Diez años de Siri: la década en que los usuarios pusieron a los asistentes de voz en su sitio
General

Diez años de Siri: la década en que los usuarios pusieron a los asistentes de voz en su sitio

El 4 de octubre de 2011, Siri vio la luz en la presentación del iPhone 4s. Fue un hito tecnológico para Apple, pero también para el sector, pues por primera vez se integraba un asistente virtual inteligente en un producto de masas. Lo que una vez tuvo un comienzo prometedor, atravesó un periodo de desilusión con promesas incumplidas, para después ganar petición a petición cierto interés del público general.

Siri desembarca en el iPhone 4s en 2011

Siri no es una creación de Apple. El asistente nace como un spin-off del SRI International Artificial Intelligence Center, que nació en un proyecto de tecnología avanzada del DARPA, perteneciente al Departamento de Defensa de EEUU. Utilizaba el sistema de reconocimiento de Nuance, un viejo conocido del sector.

La empresa Siri lanzó una app independiente para iOS en febrero de 2010, con planes para lanzar una similar en Android y BlackBerry. El 29 de abril de 2010 se da a conocer que Apple compra Siri, retirando la app de la App Store y abortando cualquier plan de convertirlo en multiplataforma. Los planes de Apple se desconocen hasta que el 4 de octubre de 2011, hoy justo hace diez años, la compañía desvelaba el iPhone 4s.

Iphone 4s

Desde entonces, el asistente de voz se incluiría como una funcionalidad cada vez más integrada en el sistema operativo y no como una app independiente. Con sucesivas versiones de iPhone y mejoras de software, fue ganando funciones e independencia. Oye Siri en el iPhone 6s fue un gran paso adelante. Con iOS 10 se añadió soporte para apps de terceros en diversas categorías. El reconocimiento de voces personales fue también un importante logro años después.

Desde el principio, Apple tuvo claro que Siri debía estar en todos sus dispositivos. Así, en junio de 2012 llegó al iPad y tres meses después al iPod touch. En septiembre de 2015 aterrizó en el Apple TV, llegando a los AirPods y Mac a finales de 2016. El HomePod se estrenó con el asistente ya en febrero de 2018.

El ciclo de la desilusión de Siri

Homepod

Gartner presentó hace unos cuantos años una investigación denominada Hype Cycle o ciclo del hype. Según la firma analista, toda nueva tecnología pasa por un ciclo de cinco fases que arranca con el lanzamiento, alcanza su pico de expectativas exageradas y le sigue un abismo de desilusión para a continuación consolidarse y alcanzar la meseta de productividad.

Hype Cycle Gartner

Siri tuvo un arranque prometedor. En su estado embrionario antes de la adquisición de Apple, era capaz de hacer y combinar multitud de órdenes. Sin embargo, la integración en el iPhone cercenó estas posibilidades en beneficio de otras prioridades: más idiomas y más dispositivos. Tuvieron que pasar muchos años hasta que Siri alcanzó el mismo nivel del que partía.

Esto no impidió que el ciclo del hype siguiera creciendo. Hasta el punto en que la entrada de Google primero y Amazon después lo catapultasen a niveles febriles con Google Assistant y Alexa. Un entusiasmo que llevaba a muchos a pensar que la voz se convertiría en una de nuestras interacciones habituales en el día a día, rivalizando con las pantallas.

Google y Amazon parecían haber encontrado por fin un paradigma que les permitiría superar la cada vez mayor preponderancia del iPhone en la gama alta de usuarios. Unos clientes que, por definición, eran los más valiosos a ojos de la publicidad y el ecommerce. Solo así se entiende la enfermiza obsesión por lanzar altavoces diminutos con un asistente integrado, cuyo precio rondaba los 30 dólares con sus promociones frecuentes.

El pivot de Amazon desde el binomio altavoz-micrófono al pantalla-cámara es muy revelador de la marcha de la voz como interfaz

Pasaron los años y la fuerza del ciclo del hype puso a Siri y resto de asistentes en su sitio. Las cosas han cambiado tanto que en el evento de la semana pasada, Amazon no presentó ni un solo altavoz con micrófonos. En vez de eso, vimos un robot doméstico llamado Astro como ejemplo del cambio experimentado. Resulta curioso ver cómo hemos pasado del binomio altavoz-micrófono al de la pantalla-cámara en tan poco tiempo.

Colocando a Siri y resto de asistentes en su lugar

Airpods

Los asistentes virtuales han experimentado un crecimiento en capacidades mucho más lento del que inicialmente se esperaba. Ciertamente, Alexa y Assistant suelen gozar de mejor reputación que Siri en cuanto a reconocimiento, interpretación y ejecución de órdenes. Pero al final del día, los usos en todos ellos son similares.

Usos Asistentes Digitales

PwC preguntó en un estudio por los usos cotidianos de los asistentes de voz. Las respuestas están plasmadas en la gráfica superior, donde comprobar el tiempo meteorológico es la función diaria más extendida con un 35%, seguido de poner música con un 33% y hacer una búsqueda con un 32%. Hacer preguntas rápidas obtuvo un 29% y poner una cuenta atrás o recordatorio un 23%.

El caso de uso que más desea Amazon, la compra online, encuentra rechazo entre la mayoría de usuarios

Desde luego, los asistentes virtuales están lejos de ser usados para cualquier acción sofisticada. Mucho menos, encadenar órdenes y preguntas. Seguramente, si el estudio se hubiera centrado en altavoces, la música ocuparía el primer puesto, con un uso muy por delante del resto. Pero lo que no debe escaparse es el hecho de que la voz se utiliza para comandos muy sencillos.

La realidad es que la voz no es un buen vehículo para desplegar información abundante y rica. Para ello, una pantalla resulta muy superior. Y ahí es donde wearables como el Apple Watch tienen una clara ventaja sobre la voz e incluso el smartphone.

Puede que Siri no haya cumplido con las expectativas iniciales. Pero lo cierto es que esas mismas expectativas eran directamente irrealizables. El asistente de Apple ha encontrado al final su sitio en acciones cotidianas, directas y fáciles de ejecutarse. Unas funciones menos ambiciosas, sí, pero con los pies en la tierra.

Temas
Inicio