Síguenos

screencast-quicktime2.jpg

Si estás empezando en el mundo de la creación de screencast seguramente tienes dudas de cual es el mejor programa para esta tarea. En su día realice bastantes screencasts y si te puedo dar un consejo personal, te daría únicamente uno: “se claro y conciso, no te compliques la vida“.

La máxima en un vídeo que muestra el funcionamiento de algo es como se explica, lo fácil que se entiende o lo sencillo de hacerlo, no lo bonito que ha quedado el vídeo o los fantásticos efectos aplicados. Así que si quieres empezar en el mundo de los screencast, ¿Porqué no empezar con un programa sencillo?

Es el caso de QuickTime X, el cual incluye una fantástica opción para realizar capturas de pantalla en vídeo de una forma muy simple y sin necesidad de complicarte la vida con avanzados programas y opciones. Veamos las principales características del programa.

QuickTime X, opciones:

QuickTime desde su versión 10 se ha convertido en un programa muy “simple” visualmente hablando, por eso algunas personas ni se han percatado de muchas de sus opciones. Una de ellas es la realizar grabaciones de pantalla de una forma rápida.

Para acceder a esta opción tenemos que ir a Archivo/Nueva grabación de pantalla. Una vez pulsado, QuickTime nos mostrará el sencillo menú de opciones, luce así:
screencast-quicktime.jpg

  • Botón de grabación. Una vez pulsado este botón se iniciara de forma automática la grabación de nuestra pantalla.
  • Flecha. En esta diminuta flecha se agrupan todas las opciones de grabación que nos ofrece el programa.

Si pulsamos sobre la flecha de opciones accederemos a las siguientes opciones:
opciones-quicktime.jpg

  • Micrófono. Aquí podemos seleccionar las distintas entradas que podemos usar como micrófono o simplemente no usar “ninguno”, en este caso el vídeo tendrá los sonidos generados por nuestro Mac, pero no voz.
  • Calidad. Si tienes una pantalla relativamente grande y piensas reducir el tamaño final del archivo, esta opción no nos importa mucho, aunque siempre es útil tenerla en cuenta. Lo cierto es que la diferencia entre ambas opciones es poco evidente.
  • Guardar en. Por último podemos definir donde queremos que se guarden los archivos generados.

Una vez iniciada la grabación podemos hacer uso de un acceso directo de teclado o desde un botón situado en la barra de menús para detener la grabación:

detener-quicktime.jpg

Algo bueno que tiene la creación de screencast con Quicktime es que estos se graban de forma constante por lo que una vez terminado y pausado el vídeo esta listo para su reproducción y algo aún mejor es que lógicamente el programa tiene un precio de cero euros y los resultados son más que buenos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios