Compartir
Publicidad
Publicidad

La experiencia de ser switcher, año 2008

La experiencia de ser switcher, año 2008
Guardar
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas impresiones se cuentan acerca de lo que significa abandonar Windows y comprarse un Mac, es decir, convertirse en un switcher; y parece que dichas impresiones no han cambiado mucho a lo largo del tiempo. Pero con el lanzamiento de Mac OS X Leopard, algunos maqueros veteranos no han estado tan contentos con él y afirman que la 'experiencia Apple' no es tan acentuada como con las anteriores versiones.

Por eso, he contactado con Alexliam, nuestro compañero de Genbeta; un switcher reciente que ha pasado de tener un ordenador con Windows (y a ser todo un experto en ese sistema) a tener un MacBook Pro con Mac OS X Leopard. Le he pedido que me exponga sus impresiones generales del cambio a mac, que os paso a explicar en la entrada extendida.

Generalmente, esas impresiones son positivas. Desde la apertura de la caja (reitera el diseño inteligente y cuidado del empaquetado del portátil) hasta las primeras experiencias con el ordenador, que justificaron el mayor desembolso de dinero. Según Alexliam, son los pequeños detalles (la retroiluminación automática del teclado y el brillo de la pantalla) y el excelente diseño del ordenador los que le han sorprendido gratamente.

Otra cosa que ha puntualizado es la sencillez a la hora de, por ejemplo, instalar una impresora. Mientras que en Windows la tarea le ocupaba horas, en Mac OS X es cuestión simplemente de conectar el periférico al puerto USB. Del mismo modo, conectar ordenadores en red con un Mac es cosa de niños. Alexliam también valora mucho el hecho de no tener que instalar ningún antivirus y que se ha sorprendido mucho con el rendimiento gráfico del ordenador. Otro aspecto positivo es el gran abanico de aplicaciones para Mac que se ha encontrado, acabando así con la leyenda urbana de que no hay ningún programa para nuestra plataforma.

macbook pro apple

Como aspecto negativo encuentra que las actualizaciones del sistema no son tan intrusivas como las de Windows, pero que el hecho de que el Dock le avise de las actualizaciones con frecuencia no es cómodo.

En conclusión, Alexliam considera el haberse pasado a Mac un muy buen paso, ya que afirma que no cree que volverá a comprarse otro PC con Windows. Si esta opinión es la que hay generalizada, se puede decir que los switchers siguen sorprendiéndose y están contentos con el cambio. Esperemos que estas impresiones, con avances como Snow Leopard, sigan mejorando.

Imagenes | Flickr de syl2m (1,2)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos