Publicidad

HomePod mini, análisis: sonido a lo grande
Análisis

HomePod mini, análisis: sonido a lo grande

Steve Jobs prefería los paseos bajo el sol de California a las sillas de oficina de los despachos. Y lo entiendo. Aquella luz tiene algo de especial que invita a reflexionar, y le encantaba concentrarse caminando por las oficinas de One Infinite Loop. La música siempre fue muy importante: por eso el primer Macintosh podía hablar y la primera interacción que la máquina hacía con el usuario era el famoso "sonido de arranque", tan característico de la plataforma, que por cierto ha vuelto con macOS Big Sur.

Su músico favorito era Bob Dylan, cuyas canciones mejorarían con mucho la experiencia de aquellas caminatas mientras divagaba en el trabajo. Se le solía ver en las mesas de Caffé Macs - la cafetería corporativa de Apple - en One Infinite Loop con un walkman y un café sobre una mesa. Quizás en uno de esos días en los que los cassettes se le quedaban cortos decidió poner en marcha el proyecto iPod. Mil canciones en el bolsillo, o 15 álbumes de Dylan después, el dispositivo fue todo un éxito: sobre todo para él.

Homepod Mini Analisis Ipod Hi Fi iPod hi-fi, el primer experimento de Jobs con los altavoces para casa

Jobs no llegó a conocer el HomePod, pero si ideó su predecesor: el iPod Hi-Fi, un mega-altavoz gigante pero con pocas posibilidades donde plantar uno de aquellos iPod y disfrutar del sonido en casa, sin duda una forma de continuar escuchando la música más allá de esos paseos. Estoy convencido de que entre las ideas que dejó esbozadas en una quizás imaginaria libreta, se encontraba el concepto de estos altavoces inteligentes: llevar el sonido más allá, a cualquier rincón, completamente independiente como para ser conectado físicamente a cualquier dispositivo. Hoy, vamos a conocer un nuevo integrante de la gama que va a permitirnos más posibilidades.

"Oye Siri, pon 'Knockin On Heaven's Door' de Bob Dylan".

HomePod mini, análisis: un diseño imponente

Homepod Mini Analisis Applesfera 1

Lo primero que sorprende del nuevo HomePod mini es el tamaño. Sí, es más pequeño de lo que pensáis (sólo 8,43 cm) y muy ligero: en este sentido hace pleno honor a su nombre. Si tenéis un Magic Mouse, plantadlo en vertical encima de la mesa y contad aproximadamente 2/3 de su altura: así de alto (o de bajo) es el nuevo dispositivo de Apple.

Homepod Mini Analisis Applesfera 20 Izquierda, HomePod mini. Derecha, Magic Mouse 2.

El nuevo diseño encima de una mesa o en cualquier parte de nuestra casa queda imponente: se continúa con una apariencia parecida utilizando la misma malla acústica sin costuras del HomePod original, pero con el diámetro de las aperturas algo menor. Esta malla es acústicamente invisible, es decir, el sonido entra y sale a través de ella sin variar los matices sonoros que produce o captura - manteniendo la estética en todo momento.

Homepod Mini Analisis Applesfera 8

Disponible, eso sí, en los mismos dos colores que su hermano mayor, blanco (las unidades de revisión que hemos probado) y gris espacial, este último más tirando a negro que a gris aunque el efecto de los reflejos en la malla le da un toque algo más suave. Los colores son idénticos al HomePod que ya conocéis.

Homepod Mini Analisis Applesfera 33

El mayor cambio está en la interfaz: ahora, toda la parte superior se ilumina cuando llamamos a Siri o tocamos la superficie. Sencillamente, queda mucho más espectacular de esta forma que el discreto círculo mucho más pequeño del HomePod original. Para que os hagáis una idea, la iluminación del mini en esta interfaz es fácilmente el doble de grande que la del modelo de 2018.

Homepod Mini Analisis Applesfera 26

Para redondear esto, toda la superficie de cristal es táctil, da igual donde toquemos: en el centro, o en cualquier borde. Y no tiene elementos mecánicos para conseguir la pulsación (por ejemplo, como un trackpad) sino que es realmente un cristal que detecta cuando la presión del toque. Al hacerlo, las luces multicolor de Siri inundan toda la superficie de forma mucho más llamativa a lo que conocíamos hasta ahora con el HomePod original.

Homepod Mini Analisis Applesfera 17

Los botones en esta ocasión no están ocultos ni iluminados, sino que se encuentran dibujados discretamente en este cristal táctil. No rompen el lenguaje de diseño visual de la pieza y apagados, apenas se distinguen. Cuando el HomePod mini está funcionando, una luz blanca fija de la mitad del diámetro de la circunferencia de la superficie, se marca en el cristal. A la vista es bastante agradable y no molesta en absoluto si, por ejemplo, estamos escuchando música en el Mac o los tenemos conectados a una tele. Sirve como indicador visual de que tenemos el mini funcionando, de la misma forma que los botones + y - lo hacían en el HomePod original.

Homepod Mini Analisis Applesfera 30 HomePod mini y HomePod (2018)

El cable de alimentación es también trenzado, aunque algo más delgado: en esta ocasión no tiene un enchufe para conectarlo directamente a la corriente, sino que en realidad es un cable USB-C - no extraíble - que necesita de un adaptador de mínimo 20W para funcionar. Sí, viene incluido en la caja. Lástima que necesite de esa potencia, ya que aunque en el extremo del cable tengamos USB-C, si lo conectamos a los puertos de un Mac no tendremos suficiente potencia para alimentarlo. He probado con un iMac, un MacBook Pro y un MacBook Air: en todos los casos, el HomePod mini nos mostrará una luz parpadeante en naranja en el cristal de la interfaz, indicándonos que le falta energía, por lo que siempre hay que utilizar un enchufe apropiado.

Homepod Mini Analisis Applesfera 2

Como producto, hubiera sido completamente redondo (en todos los sentidos de la acepción) si hubiera tenido batería para moverlo con facilidad: este mini por tamaño está pensado más que el original para ser llevado de un lugar a otro de la casa (o al menos más a menudo) que el HomePod de 2018. Quizás el objetivo era contener los - asombrosos - 99€ con los que Apple lo ha sacado a la venta, que hubieran subido con estos cambios. Precio que, sin duda, es uno de los atractivos de compra. Esto en mi opinión, junto al resto de características, va a convertir este HomePod mini en un superventas.

Homepod Mini Analisis Applesfera 24

La base es un círculo sólido algo menor en diámetro que la circunferencia superior y que consta de un recubrimiento similar al plástico. Al contrario de lo que pueda parecer con una base tan pequeña, es bastante estable y difícilmente volcará ni con los movimientos naturales que podamos hacer encima de una mesa, o con roces o pequeños golpes accidentales en muebles o estanterías.

Homepod Mini Analisis Applesfera 25

El conjunto está diseñado - al igual que el HomePod original - para pasar desapercibido como elemento neutro de decoración pero con la suficiente presencia como para llamar la atención si lo resaltamos con la decoración. Se aleja del aspecto clásico de algunos altavoces y podría pasar perfectamente como elemento decorativo.

Un sonido nada discreto

Homepod Mini Analisis Applesfera 31

Con la aparición del HomePod original, yo era de los que pensaban que Apple jamás lanzaría una versión mini: entendiendo como mini algo recortado en calidad que impactaría en el sonido o el reconocimiento de voz para Siri, seña de identidad de la gama. Afortunadamente, este mini no ha hecho nada de eso. Empezando por lo básico: la física de su altavoz.

Homepod Mini Analisis Applesfera Guiado Sonido

La nitidez acústica parte de un transductor de rango completo diseñado por Apple que es capaz de crear graves consistentes y agudos muy definidos, este es el "órgano" principal del altavoz para crear el sonido. A los lados, los radiadores pasivos mejoran esta amplitud de graves y cancelan las distorsiones. Este elemento suele estar presentes en altavoces de este tamaño, pero en el HomePod mini hay una diferencia esencial con el resto: el chip S5.

Con el HomePod mini, Apple lleva el audio computacional al siguiente nivel: el chip S5 mejora y potencia las características clave del sonido

Al igual que estamos viendo una clara evolución de la fotografía computacional en el iPhone, para el HomePod mini la compañía tiene preparado el siguiente paso en el audio computacional: un chip potente, eficiente y rápido (mucho más que el A8 del HomePod original), preparado para un alto nivel de cálculo en tiempo real proveniente de distintos sensores y detecciones. Por eso se ha aprovechado la buena gestión del chip que ya estaba presente en el Apple Watch Series 5 del año pasado.

Este S5 es el auténtico corazón del HomePod mini, y le permite procesar en tiempo real 180 veces por segundo el sonido y sus características, ajustando la respuesta del sistema. Incluso es capaz de predecir el movimiento de los radiadores pasivos al contacto con el aire que produce el transductor al crear el sonido. Estos ajustes permiten mejorar por ejemplo la potencia del volumen o el rango dinámico, consiguiendo un sonido muy consistente, potente y sonoro en graves y perfilado en agudos, que sorprende en un altavoz tan pequeño.

Homepod Mini Analisis Applesfera 6

Además, el HomePod mini está diseñado para que no haya un delante o detrás: el sistema de guiado de las ondas acústicas emite el sonido enviándolo a la parte inferior y sale rodeándolo en 360º, lo que le facilita y mucho llenar una habitación de un sonido con cuerpo y mucha fuerza: los matices se aprecian tanto con volumen bajo o al máximo, sin absolutamente distorsión en ninguna de mis pruebas.

Homepod Mini Analisis Applesfera 16

Si además, combinamos dos HomePod mini en la misma habitación, podremos utilizar el par estéreo para películas o música, además de ganar aún más en potencia de sonido y alcance. Los HomePod en este modo detectarán la unidad que esté más próxima de nosotros cuando decimos "Oye Siri" para procesar la orden, que luego se reproducirá en ambos.

No se pueden combinar en par estéreo un HomePod original y un HomePod mini, ya que la diferencia de equilibrio entre sistemas acústicos no resultaría correcta. Otra de las diferencias es que sólo el hermano mayor puede utilizar el sistema de sonido Dolby Atmos que ha salido recientemente como actualización. A niveles de sonido, en mi experiencia estas semanas probándolo en casa, ambos HomePod producen un nivel de calidad excelente y el mini es perfectamente capaz de llenar la habitación, pero el sonido del hermano mayor puede llegar a más nivel de potencia y más cuerpo en graves y matices. A nivel de funcionamiento, el HomePod mini puede hacer exactamente todo lo que hace el HomePod original: interacción con el ecosistema, funciones de control desde iOS, etc...

Como enseñaros el sonido en YouTube es complicado porque no se puede poner mucha música sin que bloqueen el vídeo, estoy subiendo a mis historias de Instagram pruebas de sonido y el unboxing. No es la mejor forma de mostrar el sonido, pero sirve para que os hagáis una idea de la potencia y la sonoridad del dispositivo.

El reconocimiento de voz y la detección espacial

Homepod Mini Analisis Applesfera 4

Otro de los aspectos importantes de un HomePod es que nos detecte. En el HomePod original esto me sorprendió enormemente, como podéis ver en el vídeo del análisis de 2018: prácticamente desde la otra punta de la casa era capaz de detectar mi voz. Para este mini, Apple ha aplicado la experiencia que ha adquirido estos años y que ha ido utilizando en distintos dispositivos: por ejemplo, la cancelación de vibración del MacBook Pro de 16" o la cancelación de eco del iMac de 27" (2020).

Cuatro micrófonos, uno de ellos exclusivamente para cancelar el eco en el reconocimiento de voz: Siri nos reconocerá igual que lo hace el HomePod original

En este HomePod mini, se incluyen cuatro micrófonos equidistantes, tres de ellos para la recepción del sonido y uno, para la cancelación del eco. Esto permite que incluso en ambientes con ruido, televisiones encendidas o música puesta, el mini nos reconozca. Y vaya si lo hace: a pesar de que el HomePod de 2018 tiene 6 micrófonos (2 micrófonos más que éste), puedo decir que el nivel de reconocimiento es prácticamente similar.

En estas semanas de prueba, no ha habido una situación donde el mini no me reconozca la voz que el HomePod original sí que hiciera. Se nota la ayuda del procesador de sonido digital apoyado por el S5 y el gran trabajo de ingeniería acústica de Apple en este sentido. En el vídeo, podéis ver como incluso desde una planta inferior de la casa consigo que Siri ponga un podcast entendiéndome perfectamente (y teniendo en cuenta la dificultad del eco de la escalera).

Homepod Mini Analisis Applesfera 5

Pero en este HomePod mini tenemos algo nuevo: el chip U1, que pasa demasiado desapercibido en mi opinión pero que quiero destacar en este artículo. Este chip utiliza la banda ultraancha (UWB, en inglés) para la detección espacial y la alta transmisión de datos. A diferencia del Bluetooth, calcula mucho mejor la precisión y es además direccional, es decir: permite conocer no sólo la distancia entre ambos objetos que utilicen esta tecnología, sino también el vector de dirección de donde está situado el otro emisor (con una precisión de 3 grados).

Homepod Mini Analisis Applesfera 34 El chip U1 acelera espectacularmente la forma de transferir o recuperar canciones del HomePod mini

Esto ya lo estamos utilizando en los iPhone 11 y iPhone 12 para que AirDrop funcione mejor entre estos dispositivos, y en el HomePod mini ahora mismo conseguimos un hand-off casi perfecto. Lo podéis ver en el vídeo que acompaña a este artículo. Es decir, acercamos un iPhone al altavoz (unos 10 centímetros), y el sonido pasa al altavoz casi al instante, como "si lo dejáramos caer" al HomePod mini. Para "recogerlo", simplemente acercamos el iPhone al altavoz que reproduce música, y lo recuperaremos en el teléfono, como digo, inmediatamente. Y de una forma mucho más precisa, rápida y transparente al usuario a cómo ocurre en el HomePod.

Homepod Mini Analisis Applesfera Chip U1 Apple próximamente liberará una actualización de software para mejorar aún más las acciones de proximidad controladas por el chip U1

En el futuro, Apple nos promete antes de final de año una nueva actualización de software que nos permitirá, con tan solo acercar un iPhone al HomePod mini, la configuración del dispositivo, ver lo que está reproduciendo, la lista de canciones próximas o las alarmas que tenga el dispositivo. Con esto, el iPhone se convertirá en una pantalla cómoda para "leer" HomePods mini y controlarlos más cómodamente. Por supuesto, los iPhone que pueden hacer esto son los iPhone 11 y iPhone 12, que son los que cuentan con el chip U1.

Un concepto mini que no se queda pequeño

Homepod Mini Analisis Applesfera 11

Me gusta la propuesta que está haciendo Apple en sus últimos productos "mini". Me ha gustado lo que ha hecho en el iPhone 12 mini y también me ha gustado que ha conseguido con el HomePod mini. En ambos casos, el único factor inevitable es la miniaturización, pero en ninguno de ellos ha sido un inconveniente para añadir todas las prestaciones principales que definen el concepto proveniente de sus hermanos mayores.

Homepod Mini Analisis Applesfera 27

Como recomendación de compra, el HomePod original es apropiado cuando necesitemos un único dispositivo con la máxima potencia, sobre todo para estancias grandes o salones generosos (o dos para disfrutar del Dolby Atmos en un Apple TV 4K). El HomePod mini para prácticamente todo lo demás: es apropiadísimo por ejemplo como compañero de vuestras sesiones con el Mac en casa. Incluso lo considero fantástico para algo impensable con el mayor: para los viajes. Por tamaño, cabe perfectamente en una maleta o incluso mochila del portátil, y puede dar mucho juego en hoteles allá donde estemos (cuando podamos volver a viajar de forma segura, claro).

También es una buena idea comprar este HomePod mini para situarlo en localizaciones estratégicas de la casa: una estantería en la cocina, el mueble del salón, el escritorio de una habitación. Llenará de sobra con calidad y potencia la estancia y además servirá para llevar la música allá donde estemos (o a todas partes, si así se lo pedimos a Siri). Desde luego, algo de ciencia-ficción también tiene este dispositivo, que por prestaciones y precio, no dudo que va a ser uno de los productos estrella de Apple en las próximas navidades. "The Times They Are A-Changin", que diría Dylan. Es hora de subir el volumen.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios