El nuevo iMac y el iMac que me hubiese gustado que fuese

Sigue a

iMac


Un diseño al filo de lo imposible. Así define Apple al nuevo iMac. Y no le falta razón. Los bordes de tan sólo 5mm hacen que realmente digamos wow al verlo por primera vez físicamente.

Pero un diseño sobresaliente no ha evitado las críticas por parte de muchos usuarios. ¿El motivo? Pues el propio diseño. Y es que hemos perdido algo que antes ya era complicado, poder acceder fácilmente a determinados componentes para su reparación o simplemente ampliación. Ahora que ya hemos visto sus tripas es cuando puedo opinar con más datos sobre el nuevo iMac y el iMac que me hubiese gustado ver.

El nuevo diseño, más monoplaza que nunca

iMac

Como pudimos saber tras los primeros despieces la memoria y resto de componentes no van soldados. Algo que realmente nos gustó comprobar, sobre todo para el modelo de 21,5 pulgadas que por la falta de información en la web de Apple nos hacía pensar que no sería así y heredaría esa característica de ram soldada en placa del MacBook Air.

Todo un inconveniente si en un futuro queríamos ampliar. No podríamos, obligándonos a tener claro si queremos aumentar la RAM o no. Pagando el precio que Apple establece para “sus” memorias. El cual, ya sabemos que es desproporcionado.

iMac

Sigamos. Como la anterior generación, acceder al interior y sus componente sólo es posible desmontando la pantalla. Si antes era complicado ahora no es mucho más ya que por ejemplo no hay tornillos que quitar pero sí una dificultad extra, la pantalla está sujeta mediante un adhesivo que también evita la entrada de polvo.

Si la desmontamos tendremos que volver a “reutilizar” el mismo adhesivo. Y seguro que algunas zonas quedan menos fijadas. Por lo que adquirir cinta adhesiva de doble cara o alguno de los kit que seguro algún fabricante comercializará será casi imprescindible. Sobre todo si no queremos que con algún movimiento la pantalla haga plof!! contra la mesa. Como veis, un detalle que resulta un contratiempo en muchos aspectos.

Es un iMac vale pero también un sobremesa

iMac

El iMac es el todo en uno de Apple. Posiblemente el más famoso del mercado y que aún sigue sorprendiendo a quien lo ve por primera vez. Preguntando siempre, “vale pero ¿y la torre?

Disponer de todo en la misma pantalla es tan cómodo que sólo cuando tienes uno lo compruebas. Es increíble, todo en la misma pantalla. Libre de cables que cuelgan y se enredan, de una torre que ya no sabes donde colocar, si en el suelo, en la mesa, de lado, tumbada, etc.

Pero ojo, sigue siendo un sobremesa y como tal se espera que sea más potente que un portátil. El iMac lo es pero pierde características que un PC sobremesa siempre ha tenido. Nada de ranuras para ampliaciones, acceso a su disco duro, ram, gráfica, etc… de forma más o menos cómoda.

iMac

Es cierto que en los modelos anteriores y en el nuevo iMac de 27” tenemos una ranura que nos da acceso a la RAM. Genial, en dichos modelos podemos plantearnos ampliar la memoria cuando más nos interese (por necesidad dentro de un par de años o reparación) y seguir disfrutando de un buen equipo. Pero nos gustaría algo más. No las mismas opciones de un Mac Pro pero si al menos acceder fácilmente al disco duro.

Opciones de mi iMac soñado

iMac 2011 Interior del modelo antiguo, mucho espacio aprovechable con el nuevo hardware

Siempre he prensado que la Superdrive está de más. En mis portátiles la sustituí por un SSD, en el iMac lo hice durante un tiempo hasta que decidí aprovechar el segundo conector SATA. Aunque no descarto eliminarla y montar un RAID con dos SSD y mantener el HDD para almacenamiento.

Me parece bien que Apple la haya eliminado pero antes de reducir los bordes, porque recordemos que según nos acercamos al centro la parte trasera aumenta su grosor para dar cabida a los componentes, hubiese realizado otras mejoras.

La nueva versión para mí hubiese sido ideal si en lugar de reducir tanto el grosor se hubiese optado por aprovechar el espacio y recolocar los componentes. Permitiendo opciones de ampliación. No necesariamente de todos los principales componentes pero sí de la RAM y el disco duro. Porque, por muy fino que sea en la mesa sigue ocupando el mismo espacio.

La gráfica usa el conector MXM, se podría en teoría cambiar pero no creo que sea fácil ni económico por diversos motivos. Tal vez mediante un ST Oficial podríamos conseguir una gráfica superior pero sería difícil.
iMac Al igual que la RAM, compartimentos en la base para acceder a los discos duros

En la imagen que he colocado arriba vemos como podría haber sido el interior. En la misma parte inferior tendríamos acceso a componentes como los discos duros o memoria RAM. Resto de espacio se podría haber aprovechado para ofrecer un sistema de refrigeración más potente que permitieres incluir ¿un segundo procesador?.

Es lo que es, veamos que ofrece

Benchmark iMac 2012 vs iMac 2011
iMac iMac 2012 vs Mac pro 2012

imac iMac 2012 vs Mac Mini 2012

Pero da igual, el nuevo iMac se venderá y mucho. Las próximas cifras arrojarán cantidades astronómicas y será un éxito. Por mucho que nos quejemos siempre seremos un porcentaje tan pequeño que no creo que consigamos nada.

Aún así, seguiré opinando lo mismo y cuando me pregunten me reafirmaré. Los nuevos iMac me gustan, me parecen increíbles. Además, según los resultados de PrimateLabs, los benchmark arrojan resultados satisfactorios. Pero hubiese deseado algo diferente. Sobre todo porque podríamos haber tenido un equipo más versátil y potente sin renunciar a la idea original de hacer el todo en uno más delgado.

Además, seguro que el grupo de ingenieros de Apple podría haberlo llevado a cabo pero sus motivos tendrán. Yo, de momento, voy a seguir con mi actual iMac de mediados de 2010. El día que toque actualizar veré que ofrece a nivel rendimiento el nuevo iMac y tomaré la decisión de comprar o no.

Espero que para aquel entonces el nuevo Mac Pro esté en el mercado. Porque se que los nuevos iMac son y serán suficiente para muchos. Que no todos querrán ampliarlo o incluso se atreverán a repararlo en caso de avería. Pero no todos somos iguales. No quiero estar cambiando la gráfica cada seis meses pero sí poder acceder al HD y la RAM fácil y rápidamente. Y si se platean otro método para unir la pantalla que no sea adhesivo mejor.

Se me quedan muchas más cosas en el tintero. Podría hablar de más detalles pero creo que todos entendéis lo que quiero decir. Los nuevos iMac son increíbles pero por muy poco podrían haberlo sido más aún tanto en diseño como prestaciones. ¿Qué pensáis?

En Applesfera | Se filtran las diferentes configuraciones opcionales de los nuevos iMac

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios