Compartir
Publicidad

Mi análisis sobre el iPhone 2.0

Mi análisis sobre el iPhone 2.0
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy las conversaciones "tecnológicas" de máquina de café van a centrarse en la salida del iPhone. Algunas personas me han comentado ya acerca de la salida del "esperado" con Telefónica para preguntarme mi opinión. Vamos por partes. La verdad es que el iPhone 2.0 me parece de nuevo evolucionario, no revolucionario.

Si hablamos del hardware, las mejoras propuestas se antojan, aunque interesantes y necesarias, un poco cortas. Así, la adición de HSDPA es algo necesario para introducirse en mercados como el español y el japonés, por poner un par de ejemplos. La adición de GPS es interesante. Mucha gente va a dejar al amigo TomTom en casa y va a disfrutar de un solo aparato, con las ventajas que ello conlleva. Las mejoras en cuanto a duración de batería, autonomía y calidad de llamada también.

Pero la verdad es que ahí queda todo. Y las mejoras vienen a costa de un incremento de tamaño del iPhone que, aunque no sea excesivo, no mejora la imagen de "ladrillete" que tiene entre las personas no acostumbradas a un teléfono de ese tamaño. La "no mejora" de la cámara me parece un paso atrás.

En cuanto al software, dependemos del firmware 2.0, de las mejoras que esperamos. Mejora necesaria es también la opción de conectarse al correo de las empresas si quiere ganar adeptos en el mercado profesional. ¿Tendrá finalmente la función de copiar y pegar, el Bluetooth servirá realmente para algo más que disponer de la funcionalidad de manos libres? Pues ya veremos.

Tengo un iPhone 1.0 en el bolsillo. Básicamente me sobra con una conexión Edge y una tarjeta de prepago de Yoigo, con la que pago 1 euro al día si necesito conectarme y no dispongo de una conexión wifi a mano. La duración de la batería no es un problema, y la calidad de la llamada me parece aceptable. Y el TomTom lo utilizo bastante poco, así que tampoco es que me llame mucho la atención dar el salto y tener un contrato con Telefónica.

Y todo esto lo digo sin conocer ni el precio del teléfono, que es importante, ni el precio del plan, que es fundamental. Que el iPhone 2.0 sea un éxito o no va a depender del precio a pagar cada mes. Haciendo mis cuentas, si el precio fuera de 30 euros al mes, incluyendo datos ilimitados (doy por hecho que el p2p va a estar capado), 300 minutos en llamadas al mes y 300 sms gratis, podría ser interesante, incluso si el terminal no estuviera subvencionado y fuera su precio 199 euros (la versión más baja). Si es a 0 euros habría que hacer cálculos de cuánto tiempo supondría el sobrecoste.

En fin, que estoy contentísimo con mi iPhone en el bolsillo, y que sólo el tiempo dirá si me cambio o no. Y de momento creo que va a ser que no.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos