Cómo mejorar el sonido de nuestro Apple TV con unos sencillos ajustes y sin comprar ningún equipo adicional
Tutoriales

Cómo mejorar el sonido de nuestro Apple TV con unos sencillos ajustes y sin comprar ningún equipo adicional

Igual que queremos disfrutar de la mayor calidad de imagen posible, la calidad del sonido con el que vemos el contenido de nuestro Apple TV es tremendamente importante. Podemos optar por barras de sonido, podemos optar por equipos especializados, pero también podemos mejorar el sonido de nuestro Apple TV con unos sencillos ajustes y sin comprar ningún equipo adicional.

Cuidado con la ecualización del televisor

Los televisores, especialmente los más nuevos, cuentan con varios sistemas de ecualización del sonido. Sistemas para eliminar picos de graves, eliminar saturación, mejorar los diálogos, o directamente ecualización integrada por inteligencia artificial, según de qué modelos de televisor estemos hablando. Estos nos permiten mejorar el sonido de la tele, pero pueden jugar en nuestra contra en el caso de estar usando un Apple TV.

Nuestro Apple TV ya viene con un sistema de ecualización. Un sistema de ecualización que puede entrar en conflicto con el que aplique nuestro televisor a la señal. Igual que hace un tiempo os contamos que la mejor forma para utilizar la calibración de color del televisor al usar un Apple TV es mantener los ajustes de la tele en formato "estándar", ocurre lo mismo con el sonido.

Sin poder entrar en detalles de configuración, la recomendación general es que el modo de sonido que seleccionemos en los ajustes de nuestra tele sea el estándar. Así evitaremos una doble ecualización que, además de crear algunos artefactos en ciertas situaciones, puede bajar la calidad del sonido que recibimos del Apple TV.

Si tenemos un HomePod usémoslo, si tenemos dos, aún mejor

Howard Bouchevereau 876c F8ybrg Unsplash

Sí, sé que hemos hablado de no tener que comprar ningún equipo adicional. De lo que estamos hablando es de que si ya tenemos un HomePod en nuestra casa podemos emparejarlo con nuestro Apple TV para configurarlo como salida de audio predeterminada. Recordemos que en tvOS 14 podemos establecer una salida de audio permanente hacia el HomePod.

La calidad de sonido de un HomePod suele ser mucho mayor a la de la mayoría de modelos de televisor, así que es buena idea que le saquemos un rendimiento extra al altavoz utilizándolo para disfrutar de películas y series. Si además contamos con más de uno, ya sean HomePod o HomePod mini (pero sin mezclar) podemos establecer un par estéreo, para disfrutar de uno sonido mucho más envolvente e inmersivo.

La acústica de la sala es muy importante

Por último terminemos hablando de posición y acústica. Evitemos encerrar tanto nuestro televisor como nuestros HomePod en estanterías o elementos que eviten la correcta propagación del sonido o que puedan generar incluso cierto eco. En este contexto es esencial tener presente la distancia de la fuente de sonido con la pared, pues acercándola o alejándola ligeramente podemos ajustar la respuesta de graves gracias a la amplificación natural que nos proporciona.

No hay una distancia óptima, pues depende de cada sala, pero podemos probar varias posiciones para ver dónde suenan mejor nuestros graves sin que el sonido retumbe. De igual manera, evitemos objetos junto a la tele (especialmente debajo) o nuestros HomePod, pues acaban alterando el recorrido de las ondas de sonido y podemos generar distorsiones.

Por último, ante la posibilidad de un eco demasiado pronunciado tengamos en cuenta que cuanto más amoblada esté la habitación, menos eco experimentaremos. Estanterías, cojines, recolocar ligeramente el sofá o colgar un tapiz (si es que llegamos a esto) pueden ayudar a mejorar nuestra experiencia sonora en el Apple TV.

Imagen | Howard Bouchevereau

Temas
Inicio