Compartir
Publicidad
Análisis de Jabra Elite Sport: los auriculares perfectos para deportistas con Apple Watch
Accesorios

Análisis de Jabra Elite Sport: los auriculares perfectos para deportistas con Apple Watch

Publicidad
Publicidad

Nota de Applesfera

Me cuesta concebir el deporte sin música, deportes en solitario como correr o hacer ejercicio en el gimnasio. Cuando te pasas una o dos horas, es prácticamente necesario tener algo de música en tus oídos o un buen podcast. Con el Apple Watch todo esto es mucho más sencillo, pero también se requiere de unos buenos auriculares inalámbricos para ello.

Durante un buen tiempo he estado buscando y trasteando con diferentes auriculares inalámbricos para hacer deporte. Hay muchos factores para que sean perfectos, como la calidad del sonido, la autonomía, el ajuste en el oído, la resistencia al sudor... Algunos cumplen más que otros, pero de momento ninguno cumple con todo, eso sí, ninguno se acerca tanto como los Jabra Elite Sport.

Su propio nombre lo indica, estos auriculares inalámbricos in-ear de Jabra están pensados especialmente para deportistas. Puedes usar cualquier tipo de auriculares inalámbricos para el ejercicio físico con el Apple Watch, quizás los AirPods sean más que suficientes para la mayoría. Sin embargo, para mi después de utilizar durante unas semanas los Jabra Elite Sport, están a otro nivel a la hora de hacer deporte.

Jabra Elite Sport Pesan poco a pesar de su tamaño y cuentan con un diseño... robusto.

Diseño y construcción de los Jabra Elite Sport

Nada más cogerlos en la mano te das cuenta de que los Jabra Elite Sport están diseñados para resistir actividades físicas considerables. ¿Por qué? Son unos auriculares robustos, con áreas de goma para sujetarse mejor y sin apenas fisuras que den la sensación de que entrará agua o sudor en ellos. Es una sensación similar a cuando utilizas una funda resistente a impactos en el teléfono.

Los auriculares son negros, para pasar más desapercibidos, aunque existe una variante en la que una parte de silicona intercambiable viene en un verde bastante chillón. No pesan prácticamente (no llegas a notar el peso al llevarlos puestos) y su tamaño, si bien son grandes, al colocártelos y debido a su buena sujeción, no supone un problema.

Cada auricular cuenta con dos botones: subir y bajar volumen en el izquierdo, dos botones multifunción en el derecho. Dos pequeños agujeros para los micrófonos y en la parte inferior del auricular derecho... un sensor cardiaco, del que hablaremos más adelante. Existe también un pequeño LED en cada uno que nos indicará el estado de la batería o la conexión. Por último, en la parte interior cuenta cada uno con dos áreas de metal que sirven para conectarse al estuche de carga y cargarse.

Jabra Elite Sport El estuche de carga funciona por microUSB y ofrece hasta dos cargas extra a los Jabra Elite Sport.

Hablando del estuche, se trata de una caja rectangular con un tamaño adecuado pero nada ergonómico. Carga por microUSB y tiene un total de tres LEDs indicadores para saber la carga del estuche y de cada uno de los auriculares al colocarlos en la caja.

Uno de los aspectos que más me han gustado es el hecho de que son resistentes al agua. No puedes irte a nadar con ellos (o no deberías), pero sí sudar todo lo que quieras o hacer deporte con lluvia. De hecho, puedes limpiarlos ligeramente bajo el grifo sin miedo a que se mojen después de cada entrenamiento. Jabra asegura un total de tres años de garantía en este sentido. Los auriculares en general resisten el sudor, sí, pero uno los utiliza con más tranquilidad si el fabricante ofrece esta confianza.

Sonido a la altura que gana gracias a un buen aislamiento

Mi mayor problema con los AirPods es que no se trata de unos auriculares in-ear, por lo tanto prácticamente no aíslan el ruido externo. Los Jabra Elite Sport hacen muy bien esto, no solamente por ser auriculares in-ear, sino porque se adaptan tremendamente bien al oído para evitar la entrada de ruido del exterior. En consecuencia, el sonido que emiten es directo y sin interferencias.

Se trata de un sonido claro y a la altura de lo que uno se espera de unos auriculares así.Siempre y cuando el dispositivo que lo emita y la calidad del archivo lo permita, por supuesto. Resuelve muy bien loa agudos de la música y regular los graves. Sobre este aspecto, otras personas que los han probado me han comentado que no ven problema alguno, por lo que quizás a mi me gusta con algo más de bajos. Algo que se soluciona desde el ecualizador de los auriculares. En líneas generales, es un sonido muy bueno para unos auriculares inalámbricos, más teniendo en cuenta que es sólo uno de los puntos fuertes de este producto.

Jabra Elite Sport Los Jabra Elite Sport sacan un sonido de calidad y a la altura de lo que uno se espera de ellos.

Por último, no hay que olvidarse del micrófono. Cuentan con un micrófono incorporado para llamadas, Siri, grabaciones o por ejemplo para hablar con alguien en persona sin tener que quitarte los auriculares. El sonido capta muy bien lo que estás diciendo, haciendo por ejemplo llamadas no me han comentado en ningún momento que no me escuchan bien, pero sí que se escuchan más cosas aparte de mi voz, vamos, que no aísla del todo bien la voz del ruido del entorno. Pero con lo que más le vas a sacar partido al micrófono es con la funcionalidad HearThrough, que activa el micrófono para reproducir en directo lo que se escucha en el exterior. me encanta utilizar esto al pasar por caja en un supermercado o al cruzarme con alguien por la calle por ejemplo.

El día a día con los Jabra Elite Sport

Sería un delito que unos auriculares pensados para deportistas no tengan un agarre bueno en el oído. Para asegurarse esto, los Jabra Elite Sport tiene un peso mínimo y sobre todo una construcción que les permite ajustarse muy bien al oído. Cuentan con un total de 6 almohadillas (tres de silicona y tres de superfoam) para colocarte la que mejor se ajusta a tu oído. Pero el punto fuerte que permite una sujeción increíble son las EarWing, tres recubrimientos de tres tamaños distintos para encontrar la que mejor encaje en tu oreja. Con la EarWing correcta, aunque quieras, no se te van a caer los auriculares del oído.

Jabra Elite Sport Gracias a la EarWing los Jabra Elite Sport se ajustan muy bien al oído a pesar de su tamaño.

He utilizado los Jabra Elite Sport para correr y haciendo entrenamientos funcionales durante horas, no se han soltado ni tampoco se me han caído nunca. Con litros de sudor y movimientos bruscos incluidos. Normalmente utilizo almohadillas de foam para hacer ejercicio, ya que sujetan mejor, en el caso de los Jabra Elite Sport con las de silicona ha sido suficiente.

Dos puntos en contra los tenemos en la EarWing que recubre el auricular. Tras utilizarlos unas tres o cuatro horas me llega a molestar un poco el punto donde se agarra la EarWing al oído, pero deben pasar unas cuantas horas para que esto ocurra. Por otra parte, cuando tienes los auriculares en la mano o en el bolsillo sin la caja, a veces la EarWing se sale y hay que colocarla de nuevo, en el oído no ocurre ya que es justo en dirección contraria.

En cuanto a la autonomía en el día a día, los Jabra Elite Sport cuentan con tres horas de reproducción según el fabricante. ¿Cumplen? Lo hacen, escuchando música a un volumen razonable llegan incluso a algo más de tres horas a veces. Si estás todo el rato utilizando el micrófono o estás haciendo un entrenamiento con el sensor cardiaco, la autonomía se reduce algo. Por otra parte, el estuche de carga nos ofrece dos cargas completas más. Y cargan bastante rápido, no he conseguido determinar con exactitud el tiempo de carga o si tienen alguna especie de carga rápida, pero me encontré en la situación de que se agotase la batería, los puse unos 20 minutos en el estuche y tuve algo más de una hora de autonomía de nuevo.

Jabra 8 Al abrir el estuche de los Jabra Elite Sport estos se conectan directamente al dispositivo.

Una cosa que me gusta de los Jabra Elite Sport es que sólo tienes que sacarlos del estuche para que se conecten. Es algo similar a los AirPods, aunque sólo funciona con un dispositivo. Los sacas del estuche y al colocártelos en el oído ya están reproduciendo lo que tengas en el iPhone o el Apple Watch. Al meterlos de nuevo en el estuche y cerrarlo, se han desconectado. en este sentido, es realmente como utilizarlos, siempre y cuando no necesites cambiar de un dispositivo a otro. Hablando de conexión, no he perdido nunca la conexión con el dispositivo, incluso alejándome bastante del iPhone en un gimnasio.

Todo el extra que te ofrece la app Jabra Sport

Te das cuenta que los auriculares Jabra Elite Sport son de verdad para deportistas cuando instalas la app para iOS Jabra Sport. No es obligatoria, pero te va a portar una serie de extras a tener en cuenta. Por una parte diversas configuraciones y herramientas, por otra parte un completo sistema de entrenamiento independiente. Algunas de las coas que vemos en la app:

  • Un ecualizador: Algo escueto, con una barra deslizadora para elegir más grave o más agudo. suficiente para añadir un poco de graves a los auriculares.
  • Buscar mis auriculares: Aparecerá en un mapa dónde se han detectado por última vez los auriculares. Es decir, la última vez que se conectaron al dispositivo y a la app. Además te permite emitir un sonido muy estridente que se llega a apreciar cuando no los tienes puestos.
  • HearThrough: Desde aquí podemos configurar cómo queremos que sea la función que permite escuchar en directo a través del micrófono.
Ajust
  • Actualización de firmware: Los auriculares se pueden actualizar a la última versión del fabricante desde la app, así como configurar otras opciones de los mismos.
  • Sensor de movimiento y sensor cardiaco: Los auriculares cuentan con estos dos sensores integrados y gracias a ellos nos permite analizar nuestra actividad y nuestra frecuencia cardiaca a la hora de realizar entrenamientos con la app.
  • Planes de entrenamiento: La app en sí es un completo sistema de entrenamiento. Permite configurar diferentes planes para obtener diferentes resultados, según nuestro estado físico. Es realmente completa, analiza desde el VO2max hasta la cadencia a la hora de correr por ejemplo. También cuenta con diferentes actividades de cross, análisis por zonas de entrenamiento o consejos de recuperación y reposo. Por último, mencionar que se puede conectar a Strava o Endomodo.
Entrteno

En definitiva, la app no es necesaria pero puede aportar mucho tenerla instalada. Sólo para actualizar el firmware o registrar los auriculares para disponer de la garantía ya es razón suficiente. En cuanto a todo el sistema de entrenamiento, si bien el resultado final es correcto, la experiencia de uso no tanto. Se trata de una app poco cuidada y que no dispone de otros extras como uso desde el Apple Watch o una comunidad a sus espaldas. En otras palabras, prefiero utilizar Actividad y Entreno de Apple.

Jabra Elite Sport El sensor se encuentra en la parte inferior del auricular derecho.

Hablando de el Apple Watch toca hablar de mi característica favorita de los Jabra Elite Sport: el sensor cardiaco. Los auriculares al conectarlos al Apple Watch funcionan no solamente como auriculares sino también como dispositivo de análisis cardiaco. Con esta funcionalidad, el Apple Watch permite conectar otros dispositivos más precisos para analizar la frecuencia cardiaca durante un entrenamiento, y ahorrar así batería en el reloj.

He hecho varios entrenos con los dos sensores y los resultados son similares. No obstante, los de Jabra Elite Sport son más constantes que los del Apple Watch, que a veces no hace una lectura correcta. Es una característica que no esperaba y que tampoco pensé que funcionara del todo bien, pero lo hace, y por lo tanto es una grata sorpresa disponer de esta característica extra.

Frecuencia cardiaca Una misma carrera de 7 kilómetros con dos Apple Watch (uno con los Jabra elite Sport como sensor cardiaco externo, el otro con el sensor integrado). En rojo los datos recogidos por Jabra Elite Sport, en azul los datos recogidos por el Apple Watch.

Jabra Elite Sport: por qué comprarlos y por qué no

En líneas generales, los Jabra Elite Sport son unos auriculares de muy alto nivel. Siendo deportista es como más provecho les vas a sacar, porque hay algunas funciones especialmente pensadas para entrenos y actividad física. No obstante, su buena calidad de audio, la autonomía y el perfecto encaje en los oídos han hecho que no quiera desprenderme de ellos incluso cuando no estoy entrenando.

Jabra Elite Sport La pega más importante es utilizar estos dos botones mientras tienes los auriculares puestos.

¿Pegas que encontrarles? Pequeños detalles como que las EarWing se caigan al no usar los auriculares o que llevar el estuche en el bolsillo no sea lo más cómodo del mundo. Lo más molesto de todo es sin embargo el utilizar los botones de los auriculares, al primar la durabilidad cuentan con un recorrido más corto y forzado. Es decir, cuando pulsas un botón tienes que hace mucha fuerza, a veces incluso se desencaja el auricular del oído. Mi solución para esto es utilizar los controles del Apple Watch, por lo que sólo tengo que pulsar el botón de HearThrough de vez en cuando.

Jabra Elite Sport Pensados para deportistas, útiles para cualquier usuario.

Los auriculares Jabra Elite Sport se pueden adquirir desde la página oficial del fabricante o desde Amazon entre otros. Su precio oficial es de 219,99 euros en la página del fabricante y y unos 210 euros en Amazon según el color que escojas. Estamos ante unos auriculares de alta gama, enfocados a un público con unas necesidades específicas. Así que si necesitas un producto de calidad para hacer deporte y que te asegure no fallar, Jabra Elite Sport son sin duda la mejor opción a día de hoy.

Más información | Jabra

Los auriculares han sido cedidos para la prueba por parte de Jabra. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio