Compartir
Publicidad
Limitado o incluso inexistente: el futuro de Boot Camp en los Mac con procesador ARM
macOS

Limitado o incluso inexistente: el futuro de Boot Camp en los Mac con procesador ARM

Publicidad
Publicidad

Ayer vimos llegar lo que podría ser el rumor más importante del año mientras no lleguen los primeros detalles de iOS 12 y macOS 10.14. Dentro de pocos años veríamos llegar los primeros Mac que abandonen completamente los procesadores Intel en favor de equipar ARM. Eso conllevaría muchísimas consecuencias, y la primera de ellas se notó ayer mismo con el valor de las acciones de Intel bajando fuertemente.

Y de entre muchas otros efectos, hay que ir mirando las repercusiones que tendrían los ARM en macOS. No dudo que en Apple ya estén compilando una versión del sistema que trabaje con esa arquitectura sin problemas, pero... ¿Qué hay de componentes como Boot Camp? ¿Qué pasará con la ejecución de Windows una vez la arquitectura Intel desaparezca de los Mac?

La pregunta que hay que hacerse primero es si Windows es capaz de ejecutarse en procesadores ARM. Y la respuesta es sí: a finales del año pasado veíamos cómo Microsoft presentaba ordenadores ARM que ejecutaban Windows 10 sin problemas. Ahora bien, hay que hablar estrictamente de esa versión de Windows y no de las versiones anteriores. Y mucha gente todavía utiliza Windows 7 y 8 (mejor no pienso en aquellos que aún utilizan Windows XP), así que el primer efecto de este cambio sería que todos los que utilicen versiones anteriores de Windows en Boot Camp van a tener que usar Windows 10.

Nuestros compañeros de Xataka nos explican otra cosa importante: Windows 10 es capaz de ejecutarse en arquitecturas ARM pero con ciertas limitaciones. A grandes rasgos, se puede resumir con que de momento está orientado al usuario general, y limitado a utilizar aplicaciones desarrolladas de forma muy específica. Así que a menos que en Apple se molesten en hacer que Boot Camp emule las arquitecturas x86 de Intel bajo ARM, el Windows que podremos utilizar en los Mac del futuro va a ser bastante limitado.

De aquí a 2020 pueden cambiar muchas cosas

Apple no tiene por qué preocuparse de construir un emulador para poder usar el Windows completo, así que no me parecería nada extraño ver como el futuro de Boot Camp pasa a ser algo más "justito" por ese cambio a las arquitecturas ARM. Aunque hay que tener en cuenta otra cosa: de aquí a 2020 pueden pasar muchas cosas.

Hasta entonces tenemos un periodo de tiempo de hasta dos años en el que esos procesadores ARM van a evolucionar, pasando a ser más potentes. Y por lo tanto, Windows puede darnos muy buenas sorpresas mejorando en esa arquitectura y pasando a ofrecer todas las funciones presentes ahora mismo en Intel.

Podríamos ver a iOS 14 "canibalizando" o "asimilando" macOS en junio de 2020

Y hablo de Windows, pero desde luego también hay que hablar de iOS y macOS. Si el rumor habla de la llegada de Macs con ARM en 2020, hay que pensar en la llegada de una evolución importante de iOS y macOS en la WWDC de ese año. iOS 14 podría, literalmente, canibalizar a macOS que en ese entonces iría por la versión 10.16. O como mínimo, iOS 14 podría ser tan potente que ya habría conquistado a gran parte del usuario general. Veríamos así un macOS puramente orientado a los profesionales.

Con todo esto tampoco descartaría un escenario en el que Boot Camp simplemente haya perdido el interés incluso por la propia Microsoft, quien ahora enfoca sus esfuerzos en que compremos Office 365 en iOS. Si no puedes con el enemigo, únete a él. Si no puedes con iOS, haz tus servicios compatibles con ese sistema.

Serán dos años en los que habrá pasos evolutivos clave en todos los sistemas operativos. Y Boot Camp, me temo, va a quedar como mínimo más limitado. Los próximos pasos llegarán en la keynote de la WWDC 2018 programada para dentro de un mes.

En Applesfera | Apple más allá de Intel: la posible tercera transición

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio