Vine, seis segundos de vídeo que darán mucho que hablar

Sigue a

Vine

La semana pasada Twitter lanzaba Vine, un nuevo servicio que permite grabar y compartir vídeos con la particularidad de tener siempre una duración de seis segundos, pudiendo luego publicarlos directamente en la red de microblogging.

Para algunos una forma de competir con Tumblr y sus Gifs animados (Tumblr es la red social donde más gifs animados puedes encontrar) para otros el verdadero inicio del uso del vídeo en dispositivos móviles. ¿Una buena idea? ¿tendrá futuro?

Vine, seis segundos de vídeo

Vine

Antes de valorar y comentar algunos aspectos que en los pocos días de vida del servicio han dado mucho que hablar veamos qué y cómo funciona Vine. Vine, aun siendo un servicio asociado a Twitter no se encuentra dentro de la misma aplicación. Es una aplicación independiente, al estilo de Instagram, que podremos descargar desde la App Store. Y es que de momento sólo está disponible para los dispositivos iOS.

Cuando abrimos la aplicación por primera vez crearemos nuestro usuario, asociando nuestro usuario de Twitter o mediante una cuenta de correo electrónico. Una vez creado tendremos acceso a la pantalla de bienvenida.

En dicha pantalla veremos una barra superior que nos da acceso a las opciones: Home (pantalla de inicio), Explore (para buscar contenido por nombre de usuario o etiquetas), Activity (nuestra actividad como usuario de Vine) y Profile (información sobre nuestro perfil con los post publicados en Vine y los Likes – me gusta – marcados).

Mi primera publicación en Vine

Vine

Publicar un primer vídeo en Vine es muy sencillo. Cuando hacemos tap para empezar a grabar nos aparecerá una pantalla que nos permite encuadrar la acción. Para ello contaremos con un formato 1:1. Exacto, el mismo que popularizó Instagram.

Ahí nos darán las indicaciones necesarias para comenzar a grabar. La aplicación sólo graba mientras mantenemos el dedo sobre la pantalla. Cada vez que lo hacemos una barra irá creciendo, siendo ésta la que nos marque los seis segundos de grabación disponibles.

Así que, tendréis que planificar bien qué y cómo queréis grabar vuestro pequeño vídeo. Ya sólo queda decidir donde queremos publicarlo (Vine, Twitter o Facebook)


En Twitter la integración es total por lo que, el vídeo queda embebido en el propio tuit. Haciendo posible su visualización sin abandonar nuestro cliente de Twitter o la web. Tal y como veis arriba, se reproduce en un bucle infinito y la única opción que tenemos es la de silenciar o no el sonido.

Añadiendo amigos

Vine

Al igual que en cualquier otra red social, Vine permite añadir amigos para seguir su actividad en la misma. Las únicas vías ahora mismo son usar nuestro email, cuenta de Twitter o búsqueda manual.

Esto nos permite, dentro de Vine, poder marcar los vídeos que más nos gustan así como comentarlos para interactuar con las personas que seguimos. Exactamente lo mismo que podemos hacer en otras aplicaciones como Instagram. En Vine podemos crear una comunidad de usuarios diferentes a los que seguimos en Twitter.

El impacto de Vine

Vine

Con pocos días de vida es difícil cuantificar el impacto de Vine. Además, de momento sólo está disponible para usuarios de iOS. Esto significa que sólo quien disponga de un iPhone, iPad o iPod Touch podrá comenzar a publicar contenido en la red.

Visualizarlo sí es posible a través de los enlaces que compartan en Twitter o Facebook. Aunque también existen algunos proyectos no oficiales que intentan acercar la experiencia que ofrece la aplicación Vine al escritorio. Tenemos VinePeek que nos muestra un stream con los últimos vídeos publicados o VineRoullete que da un paso más y nos ofrece la opción de buscar por temas gracias a las búsqueda por etiquetas.

Pero volviendo a lo principal. Intuimos con casi total confianza que el número de descargas y uso ha sido elevado, muy elevado. Pero que no quedará ahí, irá a más. Como bien comenta Enrique Dans en su blog, Vine puede suponer una importante herramienta para el ecosistema publicitario. Las marcas podrían aprovechar esos seis segundos para llamar la atención del usuario y favorecerse del factor viral e inmediatez para consumir contenido (fotografías, enlaces a webs, textos,…) que ofrece Twitter.

Imaginad el alcance que tendría un vídeo bien planteado para promocionar algún producto. Y como podemos verlo, sin consumir gran cantidad de datos de nuestra tarifa de internet móvil, desde Twitter mejor aún. Ya que en otros casos, enlaces a Youtube, solemos hacer RT y posponer su vísionado al llegar a casa pero luego no lo hacemos.

Problema, el contenido sexual explícito

Vine

Es actualmente el principal problema de Vine. Primeramente por la propia Apple. Ya sabéis que sus normas son muy estrictas y hace pocos días veíamos como sacaban de la App Store la app de 500px. ¿El motivo? la facilidad para encontrar imágenes de contenido sexual.

Vine no se ha librado y en pocos días, bajo la etiqueta #porn, encontramos una gran cantidad de secuencias con contenido no apto para menores. Apple ha eliminado la aplicación de su lista de aplicaciones sugeridas y los responsables de Twitter han tomado cartas en el asunto.

Para empezar ahora mismo Vine no permite buscar el hastag #porn. Pero claro, hay truco y pese a que el buscador no nos mostrará resultados podremos acceder a él mediante la búsqueda de algún hashtag usado de forma conjunta, tal y como comenta Angel Jimenez en Gizmodo.

En Error500, Antonio Ortiz, nos expone brevemente la situación y las posibles soluciones: aceptar que no es posible una “App Store” libre de porno, cambiando las normas de publicación y ser más flexibles (algo que ya parece estar sonando en la red) o crear definitivamente la opción de multicuenta en iOS, pudiendo así establecer controles parentelas para evitar el uso de determinadas aplicaciones. Sin

Mi apuesta por el futuro de Vine

Vine

Cuando escuchas hablar por primera vez de Vine piensas que no resulta nada interesante. Sólo puedes compartir seis segundos, la forma de crear el vídeo no permite mucho juego o edición, que para eso ya podríamos usar Youtube o servicios similares (SocialCam apostaba por ser la próxima revolución social), etc…

Pero según vas observando los usos que le dan los usuarios, la acogida en ellos, las posibilidades que ofrece no sólo a nivel personal sino también para negocios y, sobre todo, lo mezclas con el éxito y popularidad de Twitter entonces, sólo entonces, vuelves a preguntarte por el futuro de Vine y dices: será un éxito.

Sí, creo que en breve se popularizará tanto como Instagram. Porque es un medio perfecto para contenido de consumo rápido y viral. Además, seguro que no tardarán en incluir nuevas opciones a la aplicación para mejorar las creaciones. Bienvenidos al nuevo “gif” de seis segundos.

¿Y vosotros qué pensáis? ¿Éxito o fracaso? ¿Una moda pasajera o la llegada definitiva del uso del vídeo al móvil?

Sitio Oficial | Vine

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios