Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis Marshall Minor

Análisis Marshall Minor
Guardar
64 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Applesfera no analizamos muchos auriculares, para eso ya tenemos a los compañeros de Xataka, aunque siempre nos gusta destacar algún que otro modelo por sus curiosidades o cualidades específicas que los distan del resto de productos.

En este caso hablamos de unos auriculares que merecen cierta atención por su, cuanto menos, curiosa construcción ofreciendo un dispositivo a medio camino entre un auricular tradicional y un auricular interno.

Los Marshall Minor parten de un concepto que ni llega a ser un autentico auricular intraauricular ni completamente externo, lo cual los convierten en un equipo que puede causar muchas dudas a la hora de realizar su compra, así que este sencillo análisis puede ser decisivo para hacerse con la compra.

Marshall Minor, la clásica marca se sube al carro de los auriculares


Marshall Minor

¿No conoces Marshall? Por no alargarnos en exceso te rescato parte de la entrada que podemos encontrar en la Wikipedia sobre ellos:

Marshall Amplification es una empresa inglesa que se dedica a la fabricación de Amplificadores para guitarras eléctricas. Los amplificadores Marshall son muy conocidos y valorados entre los guitarristas y son un símbolo junto con las guitarras Gibson Les Paul y Fender Stratocaster. Los amplificadores de gama alta de Marshall siguen usando preamplificadores y etapas de potencia a válvulas de vacío en vez de transistores de estado sólido, aunque también fabrica dispositivos más baratos con únicamente transistores o mixtos (híbridos)

Queda claro que aunque es su primera introducción en los auriculares de consumo, hablamos desde luego de una empresa con bastante recorrido en el ámbito musical y que poco o nada tiene que envidiar a otras empresas tal vez más conocidas.

Haciendo gala de dicha reputación los auriculares cuentan con una garantía premium durante un año mediante la cual se comprometen a cambiar tus auriculares por unos nuevos si se presenta cualquier tipo de desperfecto o problema con los mismos.

También se nota esa demostración de calidad en el acabado de los mismos, realizados con materiales de primera calidad y con bonitos y distintivos detalles, sin duda una buena forma de llamar la atención puesto que no son precisamente “disimulados”.

Además, como buen dispositivo Inglés, el control de llamadas y micro se encuentra en la posición contraria (izquierda) de los auriculares, aunque la parte negativa es que no incluye control de volumen.

Marshall Minor, comodidad y usabilidad


Marshall Minor

Como comentaba con anterioridad, tal vez el punto más importante sea comentar si son o no cómodos. Intentado resumir de nuevo… son unos de los auriculares más cómodos que he tenido nunca.

El hecho de que apenas haya que introducirlos en el pabellón auditivo los convierte en una fantástica opción para aquellas personas que rápidamente se cansan de usar auriculares. El único detalle que se me escapa por completo es la pequeña pieza de goma que incluyen para aumentar la sujeción, puesto que tras probar todas las que incluye apenas he notado ninguna diferencia entre todas ellas.

La sujeción en todas ellas es prácticamente idéntica sin importar el tamaño del accesorio. La parte negativa de esta extrema comodidad se la llevan dos apartados:

  • Percepción del ruido externo. Casi en exceso, es fácil escuchar los ruidos que nos rodean y por lo tanto se puede hacer algo incómodo usarlos en lugares ruidosos. Los auriculares compensan este “defecto” con un volumen bastante alto, aunque a cambio podemos producir algún que otro problema auditivo.
  • La comodidad los convierte en unos malos auriculares para ciertas ocasiones. Me explico, son unos auriculares extremadamente cómodos pero a cambio es bastante fácil que se suelten así que es impensable hacer deporte con ellos o ciertas actividades que requieran mucho movimiento, incluso andando o con cualquier ligero enganche en fácil soltarlos.

Marshall Minor, calidad de audio


Marshall Minor

Soy sincero, cuando me los puse por primera vez esperaba una calidad de audio sobrenatural y propia de la supuesta marca a la que hacen referencia. ¿El resultado? Bastante normal, pero el tiempo y algunos análisis me han hecho recapitular sobre este aspecto.

Son unos buenos auriculares pero con una pega, tiene una ecualización pensada de forma bastante clara para música basada en rock, rock&roll y en general cualquier sonido que se aleje de clásicas canciones de pop o electrónica. Hablamos de unos auriculares con un sonido bastante claro y con tendencia a los agudos (aunque sin llegar a molestar) y eso hace que escuchar canciones en las cuales los bajos son parte importante los convierta en unos auriculares mediocres.

Sin embargo, en cuanto cambiamos de registro comprobamos como los auriculares son una autentica pieza de lujo con un magnifico sonido, no espectacular, pero más que bueno para los precios de los que estamos hablando (en cualquier caso, nunca de auriculares premium).

Aún así hay que ser cauteloso, puesto que he escuchado opiniones de todo tipo sobre los auriculares y cada persona en este aspecto es bastante delicada y diferente. Esta es desde luego mi opinión, con una valoración bastante alta pero desde luego pensando únicamente en unos registros bastante concretos y en un precio de gama intermedia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos