Sigue a Applesfera

La transición de Mac a Intel fue presentada por Steve Jobs en la WWDC del 2005, en aquella presentación Apple se subía al carro de la arquitectura x86 y con ella se igualaba a la de los PC, lo cual de golpe y porrazo convertía cualquier Mac en una maquina perfecta para instalar Windows.

Pero siendo Apple una compañía que había apostado siempre por una arquitectura diferente, y además mofado de la propia arquitectura X86, ¿nunca te has preguntado cómo surgió la idea de modificar la arquitectura de Mac OS X?

El origen de la idea, que no la razón por la cual Apple lo hizo, es de lo más curioso y peculiar. Aquí tienes unos datos interesantes sobre la misma.

  • La razón por la cual existe una versión para Intel de OS X, o al menos una de tantas, es la necesidad de una familia de transladarse para que su hijo viviese más cerca de los abuelos del mismo.

Esta historia es real y nos la cuenta uno de los miembros de dicha familia desde el portal Quora. Kim Scheinberg y su marido, el cual había trabajado para Apple desde hacia más de 13 años, decidieron volver a la costa este donde estaban sus orígenes.

Por desgracia su marido, JK (John Kullmann) trabaja a tiempo completo en Apple y la única idea posible era la de realizar “teletrabajo”. Nos situamos en el año 2001, en el cual Apple ya contaba con la posible idea de crear una versión alternativa a OS X para Intel.

JK era consciente de ello y decide proponerle a su jefe continuar con la investigación de forma privada desde su casa y trabajar de forma remota en el desarrollo de dicha versión del sistema operativo adaptada a la arquitectura de Intel.

Este trabajador de Apple estuvo trabajando en la idea por aproximadamente un año desde su casa, donde únicamente su mujer e hijo pequeño conocían de la existencia de dicho producto y desarrollo, hasta que recibió una llamada de su jefe en la cual le pedía hacer una visita para ver el trabajo que estaba realizando y así de paso poder justificar su sueldo.

Su jefe, Joe Sokol, viajó hasta la casa de JK donde comprobó de primera mano la evolución del proyecto. Joe no podía ocultar su interés en el proyecto y le preguntó a JK cuantas semanas le costaría portar dicha versión y hacerla compatible con un portátil.

JK no dudó en afirmar que únicamente necesita un par de horas para contar con una versión funcional del sistema en un portátil. Joe no duda entonces en acudir a una tienda y comprar un VAIO tope de gama donde le pide a JK que instale dicha versión para poder volver con él a las oficinas centrales de Apple en California.

A la mañana siguiente Steve Jobs volaría a Japón para verse con el CEO de Sony.

El proyecto fue completamente secreto durante unos 13 meses, posteriormente se añadirían otros dos ingenieros a principios del 2002 y otros tantos a mediados del mismo año y no sería hasta entonces, unos 18 meses más tarde, que los primeros rumores acerca de una versión de OS X para Intel se estaba preparando saldrían a la luz.

¿Curioso? Mucho, como la misma mujer de JK afirma en la entrada original, OS X para Intel existe, entre otras muchas razones, por el interés de un padre en que su hijo viviese cerca de sus abuelos.

En Applesfera | Marimba, la historia de un tono basado en ideas concebidas hace más de 100 años

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios