Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos un puntero para pantallas capacitivas ¿vale la pena?

Probamos un puntero para pantallas capacitivas ¿vale la pena?
Guardar
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las pequeñas novedades o revoluciones que trajo el iPhone fue el uso del dedo como método de entrada para una pantalla táctil, pero parece que ahora estamos volviendo sobre nuestros propios pasos y muchas compañías empiezan a desarrollar punteros para pantallas capacitivas, hemos usado uno durante unos cuantos días y aquí tienes nuestra experiencia de uso con un iPhone y un lápiz para pantallas capacitivas.

Antes de empezar con el análisis comentar que he usado un modelo bastante básico por la sencilla razón de que casi todos son lo mismo, generan una pequeña tensión para que la pantalla pueda responder ante el impulso.

El modelo que hemos usado es de DealExtreme y tiene un precio inferior a los dos euros con gastos de envío incluidos, es decir, un precio ajustadísimo y que justifica con creces su compra aunque antes de correr a comprarlo espera y sigue leyendo esta entrada no vaya a ser que te arrepientas de la compra.

Usando el iPhone con un puntero

Pero vamos a ver ¿no se suponía que la revolución era poder usar el iPhone con los dedos? Es cierto, el iPhone es un dispositivo que funciona francamente bien con el método de entrada para el cual ha sido diseñado pero cada vez aparecen más programas especializados en algunas tareas que requieren de mayor precisión de la que podemos obtener con el dedo.

Pero antes de eso, ¿cómo es usar un iPhone con un puntero? Pues como volver volver un poco al pasado y comprobar lo bien que ha evolucionado la tecnología, a nuestro favor claro.

El iPhone OS ha sido ideado desde el primer momento para ser usado con un método de entrada impreciso como el dedo por lo que cuenta con enormes iconos y soluciones útiles para poder ser usado sin problema alguno por nuestras manos.

Así que con un puntero poco podemos ganar en este sentido, más bien todo lo contrario pasamos a usar el equipo con una única mano y encima teclear se convierte en toda una proeza.

Queda claro que para el 90% de las aplicaciones y para el sistema operativo esta solución es, hablando en plata, una tontería. No aporta nada y de hecho nos resta usabilidad por lo que no merece la pena usarlo en ningún aspecto.

Entonces… ¿para que queremos un puntero?

Llegados a este punto yo también entendería la pregunta, es lógico después de todo lo que he comentado sobre el puntero, pero aún me falta por comentar ese 10% de programas que me he dejado en el tintero y en los cuales tener un puntero se convierte en algo así como una experiencia religiosa.

Hablo de los programas de dibujos, programas que empiezan a abundar en el iPhone e iPod touch y que gozan de una calidad excepcional.

El problema que tengo con todos estos programas es el mismo, yo no puedo pintar con lo dedos, me parece imposible repetir un trazo o intentar juntar dos trazos en un punto, en general la falta de precisión es enorme y no por culpa del terminal si no por culpa de nuestras manazas.

Claro, con un lápiz esto cambia radicalmente, si bien sigue siendo relativamente grande la precisión es muy superior y los trazos conseguidos son muchísimo más naturales, algo en el fondo normal teniendo en cuenta que sabemos dibujar con un lápiz en la mano y no con el dedo.

Programas como Adobe Ideas o Brushes cobran sentido con el uso de estas utilidades y convierten nuestro dispositivo en la tableta de nuestros sueños para poder dibujar.

brushes
Dibujos Adobe

Por desgracia el iPhone cuenta con algo de desviación en las esquinas de la pantalla, eso sin olvidar que aunque es más fácil la creación de trazos continuos seguimos estando ante un dispositivo que no ha sido pensado para ello y la desviación algunas veces no obligara a repetir los trazos varias veces para dar con el correcto.

Conclusiones

Entonces, ¿merece la pena? Hombre pues si te gusta este tipo de programas de dibujo para el iPhone o el iPad está claro que lo agradecerás y notarás la diferencia.

En caso contrario apenas lo usarás para nada ya que es un accesorio un tato inútil para usar con el sistema y el teclado, aunque por poco más de un euro con gastos de envío incluidos puedes comprarlo y probarlo tú mismo, igual descubres que prefieres usar así tu equipo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio