hizo borrón y cuenta nueva y eso se está notando mucho.

Windows 7, Windows Phone 7… dos grandes sistemas que dejan de lado todos los “san benitos” impuestos a la compañía. Pero los de Redmond no quiere que pare la cosa y su apuesta para Windows 8 no podría ser más fuerte. Una apuesta que fusiona dos conceptos que habían nacido de forma independiente: PC y tablet.

La mayor parte de compañías que están lanzando ahora mismo un tablet lo hacen por que tienen cierta experiencia en el mundo móvil y por lo tanto exportan esos conocimientos a un equipo con ideas similares pero más grande. Microsoft ha decidido seguir un camino diferente, añadir al Windows tradicional la posibilidad de convertirse en un equipo portable como un tablet, pero sin renunciar a ninguna opción.

Windows 8 será un sistema unificado para tablets, PC, equipos móviles y lo que es aún más curioso, para plataformas Intel, AMD, y ARM. Microsoft quiere apostar por el mundo tablet, pero lo quiere hacer a su manera y alejandonse, de nuevo, de las apuestas del resto de fabricante.

Microsoft Windows 8, mucho más que un sistema para PC


Windows 8

El vídeo que acompaña esta entrada es sólo una pequeña muestra, las ideas integradas en Windows Phone 7, pero exportadas a un dispositivo más grande y con más posibilidades.

Y es que la compañía ha decido que Windows 8 sea una fusión de tecnologías y por lo tanto no se cierre a ningún tipo de dispositivo, estos detalles los podemos apreciar en el software que mezcla aplicaciones nativas con aplicaciones basadas en HTML5.

Al contrario que la apuesta de Apple y el resto de fabricante, Microsoft quiere que su tablet sea un conjunto de aplicaciones nativas y otras realizadas bajo HTML5 y de enfoque más ligero y simple que funcionen haciendo uso de Internet Explorer.

Lo dicho, no se han querido cerrar a ninguna opción y eso es muy atractivo de cara a desarrolladores y fabricantes… pero, ¿cómo afectará este detalle a los usuarios? Parece que la compañía ha sabido coger algunos de los aspectos de Apple para solucionar ese aspecto.

Si bien los equipos tradicionales podrán contar con más opciones, los equipos tablet tendrán que hacer uso de unas especificaciones bastante concretas y previamente establecidas por la compañía para que puedan mostrar una experiencia de usuario acorde con la que ellos esperan ofrecer.

¿Cómo afecta todo esto a Apple y su iPad?


Windows 8

Apple y el iPad han conseguido algo que hace un año era impensable: ¿cual era la queja más cacareada durante la salida del equipo? Es un iPod touch grande.

Apple ha conseguido demostrar que un iPod touch grande, con un sistema operativo móvil y con aplicaciones móviles y pensadas para dispositivos portables puede resultar igual de práctico y útil que un ordenador completo.

El tiempo y los usuarios les han dado la razón, aunque lógicamente los desarrolladores con sus grandes apuestas tienen buena culpa de ellos.

Sin embargo Microsoft ha querido apostar por un público diferente, ese nicho de mercado que sigue considerando el iPad como un juguete para unos cuantos y con el cual no podemos desarrollar un “trabajo” tradicional, en el fondo el equipo de Apple está más pensado para el ocio aunque se pueda combinar con aplicaciones más complejas.

Windows 8 nos permite usar nuestro tablet con esa función de ocio, como el iPad, pero si en un momento dado queremos trabajar sólo tenemos que abrir nuestro Office, conectar un teclado y ratón y convertir casi por arte de magia nuestro tablet en un ordenador tradicional con su sistema tradicional.

El punto fuerte de Microsoft estará en los usuarios que no quieran cerrarse a la experiencia de usuario de un tablet y que quieran combinar en un sólo equipo ambas opciones sin cerrarse a ninguna opción.

La elección es mucho más arriesgada (básicamente por que el resto de fabricantes han decido seguir los pasos de Apple en lugar de plantar los suyos propios) pero puede que el tiempo les de la razón… en el fondo Mac OS X cada día se parece más a iOS y puede que incluso Apple también termine fusionando ambos sistemas de forma similar.

¿La cuarta transición? Lo siento Apple, está vez no eres la primera que se pasa al mundo ARM y fusiona todos sus equipos bajo un único sistema.

En Xataka | Microsoft revela la nueva interfaz de Windows 8
En Applesfera | “Escalabilidad” el siguiente paso en los grandes sistemas operativos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio