Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Es el iPhone un móvil inexpugnable?
iPhone

¿Es el iPhone un móvil inexpugnable?

Publicidad
Publicidad

Estos días el centro de la atención en la lucha antiterrorista en Estados Unidos lo ha copado un iPhone 5c, que como sabes, poseía uno de los terroristas abatidos tras los atentados que tuvieron lugar en San Bernardino. Las autoridades de aquel país cuentan con sólidas sospechas de que el terminal pueda albergar mucha información acerca de su célula terrorista o bien otras organizaciones implicadas, y sin embargo no hay manera de acceder a él.

El dispositivo se encuentra bloqueado y el FBI teme intentar acceder al iPhone mediante el conocido ataque de fuerza bruta ya que sospecha que el iPhone podría tener activado el borrado automático del dispositivo tras diez intentos fallidos, lo que eliminaría para siempre todo rastro de información contenida. Es por este motivo porque el las autoridades han demandando a Apple la creación de una nueva versión del sistema operativo para ellos, mediante la cual puedan franquear el acceso al iPhone para investigar su contenido.

Image

No hay forma de acceder a él

Es lo que Apple define como una 'puerta trasera' y sentaría, a juicio de la empresa de Cupertino, un peligroso precedente, puesto que nadie garantizaría que la agencia no aprovechara este acceso para investigar de forma aleatoria y sin control conversaciones, fotos y demás contenido que pueda almacenarse en cualquier iPhone. En este sentido, los de Tim Cook han sido los únicos en mostrar públicamente su rechazo, y la presión ha recaído entonces en Google, hasta que Sundar Pichai se ha visto obligado a posicionarse y lo ha hecho del lado de Apple.

Pero este asunto no ha hecho sino poner de relieve dos elementos: por un lado la feroz defensa de Apple de la privacidad de los usuarios, un gesto que hay que reconocer como valiente y desde luego, nada fácil, y por otro lo que parece una invulnerabilidad total del iPhone frente al ataque de manos ajenas. Hay que recordar también otro caso, en el que la policía noruega tuvo que esperar a la autorización del juez para forzar al detenido a desbloquear su iPhone mediante TouchID, puesto que ellos eran incapaces.

Image

Un móvil acorazado

La segunda parte es la que más llama la atención: Apple realmente creó un móvil blindado al que sólo pudiera acceder su propietario haciéndolo de forma voluntaria. La firma ha dotado a la plataforma de un cifrado AES de 256 bits, con lo que harían falta "varias vidas" para acceder a su contenido mediante un ataque de fuerza bruta. Por otro lado, Apple borra todo rastro de las claves de los iPhone que salen de fábrica, con lo que aunque el FBI llevara el contenido cifrado de un terminal, sería imposible desbloquearlo por parte de los californianos.

Apple tuvo claro desde iOS 8 que la única manera de asegurar la privacidad del usuario con sus terminales era que absolutamente nadie que no fuera el dueño pudiera acceder al iPhone, ni siquiera ellos mismos.

Por este motivo, las autoridades a cargo de la investigación de los sucesos de San Bernardino, han optado por intentar superar el código de bloqueo del famoso iPhone 5c, y aquí se encuentran con otra capa de protección: Apple ha previsto los ataques de fuerza bruta y se protege de ellos dotando al iPhone de un retardo de hasta una hora si se intenta acceder de forma fallida varias veces, y lo que más preocupa al FBI, el eventual borrado del contenido si el usuario así lo tiene configurado. Ante este panorama, la agencia ha optado por rendirse al blindaje y pedir ayuda a Apple, cuya respuesta, ya conoces.

Image

El FBI quiere colarse por la única rendija

Apple tuvo claro desde iOS 8 que la única manera de asegurar la privacidad del usuario con sus terminales era que absolutamente nadie que no fuera el dueño pudiera acceder al iPhone, ni siquiera ellos mismos. Y esto en parte lo han logrado: acceder al contenido cifrado de un iPhone es virtualmente imposible, pero el FBI ha encontrado un resquicio por el que se podría colar. La agencia ha solicitado a Apple que desactive la capa de defensa que crea un retardo en primer lugar y borra el contenido en el segundo, de forma que puedan acceder al mismo mediante fuerza bruta.

¿Puede Apple técnicamente hacer esto? La respuesta es sí. Se trataría de desarrollar una versión de iOS paralela, con la firma legítima de Apple, que se instalaría tras poner el dispositivo en modo DFU y de esta manera introducir el nuevo firmware que elimina estas capas de protección. Los expertos aseguran que pese a esto, acceder el iPhone no resultaría nada fácil, pero se trataría la única manera de acceder a un móvil que ha resultado ser completamente acorazado.

En Applesfera | Apple, FBI y seguridad: ¿dónde está el límite de la lucha antiterrorista?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos