Compartir
Publicidad
Publicidad
Por qué se molesta Apple con el iPad
iPad

Por qué se molesta Apple con el iPad

Publicidad
Publicidad

Los primeros años de vida del iPad han sido los más exitosos de un producto de Apple. Durante su primer trimestre de vida, Apple vendió 3.270.000 unidades. El iPhone vendió 270.000 unidades y el venerable iPod unas míseras 50.000. Por supuesto, la comparación no es del todo justa ya que en cada uno de esos hitos, Apple era una compañía diferente.

El iPad llegó a vender 26 millones de unidades en un único trimestre. Para tener un poco de contexto, el único dispositivo en alcanzar y superar esa marca es el propio iPhone. Ni el iPod en su Edad de Oro ni el Mac en sus mejores momentos han llegado nunca a semejante nivel.

Es lógico que después del escepticismo inicial de la prensa tecnológica y aficionados, la marea cambiara de dirección. El iPad era el dispositivo del futuro, destinado incluso a arrebatarle el trono al iPhone. Como sabemos, eso no llegó a suceder y el iPad comenzó a sufrir una crisis de identidad en toda regla. Con el paso de los meses, Apple ha encontrado una solución que está dando sus frutos.

El fracaso de Jobs

Ipad Pro
Si va a existir una tercera categoría [entre el iPhone y el Mac], va a tener que ser mejor en este tipo de tareas que un portátil o un smartphone. De otra manera, no tendría razón de ser - Steve Jobs durante la presentación del iPad.

Con el paso de los años, hemos tendido a idealizar las presentaciones de Jobs y a olvidar o minimizar sus errores. La presentación del iPad fue todo un éxito en su momento, pero encerraba su propia perdición. El iPad era, a todos los efectos, un iPhone grande. Más cómodo para realizar ciertos aspectos que un iPhone o un Mac, pero tan solo porque tenía una pantalla más grande.

En cuanto Samsung estrenó la moda de los phablets y los smartphones comenzaron a crecer en diagonal, al mismo tiempo que los portátiles adelgazaban y se volvían más portables, el iPad dejó de crecer. Su propósito había desaparecido.

Tanto los smartphones como los ultrabooks comenzaron a difuminar los principales valores del iPad

Se trata de un episodio que me recuerda a la saga de ciencia-ficción La Fundación. La aparición de El Mulo, una imposibilidad genética, trastocó los planes de Hari Seldon para reconstruir la civilización a través de La Fundación. Esos planes tuvieron que cambiar y adaptarse a la nueva situación para que La Fundación pudiera alcanzar su destino. Lo mismo ha ocurrido con el iPad.

Jobs pensó que el propósito que le dio al iPad era más que suficiente. Tras su muerte, Apple continuó desarrollando el producto de acuerdo con el plan de Jobs (llegó a decirse que Jobs había supervisado los siguientes cinco años de productos de Apple). Pero ocurrió un imprevisto y el plan se fue al garete.

Ocurrió lo que muchos consideraban impensable: la visión de Steve Jobs había fallado. Algo que para los que seguimos desde hace tiempo a la compañía de la manzana no debería extrañarnos. Bajo su mandato, Apple no fue inmune a los errores y fracasos.

Un nuevo propósito para el iPad

Productos
El propósito del iPad debería ser intentar ser más poderoso y capaz para que nunca necesites tener un portátil. De modo que, ¿para qué quiero un portátil? ¡Puedo añadirle un teclado! ¡Puedo hacer montones de cosas! - Phil Schiller.

Este extracto proviene de una entrevista que se hizo a finales de 2015 al ejecutivo de Apple. Hay que destacar cómo ha cambiado el propósito del iPad. De ser "mejor que el iPhone y Mac para algunas tareas" a "ser más poderoso y capaz que un Mac". De este nuevo enfoque nació el iPad Pro de 12,9 pulgadas y su hermano menor de 9,7. Es en esta línea que se entienden las palabras de Tim Cook con las que auguraba el fin del PC.

Sabemos que aún queda un largo camino que recorrer. Incluso que iOS 10 no refleja (aún) lo publicitado con el iPad Pro. Pero también sabemos que la nueva estrategia del iPad Pro está comenzando a dar sus frutos:

Product Revenue Scorecard
El iPad Pro ha ayudado a este segmento a detener una sangría que duraba ya diez trimestres

El iPad es, junto con Servicios, el único segmento del negocio de Apple en crecer año a año durante el último trimestre de resultados. Es cierto que el volumen de unidades vendidas ha caído un 9%, pero también que el precio medio de venta ha aumentado un 18%. Menos unidades, pero más caras se traduce en que el iPad Pro está ayudando a darle la vuelta a un negocio que muchos daban por perdido.

Tras diez trimestres seguidos acumulando caídas, el iPad ha encontrado su sitio. Cada uno de los productos de Apple compite con el que tiene a un escalón superior, disputándole funcionalidades que antes le eran exclusivas. Con el iPad, eso significa que intentará acaparar tareas propias del Mac. De lo contrario, no tendrá razón de ser.

En Applesfera | 11 puntos interesantes de los resultados financieros de Apple en el tercer trimestre fiscal de 2016.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos