Compartir
Publicidad
Un mes utilizando un reloj Android Wear con iOS
Analisis

Un mes utilizando un reloj Android Wear con iOS

Publicidad
Publicidad

A principios del mes pasado Google anunció una importante actualización de su plataforma Android Wear: el soporte de iPhone. Con ella, el Apple Watch dejó de ser la única opción disponible para los usuarios de la manzana (con permiso de Pebble), y compañías como ASUS, Huawei, Motorola y LG corrieron a presentar sus primeros relojes compatibles con iOS. Todo lo que se traduzca en aumentar nuestras opciones siempre nos parecerá una gran noticia pero, ¿suponen una competencia real para el Apple Watch? ¿qué puede aportarnos Android Wear?

Para comprobarlo, me puse en contacto con Google y una semana más tarde recibía una pequeña caja con la respuesta a estas preguntas, el LG Watch Urbane, unos de los relojes inteligentes con mejor diseño que podemos encontrar en la actualidad.

El reloj

El fondo del asunto se encuentra más allá de las características de un modelo en concreto, y mi intención siempre fue la de realizar un análisis de la plataforma para los usuarios de iOS, no del reloj de LG. Aún así, el hardware supone el 50% de la ecuación y especialmente cuando hablamos de wearables, la parte más tangible también es una de las que condiciona en mayor medida nuestra decisión de compra.

Así, la primera y principal ventaja que nos ofrece Android Wear es una gran cantidad de alternativas en cuanto a diseño se refiere que nos permiten elegir el reloj que más encaje con nuestro estilo. ¿Redondo o cuadrado? ¿moderno o clásico? Solamente aquí el abanico se abre considerablemente más que con el reloj de la manzana; por mucho que Apple nos ofrezca tres colecciones con materiales diferentes y correas para dar y regalar.

Un reloj de aspecto atemporal que no grita "¡geek!" a los cuatro vientos

Y el LG Watch Urbane no puede ser más distinto. Externamente encontramos un reloj de aspecto atemporal que no grita "¡geek!" a los cuatro vientos. Está fabricado en acero inoxidable y la correa de piel, de una calidad aceptable, ofrece un tacto muy agradable. Cuenta con una pantalla circular P-OLED de 1,3 pulgadas que se encuentra entre las mejores del mercado y es resistente al polvo y el agua, soportando hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos.

Lgwatch Ios6

En cuanto a su autonomía, incluso con la pantalla encendida durante todo el día el reloj se las apañó siempre para llegar a su base de carga con al menos un 20% de batería, eso sí, cada noche. La única pega real que pondrá es el botón lateral, no tan sólido como el resto del conjunto y con una utilidad bastante discutible más allá de contribuir a la ilusión de que se trata de un reloj como los de toda la vida.

La app

Android Wear para iOS es todo lo que necesitas para empezar. La descargas gratis desde la App Store e inicias un sencillo proceso de configuración para vincular el reloj con nuestro iPhone. Como es de esperar, necesitamos otorgarle una serie de permisos para que todo pueda funcionar correctamente, incluyendo el Bluetooth para mantener la comunicación con el reloj aunque no estemos utilizando la app, las notificaciones, nuestra ubicación, el acceso al calendario, iniciar sesión en nuestra cuenta de Google...

Androidwear1

Algo largo, pero nada insalvable. La app ameniza el trámite con pantallas muy claras y coloridas, y un rápido video-tutorial que nos instruye sobre las posibilidades del reloj. Como podéis ver, en términos de diseño resultará más familiar para los usuarios de Android, pero si estáis habituados a utilizar otras aplicaciones de Google para iOS tampoco os supondrá mayor sorpresa.

Androidwear2

Superado esta configuración llegamos al fin a la pantalla principal de la app, coronada por una imagen del reloj que hayamos vinculado seguida de una primera sección desde la que podemos cambiar el diseño de su esfera, desde las más modernas y minimalistas a otras que, nuevamente, se esfuerzan por mantener la apariencia clásica recurriendo incluso a reflejos metálicos animados por el movimiento de la muñeca.

Esta sección nos permite además, descargar e instalar otras esferas adicionales de una pequeña selección realizada por la compañía de Mountain View. Ni están todas las que son ni son todas las que están, pero a falta de un acceso directo a la Play Store, esta mini store cumple su cometido y es de suponer que irá creciendo con el paso del tiempo.

Androidwear3

Android Wear para iOS no soporta las apps de terceros

Volviendo a la pantalla principal y continuando nuestro descenso bloque a bloque, nos topamos con una ausencia respecto a la app para Android que lastra irremediablemente la valoración final. No, Android Wear para iOS no soporta las apps de terceros por lo que la sección para gestionarlas e instalarlas al reloj es sustituida por un bloque con Consejos.

Las políticas de Apple prohíben específicamente apps que instalan o lanzan otro código ejecutable distinto del suyo, pero si Peeble ha logrado salir de esas arenas movedizas para que podamos instalar watchapps en su reloj, creo que Google también terminará lográndolo. A fin de cuentas, no se trata de ningún ejecutable compatible con iOS, pero mientras se aclaran entre ellos, lo cierto es que se corta de cuajo la principal fuente de funcionalidad del reloj.

Dejando el tema para más tarde, el resto de la app de Android Wear para iOS consiste básicamente en ajustes de configuración específicos de cada reloj, como las opciones para mantener la pantalla siempre encendida o activarla con un giro de muñeca, y los ajustes de las tarjetas de Google Now, las notificaciones y apps bloqueadas. Además, podemos hacer que Android Wear ignore las notificaciones de cualquier otra app de correo en favor de las tarjetas avanzadas de Gmail, las cuales nos permiten archivar y responder correos directamente desde nuestra muñeca.

Android Wear La app para iOS también cumple un último propósito: completar acciones iniciadas en el reloj como por ejemplo, responder las preguntas que hagamos a Google Now.

Android Wear + iPhone

Hemos configurado todo. Tenemos el iPhone en el bolsillo y el LG Watch Urbane en la muñeca. ¿Y ahora qué? Bueno, no mucho en realidad. Al margen de mostrar la hora, el reloj cuenta básicamente con otras tres funciones: notificaciones, Google Now y Google Fit.

Las notificaciones aparecen como tarjetas en la parte inferior por las que podemos movernos deslizando el dedo hacia arriba o ignorarlas haciéndolo hacia la derecha. Un gesto en dirección contraria muestra acciones disponibles, aunque por lo general la única opción suele ser bloquear la aplicación para que no nos moleste más.

Lgwatch Ios5

Ciertamente es algo frustrante recibir mensajes (no solo de iMessage sin también de Hangout) y no poder responder desde el reloj, pero lo que es peor son las llamadas. Cuando recibimos una podemos cubrir la pantalla del reloj para silenciarla o pulsar un botón para colgar, pero si pulsamos responder, la llamada se inicia... en el teléfono, sí, el mismo que tenemos en el bolsillo. Se te queda una cara de lo más divertida cuando comprendes lo que ocurre después de gritarle al reloj durante 30 segundos sin obtener respuesta al otro lado de la linea.

Con Gmail la cosa es diferente. Como hemos mencionado antes, es posible responder correos de dos formas diferentes: por voz, o dibujando toscamente un emoji para que Google nos muestre algunas sugerencias sobre lo que estamos tratando de decir. La primera funciona bien aunque no es precisamente discreta mientras que la segunda tan solo es de cierta ayuda para respuestas muy concretas del tipo "Vale", "No me gusta" o "Divertido".

Lgwatch Ios3

Con las notificaciones ocupando el 60-70% del protagonismo, Google Now es sin duda quien reclama el resto. A través suya recibimos avisos con la información del tráfico, la previsión meteorológica o recordatorios del calendario (de Google). También podemos decir "Ok Google" para realizar preguntas como "¿Cuando murió Blas de Lezo?", fijar recordatorios como "Ir al médico a las 17:00" o abrir las (escasas) aplicaciones del reloj para establecer una alarma o iniciar el cronómetro.

Estas apps, por cierto, se encuentran en su propia columna, siendo accesibles haciendo un gesto a la izquierda desde la esfera del reloj. Y ya por terminar con los gestos, tenemos otro desde arriba para ver información como la fecha o la batería restante y acceder a los ajustes del reloj. He de confesar que aunque Google iba por buena camino optando por una interfaz sencilla para Android Wear, en general todas estas combinaciones de gestos se antojan un poco encajadas con calzador y en más de una ocasión me he encontrado planteándome si tanta pulsación, deslizar, deslizar, pulsación, deslizar no es más farragoso y lento que sacar el teléfono del bolsillo en primer lugar.

uno de los argumentos de venta más recurrentes de los *wearables* son sus aplicaciones para ayudarnos a mejorar nuestra forma física
Lgwatch Ios2

Finalmente, uno de los argumentos de venta más recurrentes de los wearables son sus aplicaciones para ayudarnos a mejorar nuestra forma física. Android Wear cumple con lo básico, permitiéndonos fijar objetivos para paseos y carreras y realizando un seguimiento de nuestro progreso diario y semanal. También podemos medir nuestras pulsaciones (a voluntad, no de forma automática) pero siempre tuve la sensación de que sus resultados oscilaban demasiado como para fiarme de ellos. Además, Android Wear no es compatible con HealthKit de Apple, por lo que nos vemos obligados a utilizar Google Fit en su lugar, una alternativa que no cuenta con app para iOS.

Conclusión

En última instancia todo se reduce a lo que busques de un reloj inteligente. La integración de Android Wear con iOS y sus apps está notablemente limitada y en comparación ni puede replicar la experiencia que ofrece a los usuarios de Android, ni puede competir con lo que el Apple Watch es capaz de hacer junto o por separado del iPhone.

Hay breves destellos de utilidad aquí y allá, como cuando me encontré escuchando un podcast a través de unos altavoces Bluetooth mientras daba vueltas por la casa y descubrí que podía pausar la reproducción desde mi muñeca, o cuando me enteré de una llamada a través del reloj mientras tenía el teléfono cargando en el dormitorio. No es gran cosa, pero quizás por el precio, eso y las notificaciones sean suficientes para algunos.

El Apple Watch no tiene nada que temer
Lgwatch Ios4

En mi opinión el Apple Watch no tiene nada que temer de este intento de infiltración, pero las cosas pueden cambiar y quizás en un futuro la experiencia llegue a ser más pareja. A fin de cuentas, tanto Google como Apple saben que esto es una carrera de fondo, y de partida, tener dos corredores nos ofrece una diversidad de hardware con la que ni soñábamos hace tan solo unos meses atrás.

Sitio oficial | Android Wear
En Applesfera | Android Wear en el iPhone, requisitos y modelos compatibles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio