Compartir
Publicidad
i1Display Pro de X-Rite, análisis: un calibrador de pantalla al alcance de todos
Accesorios

i1Display Pro de X-Rite, análisis: un calibrador de pantalla al alcance de todos

Publicidad
Publicidad

Calibrar un monitor es un proceso que busca conseguir la representación de imágenes de la forma más neutra posible. Esto no sólo permite sacar el máximo rendimiento al panel, también evitar sorpresas cuando imprimimos nuestro trabajo o simplemente visualizamos en otras pantallas. Aunque esto último tiene algunos matices.

Para llevar a cabo la calibración de una pantalla podemos hacerlo a ojo, mediante software -ColorSync está incluida en OS X- o bien mediante hardware. En OS X tenemos una herramienta que permite crear perfiles de color, con el calibrado que realicemos mediante nuestro propio criterio, pero la opción más precisa es recurrir a un calibrador o fotodetector. i1Display Pro es uno de ellos, una de las apuestas de X-Rite para aquellos que busquen la mejor calidad de imagen en su Mac.

i1Display Pro, todo lo que necesitas en un tamaño muy reducido

I4

i1Display Pro de X-Rite es un pequeño dispositivo, un colorímetro que tiene unas dimensiones de apenas 7cm de alto y ancho. Con esta herramienta, que se conecta vía USB, más el software i1Profiler podremos calibrar la pantalla o pantallas de nuestro Mac. Incluso para calibrar impresoras o proyectores.

La pantalla o monitor a color es la ventana a nuestro flujo de trabajo. Las opciones que se definan para su perfil determinarán la experiencia cromática en la evaluación de los colores en pantalla

Entre las características más destacadas de i1Display Pro tenemos las siguientes:

  • Medición avanzada
  • Compatibilidad con sistemas de vídeo NTSC, PAL y REC709
  • Control infinito de punto blanco, luminancia, relación de contraste, gamma y más
  • Creación de perfiles para múltiples monitores
  • Análisis de las capacidades de color de cada pantalla para la calibración de pantallas diferentes
  • Compacto y autónomo para mayor portabilidad
  • Modos básico y avanzado para mayor control
  • Medición y compensación de los destellos superficiales
  • Controles de calidad para seguimiento del rendimiento de la pantalla
  • Optimización de colores especiales Pantone
  • Aplicación ColorTRU para el calibrado de dispositivos iOS y Android

Con todo eso, más el resto de funciones así como la avanzada tecnología que ofrece el colorímetro de X-Rite, podremos obtener una calibración adecuada para la pantalla de nuestro Mac. Sin importar que sea externa o la integrada en el caso de un portátil.

Cómo funciona i1Display Pro

I18

El funcionamiento de i1Display Pro es sencillo aunque conocer para qué sirve cada opción, sobre todo del modo avanzado, y cómo afectará a la creación del nuevo perfil requiere estudiar sobre toda la teoría de la calibración de color.

De todos modos, para usuarios que se inician, el modo básico es muy sencillo de utilizar. Lo primero, tras instalar y lanzar la aplicación i1Profiler, será conectar el calibrador a nuestro Mac.

I8

La aplicación nos permite realizar el perfilado de pantallas y proyectores. Si queremos optar al de impresoras y escáner habrá que mejorar la licencia. Pero sigamos con lo que nos interesa a nosotros, el calibrado de la pantalla.

Una vez seleccionamos el Perfilado de pantallas veremos una pantalla con una columna a la izquierda en la que aparecen anotaciones que nos ayudarán a comprender cómo afecta cada parámetro. Información que para los usuarios menos experimentados resulta vital para comprender todo el proceso.

Así, en esa primera pantalla seleccionamos la pantalla (si hay varias), tipo de tecnología para su iluminación (LED blanco, LED RGB, OLED, Plasma,…), punto blanco (D65 sería el idóneo para fotografía), luminancia (entre 80 y 140 cd/m2), gamma (suele ser 2,2) y si queremos ajustar el perfil en función de la luz ambiente.

I14

Una vez todo seleccionado el siguiente paso es realizar la medición. Al estar en el modo básico vemos una tabla de parches (cuadros de colores) que serán los que se usen para la medición. Si estuviésemos en el modo avanzado podríamos elegir entre una tabla pequeña, mediana o grande con lo que el perfilado sería más preciso.

Podemos crear nuestra propia tabla mediante el uso de PANTONE Color Manager

En el momento de iniciar la medición aparecerán unas imágenes con instrucciones sobre cómo colocar el dispositivo, pasos a seguir, etc. Un proceso muy sencillo para todo tipo de usuarios y nivel. Una vez finalizado volveremos a la ventana principal y seguiremos avanzando.

I1

Con la medición realizada el último paso consiste en crear el perfil que luego seleccionaremos. Aquí es importante establecer un nombre lo más descriptivo posible. Es decir, no sólo el nombre de la pantalla sino también la fecha o cualquier otro dato que nos ayude a saber qué pantalla era. Si tenemos dos monitores iguales diferenciarlos mediante el nº de serie por ejemplo.

Como detalle, en esta pantalla podremos ver la representación 3D, un gráfico con el espacio de color, la modificación de las curvas y una galería de imágenes específicas con las que comprar cómo se visualizan antes y después del perfilado de la pantalla.

I21

i1Display Pro también permite comprobar la calidad y luminancia de la pantalla. De ese modo es posible valorar qué rendimiento ofrece. Para realizar ambas mediciones seguiremos igualmente un proceso muy sencillo que determinará ambos valores de forma independiente. Una utilidad interesante para ver si es o no momento de cambiar de monitor.

i1Display Pro de X-Rite, conclusiones

I7

La calibración de un monitor no es algo sencillo. Incluso tras realizar un primer calibrado, según vamos avanzando y comprendiendo cómo funciona todo vemos que podemos perfeccionar más nuestro perfilado. Pero lo que sí es indiscutible es que sin un colorímetro la tarea se vuelve casi imposible si buscas resultados de calidad.

I5

En esas situaciones el colorímetro de X-Rite i1Display Pro ofrece una solución interesante por precio y prestaciones (199 euros en Amazon). Es cierto que para el usuario doméstico no resulta imprescindible, pero si eres un creativo y te dedicas a la impresión, fotografía, vídeo, diseño web o similares disciplinas debería estar entre tus herramientas. O al menos tener acceso a uno para asegurar resultados.

Con un tamaño muy compacto, un software que funciona rápido y bien, que además tiene tanto un modo básico como avanzado hacen de i1Display Pro un producto interesante. Y si queréis profundizar en todo lo referente al calibrado de monitor un libro recomendable es Calibra el monitor, de Hugo Rodriguez.

Bonus Extra: ColorTRUE y la calibración de dispositivos iOS

Colortrue

X-Rite ofrece soporte para la aplicación ColorTRUE y resto de aplicaciones compatibles. Gracias a ello, i1Display Pro permite calibrar la pantalla de los dispositivos iOS con la misma intención de ofrecer la reproducción de color más exacta posible.

Mediante un proceso de calibración muy sencillo seremos capaces de obtener una imagen idéntica a la de la pantalla de nuestro Mac o incluso cámara de foto. El problema es que ese perfilado sólo se puede aprovechar en las aplicaciones compatibles con ColorTRUE.

I13

Sería genial si Apple permitiese en un futuro la gestión de los perfiles de color en sus dispositivos. Mientras, si usamos aplicaciones como Enlight, Darkroom 2 o Lightroom para el procesado de imágenes podremos usar ColorTRUE para ver cómo se vería en nuestro Mac o antes de enviar a imprimir.

Más información | X-Rite

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos