Actualizar macOS Ventura es mucho más rápido. Así es como Apple lo ha hecho posible

Actualizar macOS Ventura es mucho más rápido. Así es como Apple lo ha hecho posible
18 comentarios

Ayer Apple lanzó una nueva actualización para el sistema operativo de nuestros Mac. macOS Ventura alcanzó la versión 13.0.1 para corregir algunos errores. Lo que nos interesa de ello es que dicha actualización ha sido de lo más rápida en instalarse de cuantas hemos visto últimamente.

Y no, no es solo por ser una versión menor, es porque Apple lleva años trabajando en lo que llamamos las actualizaciones Delta. Unas actualizaciones que serán la norma a partir de ahora en macOS Ventura y que, por su naturaleza, se descargarán más rápidamente, se instalarán casi sin que nos demos cuenta y, en conjunto, serán mucho más eficientes.

Actualizaciones Delta, las actualizaciones bien hechas

Cuando realizamos una actualización del sistema operativo, aunque sea un cambio menor, tenemos que tener en cuenta algo muy importante: las dependencias. Tal como nos recuerda nuestro compañero Julio César Fernandez, responsable de Apple Coding Academy, el software del sistema operativo está lleno de componentes que dependen los unos de los otros. Para hacer un cambio en la librería libxml2, como es el cabo de la actualización 13.0.1, hay que tener en cuenta y muy claro cuáles son sus dependencias, y también de las de sus diferentes componentes.

Ante esta situación, lo más fácil desde el punto de vista de los ingenieros es forzar a que se reinstale prácticamente todo el sistema, con lo que se aseguran que ninguna dependencia entrará en conflicto con los cambios. Desde el punto de los usuarios, pero, esto significa una descarga mucho más grande y un tiempo de instalación mucho mayor.

¿Cómo remplazar una sola pieza del puzzle manteniendo la imagen original? Este es el trabajo que lleva años haciendo Apple. Teniendo muy claras las dependencias entre los diferentes componentes y las responsabilidades de los equipos de desarrollo para con las diferentes partes del sistema, ahora podemos hablar de actualizaciones Delta. Una actualización que, por su organización, solo reemplaza la parte que hay que actualizar y deja el resto del sistema operativo en su sitio.

Como cambiar una pieza de un puzzle manteniendo la imagen intacta.

El reto, como estamos ya viendo, es mucho mayor. El riesgo también, porque un error puede tener consecuencias mucho más importantes para con la estabilidad del sistema. Esto lleva a más controles de calidad y pruebas, ya sean humanas como a través de tests automáticos. Los beneficios son importantes, pero, pues estamos ante actualizaciones mucho más dirigidas.

Delta, la letra griega para marcar cambios en ecuaciones y demás variables, bautiza a un tipo de actualizaciones que deberíamos ver cada vez con más frecuencia. Actualizaciones que, aunque no se limiten a actualizar solo una librería como en el caso que nos ocupa, son más eficientes en los cambios que se hace en el sistema. Entre eso y que ahora el Mac prepara sus actualizaciones, igual que lleva años haciendo el iPhone y el iPad, tendremos que esperar mucho menos para seguir disfrutando de nuestro ordenador.

Un cambio que fácilmente podría pasar desapercibido. Pero que lleva parejo miles de horas de trabajo por parte de los equipos de ingeniería de Cupertino para hacerlo posible. Un cambio que agradecemos cada vez que tengamos que actualizar nuestro Mac a partir de macOS Ventura.

Temas
Inicio