SanDisk Professional G-Drive, análisis: un mastodonte adecuado para quien necesite almacenamiento masivo
Accesorios

SanDisk Professional G-Drive, análisis: un mastodonte adecuado para quien necesite almacenamiento masivo

Poco a poco y debates de privacidad aparte, la nube va cogiendo posiciones para convertirse en el almacenamiento más usado de los usuarios. Quizás ahora lo exprimimos más aquellas personas más acostumbradas a la tecnología, pero ya se va abriendo camino entre el usuario general.

Pero a pesar de todo esto, los discos duros externos siguen siendo la solución para aquellos que necesitan almacenar grandes cantidades de datos sin depender de una conexión a internet. Hoy vamos a ver una solución para esta necesidad: el Sandisk Professional G-Drive con nada menos que 12 TB de espacio en su interior.

SanDisk G-Drive, especificaciones técnicas y diseño


sandisk Professional gdrive

Tipo de disco

Mecánico modelo Ultrastar a 7200 RPM

dimensiones

19.61 x 12.85 x 3.53 cm

peso

2 Kg

capacidades

4, 6, 12 y 18 TB

conexión

USB 3.2 Gen1 (USB-C), capacidad de carga de hasta 45W incluida

precio

De 197,99€ a 600,99€ dependiendo de la capacidad

compatibilidad

macOS 10.12 o posterior, disco preparado para Time Machine

No estamos tratando con el ya común disco externo portátil, cómodo, pequeño y portable que sólo necesita un cable. Aquí volvemos a lo que se veía antes: un disco duro externo grande, de sobremesa, pesado y pensado para descansar en nuestro escritorio de trabajo o estantería. Razón de peso para ello son sus 12 TB de espacio (en nuestra unidad de prueba), que puede llegar a ser hasta de 18 TB.

Sandisk G Drive Detalle
El aluminio de la caja le da al G-Drive un aspecto industrial y robusto.

La caja del disco está hecha en aluminio duro y robusto, lo que le da un aspecto industrial recordando al diseño de los Mac Pro anteriores a la papelera negra de 2013. La parte inferior añade cuatro pies de goma para apoyarlo bien, lo cual es perfecto porque he podido comprobar que la dureza del aluminio es capaz de rayar las mesas de madera maciza.

Sandisk G Drive Pies
Los pies de goma se agradecen, ya que el aluminio es capaz de rayar la madera fácilmente.

Poco tengo que decir respecto a los puertos, aunque eso no significa que sea algo malo. El G-Drive se conecta a los Mac mediante USB 3.2 Gen 1, con cable USB-C incluido y compatible con las interfaces Thunderbolt. Eso le da velocidades teóricas máximas de 5 Gbps, más que suficiente para un disco duro mecánico. Además del puerto USB-C contamos con una ranura para cierres Kensington y un interruptor de encendido y apagado del disco, y la posibilidad de poder conectar en cadena hasta 5 dispositivos compatibles.

Este G-Drive es capaz de cargar los MacBook e incluso los iPad Pro con 45W de potencia

Hay que destacar una pequeña ventaja que puede ser clave para los usuarios de Mac portátiles: podemos utilizar el GDrive y su alimentación como cargador para los MacBook. Es decir: si conectamos el disco (con su enchufe a la corriente) y conectamos su USB al MacBook, éste se carga a una potencia máxima de 45W. Quizás eso haga una carga lenta en los MacBook Pro más grandes y exigentes, pero aún así te permite poder utilizar el enchufe del propio disco como cargador y llevarte el del portátil en la mochila para otros usos.

He probado a hacer lo mismo en mi iPad Pro de 11 pulgadas aprovechando su puerto USB-C y sí, también es capaz de cargarlo sin problemas mientras puedo utilizar el G-Drive como disco externo directamente desde la aplicación Archivos. Aunque cuidado: eso sólo es posible si el disco no está configurado como disco de Time Machine en un Mac moderno.

Sandisk G Drive Puertos
Los puertos del disco: un cierre Kensington, una conexión USB-C 3.2 Gen 1, la toma de electricidad y un interruptor.

En cuanto al ruido, el G-Disk también saca buena nota. Estoy acostumbrado a que mi Mac mini M1 sea completamente silencioso (soy incapaz de percibir cuando está encendido o apagado sólo con el sonido). El disco emite un ruido muy ligero que quedará completamente camuflado si tenemos un ordenador más "escandaloso" como un Mac Pro o un MacBook Pro que trabaje a pleno pulmón y tenga que hacer uso de sus ventiladores. Lo que sí se hace notar son sus vibraciones: las percibo en mis brazos a través de la mesa de madera maciza sobre la que descansa todo mi equipo cuando el disco está copiando datos.

Rendimiento: un disco que puede con todo para el usuario general y (casi) para el editor de vídeo más exigente

El G-Drive nos recuerda que es mecánico y no SSD al conectarlo con el Mac. No aparece casi inmediatamente, tarda algunos segundos (más si el disco llevaba tiempo apagado). Ahora bien, eso no es sinónimo de lentitud: he aquí el resultado de someter el disco a las pruebas de rendimiento de BlackMagic:

Sandisk G Drive Rendimiento

El disco promete velocidades de lectura y escritura de datos de 240 MB/s, y es justo lo que me dan las pruebas: fluctuando entre los 235 y los 244 MB/s podemos considerar que cumple con lo que promete, al menos en el formato de archivos HFS+. Eso permitiría poder editar vídeo en 4K y 60fps siempre que usemos el formato ProRes de Apple, y editar vídeo a 1080p a 60fps en todos los formatos excepto en algunos perfiles de 10 bits. Nada mal para un disco duro mecánico simple que no puede acelerarse mediante configuraciones RAID.

Sandisk G Drive Time Machine

SanDisk Professional promociona los G-Drive como discos preparados para usarse con Time Machine. He hecho la prueba activando la función en mi Mac mini M1 sin ninguna copia, y he podido ver cómo el asistente ha hecho una copia completa de todo el ordenador (casi 122 GB) en apenas 12 minutos. Muy buenas cifras, aunque esto puede cambiar dependiendo del Mac que tengas y de la velocidad de sus discos internos. También hay que decir que las altas velocidades de los puertos USB-C juegan su papel aquí. Conectar el disco mediante adaptadores a puertos USB-A tradicionales puede hacer que estas copias sean mucho más lentas.

Conclusiones: no es un SSD, pero para ser un disco mecánico ofrece todo y más

Sandisk G Drive Lateral

En definitiva, este G-Drive de SanDisk Professional es un disco para los que necesiten mucho almacenamiento y añade un buen rendimiento, y no les importe tener un disco estático en su escritorio. Puede moverse, pero entre peso y bultos es bastante incómodo. Lo veo en los escritorios de familias que necesiten un disco de Time Machine para varios Mac con mucho almacenamiento, o quizás conectado en el ordenador de un editor de vídeo que de momento aún no haya dado el salto a los SSD de alto rendimiento y/o quiera espacio adicional en sus soluciones de almacenamiento.

Su precio es de 445,99 euros, de modo que sale mucho más a cuenta cuando elegimos los almacenamientos más altos como este de 12 TB. Si necesitas 6 TB o menos, quizás puedas ahorrar algo de dinero adquiriendo uno o dos discos externos portátiles más básicos y sacrificando algo de ese rendimiento que he comentado.

Temas
Inicio